Foro Blog

Testosterona y su efecto en la fertilidad masculina y femenina

Testosterona y su efecto en la fertilidad masculina y femenina

La testosterona es una hormona sexual androgénica producida principalmente en los testículos, sin embargo, las glándulas suprarrenales también secretan pequeñas cantidades.

Se considera la hormona androgénica más importante en los hombres, ya que influye en la espermatogénesis, desarrollo de caracteres secundarios y en la diferenciación sexual en el periodo fetal. No obstante, la testosterona también está presente en las mujeres y ejerce funciones concretas.

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es una hormona esteroidea sexual derivada a partir del colesterol y clasificada en el grupo de los andrógenos. Es la hormona principal en los testículos y es sintetizada principalmente por las células de Leydig aunque también es secretada por las glándulas suprarrenales.

En las mujeres se produce en las células de la teca de los folículos en pequeñas cantidades. A continuación, por la acción de ciertas enzimas se convierte en estradiol en las células de la granulosa, principal hormona sexual femenina.

La producción de testosterona está regulada por la LH (hormona luteinizante), la cual es secretada por la hipófisis cuando existen bajos niveles de testosterona.

¿Cuál es la función de la testosterona en el hombre?

La testosterona es la hormona sexual de mayor relevancia en los hombres. Durante las primeras semanas de desarrollo embrionario la testosterona, junto con la sustancia inhibidora de los conductos de Müller, son las responsables de la diferenciación sexual masculina. El metabolito de la testosterona, la dihidrotestosterona, induce la formación de los genitales externos masculinos y el desarrollo de las características sexuales secundarias.

La producción de testosterona aumenta una vez alcanzada la pubertad y sus funciones son:

  • Crecimiento de los genitales externos
  • Crecimiento de los genitales internos: vesículas seminales, próstata y glándulas bulbouretrales.
  • Cambios fenotípicos: la voz se vuelve más grave, crecimiento de vello púbico con patrón masculino y aparece la barba.
  • Aumento de la masa muscular y ósea.
  • Cambios mentales: actitud más agresiva, deseo sexual, aumento de la libido…
  • Estimula a las células de Sertoli para la producción de espermatozoides.
  • Influye en la maduración de los espermatozoides (espermiogénesis).

¿Cuál es la función de la testosterona en la mujer?

En las mujeres la testosterona también es importante, ya que es el precursor de la síntesis del estradiol (principal hormona sexual femenina). La testosterona se sintetiza en el ovario y en las glándulas suprarrenales y junto con otros andrógenos ejercen una función importante en el metabolismo de los huesos, deseo sexual y función cognitiva.

El adecuado desarrollo folicular está regulado también por los andrógenos. Se observan niveles elevados en pacientes con síndrome de ovario poliquístico (SOP) obteniendo un crecimiento anormal y disfuncional de los folículos antrales.  

En diversos estudios se ha demostrado que los andrógenos estimulan la síntesis de los receptores de la FSH, hormona clave en el desarrollo y selección folicular.

¿Cuáles son los valores normales de testosterona?

Los niveles de testosterona sufren variaciones a lo largo del día, siendo más elevados durante la noche. La medición de estos niveles se realiza a través de un análisis de sangre.

La mayor parte de testosterona (98%) se encuentra unida a proteínas.  Estas proteínas son la albúmina y la globulina fijadora de las hormonas sexuales (SHBG). La otra fracción denominada testosterona libre, como su propio nombre indica no está unida a proteínas.

Hay que destacar que el rango de normalidad puede oscilar entre laboratorios y es por ello que este dato deber ser interpretado siempre por un profesional experto en la materia.

La concentración plasmática normal de testosterona total esta entre 300-1000ng/dL en hombres.  Y en mujeres como se ha comentado anteriormente los niveles son más bajos siendo el rango adecuado entre 30-70ng/dL

¿Por qué pueden disminuir los valores de la testosterona?

Los niveles de testosterona pueden sufrir un descenso a lo largo de los años. Sin embargo, niveles bajos en hombres pueden estar provocados por diferentes causas:

  • Traumatismo, cirugía o infección en los testículos.
  • Tratamiento para el cáncer testicular con quimioterapia o radioterapia.
  • Insuficiencia de la hipófisis o hipotálamo.
  • Patologías crónicas: obesidad, enfermedades renales, enfermedades hepáticas, VIH.
  • Reacciones adversas a determinados medicamentos como opiáceos.
  • Enfermedades genéticas: síndrome de Kallman, síndrome de Klinelfelter, distrofia miotónica, o Prader-Willi.
  • Consumo de anabolizantes.

En el caso de las mujeres los niveles de testosterona pueden estar disminuidos por:

  • Menopausia
  • Ooferectomia
  • Administración de medicamentos: anticonceptivos o corticoides.
  • Enfermedades endocrinas
  • Hiperprolactinemia
  • Transtorno de la glándula pituitaria: enfermedad de Addison.

¿Cuáles son las consecuencias de los niveles bajos de testosterona?

Los síntomas provocados por niveles bajos de testosterona en hombres pueden ser:

  • bajo recuento espermático lo que conlleva problemas de fertilidad,
  • disminución de la lívido,
  • problemas de erección,
  • aumento del tamaño de los senos,
  • cambios emocionales,
  • pérdida de masa muscular y
  • caída del cabello entre otros.

Por otro lado, niveles muy bajos de andrógenos en las mujeres están asociados a

¿Podemos administrar testosterona de forma artificial?

Tras la confirmación mediante datos clínicos y pruebas bioquímicas del déficit de testosterona, será el especialista el encargado de pautar el tratamiento solo en los casos que sea necesario y seguro.

La administración exógena de testosterona se puede realizar mediante diferentes presentaciones:

  • Gel: se deben seguir las pautas de cómo proceder a la administración. Aplicar en una zona de la piel intacta limpia y seca. Una vez finalizado es necesario lavarse las manos con agua y jabón.
  • Inyecciones: se deben administrar muy lentamente en el músculo, y el proceso debe ser llevado a cabo por un médico o enfermero.
  • Parches: debe colocarse sobre la piel, generalmente por la noche y se dejan actuar durante 24 horas. Hay que seguir las instrucciones del prospecto.
  • Implantes: a través de una pequeña incisión en la piel se coloca el implante. Éstos liberan lentamente la testosterona durante un período de 3 a 5 meses.

Como todo medicamento es posible que genere ciertas reacciones adversas, por ello es importante realizar un seguimiento médico.

¿Para qué utilizamos la testosterona durante un tratamiento de fecundación in vitro (FIV)?

Diversos estudios han propuesto que los andrógenos tienen un efecto en el desarrollo inicial de los folículos. Una concentración elevada podría aumentar la expresión del receptor de FSH y con ello mejorar la respuesta folicular.

El mecanismo por el cual la testosterona y la dehidroepiandrostena aumentan los andrógenos es diferente. Aunque existan estudios al respecto, el nivel de evidencia no es elevado. Las investigaciones más recientes han sugerido la administración de testosterona transdérmica previa a la estimulación ovárica en pacientes con baja reserva ovárica. Párrafo

La correcta utilización de este tratamiento podría suponer un mayor número de ovocitos tras la punción folicular, menor tasa de cancelación y mayor tasa de embarazo clínico. Estos datos siguen siendo controvertidos y son necesarios más estudios para confirmarlos. Por ello la administración de testosterona debe ser prescrita por un especialista tras un estudio exhaustivo de la historia clínica de la paciente.

Laura Martí, embrióloga en Instituto Bernabeu.

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19