FIV NEGATIVA: Todo lo que debes saber tras una fecundación in vitro fallida - Instituto Bernabeu

La infertilidad es considerada una enfermedad que afecta al 17% de las parejas españolas en edad reproductiva según la Sociedad Española de Fertilidad (SEF). Para los afectos, la fecundación in vitro (FIV), ya sea con óvulos propios o FIV con óvulos donados (ovodonación), representa, muchas veces el tratamiento más eficaz para cumplir su mayor deseo: un bebé sano en casa. Sin embargo, existe el riesgo de que estos tratamientos resulten en fracaso.

¿Hay síntomas o signos tras la transferencia embrionaria que presagien que la FIV será negativa?

La única prueba diagnóstica fiable para establecer el éxito o fracaso del tratamiento de reproducción asistida es el test de embarazo. Bien en orina, o más específicamente mediante una analítica de sangre para determinar el nivel de “Beta” (hormona BhCG).

La presencia de ciertos síntomas similares a los que aparecen al inicio del embarazo, próximos a la realización de esta analítica, no son indicativos del resultado. Muchos de ellos, como la sensación de molestia abdominal, náuseas, cansancio o somnolencia; están relacionados con el efecto de los fármacos empleados y pueden aparecer aunque no exista embarazo.

Por otro lado, la ausencia de sintomatología no descarta el resultado positivo, ya que la gestación incipiente a menudo cursa de manera asintomática.

¿Si tengo sangrado vaginal, es indicativo de un resultado negativo? ¿Debo acudir a realizar la Beta-hCG?

El sangrado vaginal es un síntoma que no implica necesariamente el fracaso del tratamiento. Es más, incluso puede indicar que la implantación se ha producido.

Es lo que se denomina sangrado de implantación embrionario. Por lo tanto, aunque se presente el sangrado vaginal en los días próximos a la realización de la Beta-hCG, deberemos realizarla en el día programado para ello, informando de esta circunstancia al especialista.

Debido a la frecuencia con la que este síntoma se presenta en casos de embarazo positivo, no debemos abandonar la medicación pautada NUNCA, hasta conocer el resultado del análisis de la beta-HCG.

¿Cómo será la regla tras una FIV negativa?

El momento en el que aparezca la menstruación, dependerá principalmente del tratamiento utilizado. Por ejemplo,

  • En pacientes en las que se ha realizado una transferencia de embriones en ciclo natural, la regla suele bajar en los días habituales.
  • Cuando administramos medicación hormonal, aparecerá a los dos o tres días tras la supresión de la medicación. Si no se presentara pasados dos o tres días, es recomendable consultar con su médico.

Puede ser que la primera regla sea diferente en duración e intensidad a lo habitual.

Dado que las causas de la infertilidad son muy numerosas y a menudo se combinan varias, es muy arriesgado establecer un pronóstico común a todos los casos y se precisa una evaluación personalizada de cada caso, para poder establecer un pronóstico.

Causas del fracaso en Fecundación in Vitro

Es importante diferenciar entre los factores a estudiar antes del tratamiento y los factores que tendrían un valor pronóstico a la hora de realizar otro intento post fallo de FIV.

Factores pre-tratamiento más relevantes:

  • Edad materna. Como explicamos en este otro post, el efecto del avance de la edad, provoca un declive en el número y calidad de los ovocitos.
  • Si se parte con un factor masculino alterado.
  • Índice de masa corporal (IMC). En la mujer, el IMC ideal se sitúa entre 19 y 30. Sus desviaciones, sobre todo IMC >30 pueden llevar a una baja tasa de fecundación y de embarazo. En tal caso, tienden a tener problemas ovulatorios y mayor riesgo de sufrir un aborto. En los hombres, la obesidad también afecta de forma adversa a su sistema reproductivo y se ha observado que tiende a incrementar los niveles de estrógenos y reducir los niveles de testosterona.
  • Causa de la infertilidad. Si es única o múltiple.
  • Padecer endometriosis.
  • Recuento de folículos antrales (RFA). Está directamente relacionado con la edad materna y los valores de la hormona antimulleriana (AMH). A mayor edad, se observará una disminución en el recuento folicular y en los valores de AMH.
  • Factores tóxicos. Los hábitos de consumo de sustancias nocivas, como lo son el tabaco y alcohol, así como ambientales, perjudican los resultados del tratamiento.
  • Si el origen de la esterilidad es de causa desconocida. 
  • Anomalías anatómicas que dificulten la gestación.
  • Padecer un factor tubárico.

