FIV: Fecundación in Vitro

La Fecundación In Vitro (principal tratamiento para la esterilidad) permite obtener cifras de embarazo superiores a la concepción natural.

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso

¿Qué es la Fecundación In Vitro?

La fecundación in vitro, también conocida como FIV, es una técnica que permite la fertilización de los óvulos por los espermatozoides fuera del cuerpo de la mujer. Los embriones creados en el laboratorio son posteriormente transferidos al útero materno para favorecer su implantación y establecer una gestación.

Este proceso, involucra múltiples pasos que deben coordinarse correctamente; diseñar un tratamiento a la medida de las necesidades reales de los pacientes, la calidad del equipo humano y la tecnología de la clínica resultan claves para el éxito. 

Solicite presupuesto

Técnicas de Fecundación
in vitro

FIV con Gametos Propios

FIV con Gametos Propios

FIV con Semen Donado

FIV con Semen Donado

Proceso de la FIV

Proceso de la FIV
Estudio

Estudio y preparación de la pareja

Cada paciente es único, por ello, cada tratamiento en el Instituto Bernabeu es individualizado. El propósito es determinar el origen de la esterilidad en la pareja y diseñar el tratamiento FIV más adecuado. En el varón, se analiza el semen, niveles hormonales y una valoración urológica de ser necesario.


En la mujer, se explora el cérvix, endometrio, alteraciones de las trompas de Falopio y el patrón de los ciclos menstruales. Estas evaluaciones se complementan con una detallada valoración de la historia de salud y sexual de la pareja.

El objetivo final es determinar que la fertilización in vitro (FIV) es el procedimiento de elección para tratar el problema de esterilidad y que la pareja se encuentra física y psicológicamente preparada para iniciarlo. En caso contrario, se orienta a los pacientes hacia el tratamiento más adecuado.

Previamente al inicio del tratamiento, una psicóloga especializada, ayuda al paciente en una sesión individualizada a alcanzar un estado de tranquilidad para prepararse emocionalmente a los diferentes escenarios posibles en cada una de las etapas del tratamiento, y así poder afrontarlas llegado el momento. 

Adicionalmente, también tiene a su disposición una cita con la nutricionista especializada, para orientar sus hábitos nutricionales en pro a una dieta pro-gestacional y de mejora de su calidad de vida.

Estas primeras citas son voluntarias y las hemos protocolarizado como parte inicial a todo ciclo de reproducción asistida, sin gasto añadido para poder ayudar al paciente en el camino que inicia.

Estimulación ovárica

Estimulación ovárica

Para ampliar al máximo las posibilidades de embarazos, necesitamos obtener más de un ovocito (“óvulo”), que es lo que madura habitualmente el ovario de una mujer.


Para estimular la producción de varios ovocitos y garantizar su buena calidad, administramos una combinación de fármacos cuya respuesta se controla mediante ecografías vaginales y ocasionales análisis de sangre: la inducción a la ovulación.

El proceso total dura, según los casos, entre 8 y 12 días aproximadamente. Esta estimulación es clave para el éxito futuro. Conseguir el mayor número de ovocitos es importante, pero lo es más la calidad de los mismos. Por ello, periódicamente seguimos su evolución con controles ecográficos dónde diseñaremos la dosis hormonal más adecuada para optimizar su calidad.

Recogida ovocitos

Recogida de los ovocitos

Cuando los ovocitos están maduros y han alcanzado el momento óptimo, los recogemos mediante ecografía vaginal, bajo anestesia local y sedación suave; es decir, de forma totalmente indolora. El proceso dura tan sólo unos 15 minutos y no requiere intervención quirúrgica, ingreso hospitalario, puntos de sutura o anestesia general.

Capacitación semen

Capacitación del semen

Paralelamente, el varón facilita una muestra seminal que es capacitada en el laboratorio para optimizar su capacidad fecundante.

