La fecundación in vitro es el tratamiento más habitual en medicina reproductiva, y dado que los problemas que tiene que resolver son a menudo complejos, no siempre se logra el resultado esperado.

Estas últimas décadas las posibles complicaciones asociadas a una fecundación in vitro (FIV), se han reducido notoriamente.

Pero,

¿Cuáles son los principales riesgos y/o efectos secundarios que pueden aparecer en una fecundación in vitro (FIV)?

No tener transferencia embrionaria

  • No poder culminar el tratamiento con la transferencia de embriones, debido a diferentes causas:
  1. Escasa o nula respuesta de los ovarios a la estimulación hormonal.
  2. Anomalías de los óvulos y/o de los espermatozoides que dan lugar a una no fertilización. O embriones de una baja calidad no aptos para ser transferidos al útero.

Gestación múltiple

  • El embarazo doble o múltiple. Afortunadamente situación cada día menos habitual en clínicas que disponen de tecnología y recursos para una óptima selección del embrión más adecuado para lograr el embarazo. Consecuentemente, un embrión de alta cualidad dará más posibilidades de éxito que transferir dos o tres que han sido cultivados durante menos tiempo o en condiciones no óptimas.

Hay que informar a todas las parejas que el embarazo doble ha de considerarse un embarazo de alto riesgo. Tanto desde un punto de vista materno, como fetal, y sin olvidar que el objetivo común es el nacimiento de un niño sano, gestado en las mejores condiciones.

Hiperestimulación ovárica

  • En tercer lugar, otro efecto adverso sería el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO): Esta complicación es debida a una respuesta exagerada de los ovarios a la estimulación ovárica hormonal. Si antaño era una complicación relativamente frecuente, hoy en día su aparición es EXCEPCIONAL. Ello se debe a la aplicación de modernos protocolos que prácticamente evitan al 100% su aparición.

Complicaciones quirúrgicas

  • Una cuarta posibilidad son las complicaciones de la recogida de los ovocitos: Son muy infrecuentes. Se concretan en hemorragias, infecciones o punción accidental de órganos vecinos. En conjunto aparecen en menos de 1 de cada 500 procedimientos.

Cambios emocionales

  • En último lugar, hablaremos de los riesgos de padecer alteraciones emocionales. Hay que tener presente la lógica y gran implicación emocional de los pacientes que requieren estos tratamientos y pueden ver frustradas sus esperanzas. Por ello, un centro de medicina reproductiva que se precie por su excelencia, debe brindar a sus pacientes un asesoramiento y apoyo psicológico.

Dr. Rafael BernabeuDirector Médico del Instituto Bernabeu

Si desea puede concertar una

¿Cuáles son las complicaciones que pueden surgir en una fecundación in Vitro (FIV)?
5 (100%) 3 votos