Factores post-fallo FIV

  • Factor ovárico. En función de cómo ha sido la respuesta ovárica en un ciclo previo, podemos modificar y/o personalizar un nuevo intento en base a determinados niveles hormonales. También, los niveles de progesterona nos pueden ayudar a conocer si la receptividad endometrial es óptima.
  • Factor endometrial. Anomalías en la cavidad intrauterina, endometrio poco proliferado, endometritis, factores inmunológicos y trombofilias; son las causas de fallo repetido de implantación. (conocer más)
  • Calidad seminal. Aunque con un número escaso de espermatozoides podemos llevar a cabo una ICSI, hay determinados parámetros que podrían influir principalmente en los porcentajes de fecundación y que hay que considerar en un nuevo intento.
  • Calidad embrionaria. Los embriones que alcanzan la fase de blastocisto se clasifican según su grado de expansión y calidad de sus células. Consecuentemente, un embrión de buena calidad tendrá una tasa de predicción de embarazo superior. (conocer más)
  • Control de calidad en el laboratorio: Dentro de esta categoría se engloban la calidad del aire, el pH, el tipo y características de los incubadores, el uso de luz tenue y el tipo del medio en el que los embriones son cultivados. El laboratorio de FIV debe garantizar las mejores condiciones para el desarrollo embrionario.
  • Experiencia de los biólogos embriólogos.

Cuándo intentarlo de nuevo tras una FIV negativa

En los casos en los que la estrategia a seguir es otra estimulación ovárica, se recomienda dejar transcurrir entre 2 y 3 meses. Durante este tiempo, el equipo médico y de embriólogos siempre trabajarán en conjunto para intentar encontrar la causa del porqué de la beta negativa y se dejará que la paciente pueda tomar decisiones con más tranquilidad y dejando reposar sus ovarios después de la estimulación.

Alternativamente y sin lugar a duda, no es necesario esperar estos meses si el plan es realizar una criotransferencia después de la FIV negativa. En este caso los ovarios no son necesarios y con la menstruación el endometrio se habrá regenerado completamente. Por lo tanto, se llevará a cabo una preparación endometrial y se procederá a la descongelación y su transferencia.

Del mismo modo, se individualizará cada caso teniendo en cuenta la situación e historia clínica de cada paciente.

Apoyo emocional: fiv negativa ¿y ahora qué?

Cuando deseas con ilusión un resultado positivo y recibes la noticia de negativo, todo un sinfín de emociones recorren nuestro cuerpo. Haber invertido lo que dependía de nosotros como tiempo, energía, emociones, planes, ahorros etc. hace que vivamos con frustración este delicado momento.

¿Cómo me siento tras una Fecundación in vitro negativa?

  • En SHOCK, mi mente no se encuentra preparada para recibir esta noticia y entra en modo bloqueo para sobrellevar la situación. Es un momento en el que no puedo entender ni siquiera la explicación que me está dando el médico.
  • Con un VACÍO dentro de mi cuerpo, se vive como un pequeño duelo, es decir, siento dolor por la pérdida de haber podido quedarme embarazada en este tratamiento.
  • TRISTE, con la sensación de no poder seguir, con el pensamiento de que es injusto, y me viene a la mente repetidamente ¿Por qué a mí?
  • CULPABLE, hago una mirada hacia atrás y analizo, una y otra vez, cual ha podido ser la causa del negativo, si he hecho algo que ha influido, si no he seguido bien el tratamiento o si hubiera empezado antes a buscarlo…
  • Con MIEDO, hago una mirada hacia el futuro y me preocupa no poder conseguirlo nunca. Este pensamiento me atormenta…

¿Qué puedo hacer? Recomendaciones psicológicas tras una beta negativa

  • ESCUCHA a TU CUERPO Y DEJA que FLUYA. Date tiempo para digerir la situación, cada uno necesita un ritmo diferente.  Deja que afloren las emociones tal cual van viniendo, sin juzgarlas, sin esperar sentirte de una manera en concreto, deja que fluyan y que tu energía poco a poco vaya ajustándose. Mímate escuchando lo que te pide tu cuerpo.
  • FOCALIZA LA ATENCIÓN EN TI. Observa tus sensaciones, tus emociones y realiza actividades que te generen tranquilidad. Intenta no recrear tiempo en pensamientos de este tipo: “¿Qué he podido hacer mal?”, “si no hubiera hecho tal cosa…” porque vienen acompañados de la culpa, y te pueden generar malestar.
  • CONECTA CON EL PRESENTE. Tras una b-hcg negativa no es necesario tomar decisiones, ni plantearnos preguntas de futuro en términos absolutos como “¿y si no llego a ser madre nunca?”, por el contrario, es momento de canalizar bien tu energía basándote en el día a día, reconduce tu pensamiento a “hoy tengo posibilidades, voy a seguir intentándolo…”
  • CONFÍA en ti, en tu cuerpo, en los profesionales elegidos y en las posibilidades que nos permite la fecundación in vitro como oportunidades.
  • PREPARATE PARA UNA NUEVA BIENVENIDA. Analiza si te encuentras preparada para la siguiente transferencia. Chequea tus hábitos de alimentación, de ejercicio físico, de sueño, de higiene mental… para mejorarlos en caso necesario. Te ayudaran a encontrarte mejor.
  • TOMA DECISIONES. Pasados unos días, y con una explicación medica sobre tu diagnóstico, es momento de tomar decisiones. Planifica tu siguiente transferencia o próximos pasos.

Nuestra Unidad de Psicología le ofrece el apoyo emocional que necesite para superar los momentos difíciles.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARLE

Si desea puede concertar una

FIV NEGATIVA: Todo lo que debes saber tras una fecundación in vitro fallida
4.4 (88%) 5 votos