Foro Blog

Uso de plasma rico en plaquetas (PRP) en baja reserva ovárica

Uso de plasma rico en plaquetas (PRP) en baja reserva ovárica

La baja reserva ovárica supone una menor probabilidad de concebir espontáneamente, así como una disminución en el número de óvulos obtenidos en los tratamientos de estimulación ovárica.

En Instituto Bernabeu, la Unidad de baja reserva ovárica trabaja para elaborar protocolos de estimulación individualizados para este tipo de pacientes, junto con los estudios farmacogenéticos (que determinan la medicación más adecuada según los genes implicados en la respuesta ovárica) y los avances tecnológicos del laboratorio, que hacen posible la acumulación de óvulos en varios ciclos de estimulación.

Sin embargo, sabemos que existe una dotación de “folículos residuales dormidos” que no pueden activarse con los fármacos utilizados durante la estimulación.

Algunas investigaciones sugieren que la administración intraovárica de plasma rico en plaquetas (PRP) puede activar el ovario (“rejuvenecimiento ovárico”), aumentando el número de óvulos obtenidos y reportando casos de embarazos espontáneos y tras fecundación in vitro.

¿Qué es el plasma rico en plaquetas (PRP)?

Se trata de una porción de plasma del propio paciente con una alta concentración de plaquetas.

Se obtiene tras la separación de los componentes de una muestra de sangre, en un proceso conocido como centrifugación. Las plaquetas liberan una gran cantidad de factores de crecimiento, que favorecen la reparación y regeneración de diferentes tejidos.

¿Cómo puede favorecer la respuesta ovárica y el “rejuvenecimiento ovárico”?

El desarrollo de folículos en etapas muy precoces depende de diversos factores de crecimiento, por lo que la administración de PRP directamente en el ovario, aumentaría la concentración de los mismos y favorecería la activación de “folículos dormidos”. 

¿En qué consiste el tratamiento?

Tras obtener una muestra sanguínea de la paciente como si se tratara de una analítica, el PRP obtenido se introduce en ambos ovarios mediante punción transvaginal bajo sedación, sin requerir hospitalización.

Se puede administrar en el mismo procedimiento en el que se extraen los óvulos, y en pacientes que van a ser sometidas a estimulaciones posteriores.

Tras el procedimiento, las pacientes continuarán con el tratamiento pautado de estimulación ovárica, o el seguimiento correspondiente.

Debido a que se utiliza la propia sangre el paciente, no existe riesgo de rechazo.

¿Está indicado para todas las pacientes con baja reserva ovárica?

Se trata de un tratamiento experimental, con resultados prometedores, y en el que el equipo médico debe valorar en cada caso la conveniencia de su realización, evaluando las probabilidades de éxito o de mejoría en la respuesta ovárica.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que ningún tratamiento disponible va a mejorar la calidad ovocitaria dependiente principalmente de la edad.

Dra. Ana Fuentes, ginecóloga del Instituto Bernabeu

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19