Foro Blog

Congelación de tejido testicular en pacientes con cáncer

Congelación de tejido testicular en pacientes con cáncer

La congelación de tejido testicular consiste en la extracción y posterior criopreservación de este tejido para intentar preservar la fertilidad de un paciente que va a ser sometido a un tratamiento gonadotóxico.

Uno de los efectos secundarios a los tratamientos médicos contra el cáncer (quimioterapia y radioterapia) es la reducción de la fertilidad de los pacientes que lo padecen. Afortunadamente, existen métodos de preservación de la fertilidad masculina con altas probabilidades de éxito reproductivo en el futuro.

Los quimioterápicos utilizados contra el cáncer tienen un efecto citotóxico que afecta al tumor, y al resto de tejidos del cuerpo, entre ellos los órganos reproductivos. De igual forma, la radiación puede llevar a cambios irreversibles en el tejido testicular. La azoospermia permanente asociada a estos tratamientos muy frecuente.

Los tipos de cáncer diagnosticados con más frecuencia son: linfoma, leucemia, sarcoma, cáncer de testículo, colon o recto, entre otros. Cuando un niño, un joven o un hombre adulto es diagnosticado de cáncer, es importante informarle sobre la posibilidad de preservar su fertilidad. Esto disminuirá su estrés y mejorará su calidad de vida en el futuro, aunque hay que aclarar que ningún método asegura un 100% de éxito.

¿Cómo podemos preservar la fertilidad masculina?

Los tratamientos de preservación de la fertilidad masculina disponibles dependen del grado de maduración sexual del paciente:

  • El tratamiento más común y menos invasivo es la congelación de semen eyaculado por masturbación. Esto es posible siempre que se haya alcanzado la madurez sexual. Este es método más efectivo de preservación de la fertilidad en varones adultos.
  • La biopsia de testículo y el aspirado de epidídimo son otras posibilidades, que se llevan a cabo cuando no se puede obtener el semen por eyaculación. En estos casos, al descongelar el tejido testicular, será necesario realizar un ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) debido a la baja calidad de este tipo de muestras seminales.
  • En niños que no han alcanzado la pubertad y cuyo proceso de producción de espermatozoides (espermatogénesis) aún no se ha iniciado, la única alternativa posible para preservar su fertilidad de cara al futuro es la congelación de tejido testicular inmaduro. Este tejido contiene espermatogonias, que son las células madre que en el futuro podrían dar lugar a espermatozoides.

¿Qué es la criopreservación de tejido testicular? 

Es una forma de preservar la fertilidad del varón. El tejido testicular se puede obtener por medio de biopsia de testículo o por orquiectomía, que consiste en la extirpación quirúrgica del testículo.

Existen diferentes metodologías y protocolos de criopreservación del tejido testicular. En el caso de hombres fértiles que tienen que enfrentarse a una terapia contra el cáncer, la congelación y descongelación futura del tejido testicular es sencilla. Una vez acabado el tratamiento contra el cáncer, con tratamientos de fecundación in vitro las posibilidades de conseguir un embarazo son muy altas.

La eficacia de este procedimiento en niños aún está en fase de investigación y desarrollo. Se están estudiando metodologías y protocolos de preservación de la fertilidad de niños sometidos a tratamientos contra el cáncer en múltiples hospitales y clínicas de todo el mundo con buenos resultados. Incluso se ha comprobado que es posible realizar este procedimiento en los estadios iniciales de estas terapias

¿Podré ser padre en el futuro si me enfrento a una terapia contra el cáncer?

Si. Siempre que no haya un problema grave de fertilidad previo, la congelación de varias muestras seminales obtenidas por eyaculación asegura casi al 100% la posibilidad de ser padre en el futuro.

Cuando además del cáncer, hay un problema de fertilidad previo (baja calidad seminal o azoospermia) se puede intentar realizar una congelación de tejido testicular. La posibilidad de embarazo con este tipo de muestra seminal también es alta, siempre que en el tejido se hayan observado espermatozoides móviles.

Los testículos pueden seguir produciendo espermatozoides después del tratamiento contra el cáncer, pero lo más frecuente es que la calidad baje, o que se detenga la espermatogénesis de forma permanente. Si no se ha preservado de ninguna forma tejido testicular antes del tratamiento, se puede intentar obtener semen o tejido testicular como se ha explicado previamente, para comprobar si el paciente es fértil o no.

En el caso de que el paciente no congelara esperma o tejido testicular antes del tratamiento y como resultado de este, sea diagnosticado como azoospérmico, tendría que recurrir a la donación de semen de banco.

Diferencias entre la congelación de semen y la congelación de tejido testicular

La congelación de semen eyaculado es un procedimiento que se realiza de forma rutinaria en todos los centros de reproducción asistida. Hay diferentes protocolos, pero es un tratamiento muy eficaz.

La congelación de tejido testicular obtenido por biopsia o aspirado de epidídimo también es frecuente y rutinaria, pero su eficacia para preservar la fertilidad es algo menor, debido a que las muestras suelen ser de menor calidad. Además, el tejido testicular se obtiene por medio de procedimientos quirúrgicos invasivos.

BIBLIOGRAFIA

Dra. Leyre Herrerobióloga del Instituto Bernabeu.

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19