Fecundación en el laboratorio

Fecundación en el laboratorio

Se procede, dentro del laboratorio de embriología humana a facilitar la fecundación uniendo el ovocito al semen de la pareja, ya sea en un ciclo de FIV clásico –más natural- o utilizando la técnica ICSI, que consiste en la selección de un espermatozoide apto, que a través de una fina aguja se deposita directamente en el interior del ovocito, lo que en casos de patología masculina facilita la fecundación.


El resultado de la fecundación (día 1 de vida embrionaria) se observará aproximadamente unas 18 horas después. Sabremos entonces cuantos de los ovocitos han sido fecundados con normalidad, lo que es igual al número de embriones.

Fecundacion in Vitro

ICSI (Inyección intracitoplasmática de espermatozoides)

Cuando el biólogo de la reproducción lo considera necesario o se ha pautado previamente se realiza un ICSI a los ovocitos.


La inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), es un procedimiento que consiste en la introducción de un espermatozoide seleccionado en el interior de un óvulo maduro para conseguir su fecundación.

El ICSI supuso una verdadera revolución en las técnicas de reproducción asistida ya que resuelve la mayoría de los problemas de esterilidad de causa masculina. La técnica se emplea para la fecundación cuando el semen presenta un bajo número, una morfología alterada, una motilidad disminuida o cuando el semen es incapaz de fecundar mediante una FIV convencional. También puede emplearse en pacientes con un bloqueo de los conductos que transportan los espermatozoides, en este caso se realiza una punción testicular y se emplean espermatozoides extraídos directamente del testículo.

El procedimiento se realiza bajo un microscopio y emplea múltiples equipos de micro-manipulación que nos permiten estabilizar suavemente al óvulo y posteriormente introducir y depositar el espermatozoide en su interior. La selección del espermatozoide se basa fundamentalmente en sus características morfológicas, aunque en determinados casos pueden emplearse métodos complementarios (MACS, IMSI, PICSI). Ampliar información

Cultivo embrionario

Cultivo embrionario

Después de su fecundación inician su desarrollo en incubadoras con un medio de cultivo que les aporta lo necesario para su crecimiento. Los embriones son evaluados durante su desarrollo.


Su crecimiento se evalúa periódicamente puesto que en humanos no todos los embriones alcanzan el estado blastocisto.

Hay que tener presente que no todos los ovocitos se fecundarán y que no todos darán lugar a embriones viables. Habrá embriones de buena y mala calidad y otros que se bloquearán.

Transferencia embrionaria

Transferencia embrionaria

Alcanzada la etapa de blastocisto, se realiza la transferencia embrionaria. Un punto esencial de tratamiento. Consiste en alojar el embrión en el útero materno. Se realiza bajo control ecográfico abdominal. Depositaremos el medio de cultivo que contiene al embrión en el interior del útero. Es un proceso indoloro y breve.


Se realiza en condiciones respetuosas que tienen en cuenta la delicadeza del embrión.

Analítica de comprobación del embarazo

Analítica de comprobación del embarazo

Tras 13/14 días del inicio de la progesterona programaremos la analítica de confirmación o no del embarazo: es la determinación en sangre de los niveles de una hormona denominada beta-hCG que produce el embrión y que pasa a la madre.


Es la primera señal medible que envía el embrión.

En caso de no lograrse el embarazo el equipo facultativo que ha intervenido en el tratamiento evalua las causas del mismo y los pasos a seguir. Por lo que concertamos una cita con la paciente para transmitirle la valoración médica.

Ecografía de control correcto de la gestación

Ecografía de control correcto de la gestación

Tras el test de embarazo positivo, se efectuará una ecografía aproximádamente después de dos semanas. Realizarla antes, puede crear confusión e incertidumbre ya que en la mayoría de los casos el resultado no es concluyente.

SOFT-FIV

El FIV suave, representa una alternativa a la estimulación ovárica convencional. El objetivo es limitar el número de óvulos a ser obtenidos y de esta manera reducir la carga del tratamiento para la paciente y sin comprometer las opciones acumuladas de gestación. El SOFT-FIV precisa mucha menos medicación y -a diferencia de la estimulación clásica-, no toda es inyectable. La diferencia con la inseminación in vitro (FIV) se halla fundamentalmente en la fase de estimulación ovárica, ya que los procedimientos siguientes son similares.

