Uno de los pasos fundamentales de la fecundación in vitro (FIV) es la punción folicular, también conocida como punción ovárica. Se trata de una intervención quirúrgica cuyo objetivo es la obtención de los óvulos del interior de los folículos del ovario y en la que un alto grado de satisfacción y bienestar de la mujer en la aplicación de las técnicas redundará en una disminución del estrés emocional generado por éstas.

En la reproducción asistida se han vivido grandes avances que constituirán para siempre hitos históricos en la ciencia médica. Entre los mayores avances en medicina reproductiva podemos destacar la comodidad y seguridad. En los inicios de la FIV, la obtención de ovocitos se realizaba mediante punción ovárica bajo anestesia general inhalatoria. Esta técnica era relativamente engorrosa y presentaba una tasa de recuperación ovocitaria baja comparándola con la técnica actual. La paciente tenía que pernoctar en la clínica.

En los años 80 se inicia la aspiración folicular vía transvaginal con anestesia local (paracervical) pero se abandona rápidamente debido al alto grado de disconfort de las pacientes y a que un alto porcentaje de ellas requería sedación adicional. Además, existía riesgo de absorción sistémica del anestésico local y la posibilidad de que éste alcanzara altas concentraciones en el líquido folicular.

Actualmente la técnica de elección para la punción folicular es la sedación debido a que los fármacos que se usan en ella brindan un óptimo perfil de seguridad clínica, biológica y genética sin afectación en la tasa de fecundación, división celular, tasa de implantación y embarazo, asegurando un elevado grado de satisfacción para el paciente y ginecólogo.

El ayuno absoluto es un requisito imprescindible para que la punción trascurra con normalidad y no implique efectos secundarios ni imprevistos. No se debe comer ni beber durante las 6 horas antes de la punción.

Se aconseja acudir acompañada a la clínica ya que, debido a la sedación, la mujer puede sentirse algo desorientada tras la intervención. Esta esperará un tiempo prudencial, sobre 2 horas, y posteriormente abandonará el centro. Se le recomienda permanecer ese día a reposo y no realizar grandes esfuerzos.

Ana Pérez, enfermera del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Sedación o anestesia local para FIV (Fecundación In Vitro)?
5 (100%) 1 voto