Entre las ventajas soft FIV se encuentran:

  • Menor dosis de medicación.
  • Menos visitas a la clínica.
  • Genera menos molestias y efectos secundarios, vinculados a la estimulación del ovario, porque es mucho más suave.

 


El SOFT-FIV nace de la inquietud de ofrecer protocolos más simples y seguros. La decisión se basará en última instancia de la indicación de la técnica por parte del especialista y la aceptación de la paciente tras conocer sus bondades y desventajas.

Las indicaciones del soft FIV son:

  • Mujeres de menos de 35 años, con buena reserva ovárica y buen pronóstico.
  • Antecedentes de respuestas ováricas exageradas, que hay que evitar.
  • Pacientes con riesgo de hiperestimulación ovárica.

La FIV es un procedimiento sumamente versátil. Los óvulos empleados pueden provenir de la misma paciente o de una donante de óvulos (Ovodonación). Asimismo, el semen puede provenir de la pareja o de un donante de semen. La técnica ha hecho posible la gestación a mujeres sin pareja o con pareja del mismo sexo (ROPA). Además, la FIV permite realizar el diagnóstico genético pre-implantacional y de esta forma reducir drásticamente el riesgo de tener niños con enfermedades genéticas.

 

Ventajas y desventajas de la FIV

La Fecundación in Vitro es el tratamiento más habitual en medicina reproductiva. Permite la fertilización de los óvulos por los espermatozoides fuera del cuerpo de la mujer. Los embriones se transfieren posteriormente para favorecer la implantación.

  • La FIV es un procedimiento versátil. Los óvulos empleados pueden provenir de la paciente o de una donante. El semen puede ser de la pareja o de un donante.
  • La técnica ha hecho posible la gestación a mujeres sin pareja o con pareja del mismo sexo (ROPA).
  • Permite realizar el diagnóstico genético-preimplantacional y de esta forma reducir el riesgo de tener niños con enfermedades genéticas.
  • Las tasas de éxito son elevadas. En pacientes menores de 35 años del 76.5% y en pacientes de 35 a 39 años con 66.4%.

Como desventajas hay que señalar que tiene un riesgo bajo de complicaciones. Entre ellas se encuentra el síndrome de hiperestimulación ovárica o el riesgo de embarazo múltiple.

 

Efectos secundarios de la FIV

Por regla general la mujer puede reanudar su actividad al día siguiente de la extracción de óvulos o transferencia. Entre los raros efectos secundarios que se producen puede generar una ligera hinchazón, más sensibilidad en los pechos, cólicos o estreñimiento.

 

Requisitos de la FIV

Se realizan un estudio de la pareja donde se evalúa la calidad seminal del varón. Y a su vez, la mujer debe producir óvulos y no presentar alteraciones uterinas.

 

Tasas de éxito FIV

La estadística muestra datos globales que no son extrapolables a un caso concreto, por lo que siempre hay que tener presente la necesidad de individualizar el pronóstico. Los datos recogen las estadísticas sin realización de PGS (CCS) ni vitrificación electiva.

A continuación reflejamos la tasa de embarazo acumulado (los embarazos conseguidos tras una punción/recuperación de ovocitos. Esto incluye la transferencia de los embriones en fresco y una posible trnasferencia de embriones criopreservados cuando no se consigue en la primera transferencia).

 

 FIV: Fecundación in Vitro

Pacientes menores de 35 años

Pacientes de 35 a 39 años

Pacientes mayores o iguales a 40 años

81,4 %

72,4 %

53,9 %

 FIV: Fecundación in Vitro

Embriones que alcanzan fase de blastocisto incluyendo todos los rangos de edad (5 día de desarrollo)  45,8 %
 FIV: Fecundación in Vitro Ciclos de FIV que congelan embriones

<35 años: 70%

35-39 años: 63,6%

≥40 años: 57,1%

 

     Ver más     

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso