Foro Blog

Control y sistemas de seguridad en el laboratorio de FIV

Control y sistemas de seguridad en el laboratorio de FIV

Uno de los aspectos fundamentales para incrementar la tasa de éxito de un laboratorio de fecundación in vitro (laboratorio de FIV) es contar con sistemas de gestión y control de calidad específicos.

Todas nuestras clínicas Instituto Bernabeu cuentan, desde 2006, con los estándares oficiales internacionales de la Norma ISO 9001 de sistemas de gestión de la calidad. Además, desde 2015, disponen de la Norma Española UNE 179007-2013 específica para la gestión de la calidad en Laboratorios de Reproducción Asistida.

Estos certificados acreditan que los laboratorios de andrología, embriología y crioconservación cumplen con el nivel de excelencia en cuanto:

  • Instalaciones y equipos técnicos
  • Gestión
  • Transparencia
  • Trazabilidad de los procesos.

La correcta gestión de estos sistemas proporciona un minucioso control y seguridad en todas las actividades.

Todos los laboratorios de FIV tienen que mantener unas condiciones ambientales estables y lo más fisiológicas posibles para asegurar la viabilidad de ovocitos, espermatozoides y embriones. Es por este motivo que el personal del laboratorio trabajamos en un ambiente con unas características especiales como:

  • Intensidad de luz reducida
  • Temperatura ambiente y humedad constante.
  • Presión positiva, que evita la entrada de aire y de partículas de otras salas además del empleo de filtros absolutos para garantizar la calidad del aire y reducir los niveles de compuestos orgánicos volátiles (COV), que pudieran comprometer el desarrollo de los embriones
  • Superficies calefactadas

Incubadoras time-lapse de última generación

Con el fin de mejorar el desarrollo embrionario, todas las sedes de Instituto Bernabeu han incorporado nuevas incubadoras time-lapse en las cuales los embriones de cada paciente son monitorizados las 24 horas del día de forma individualizada. Esto permite que los embriólogos podamos valorar su desarrollo sin necesidad de tener que sacarlos de la incubadora, evitando la manipulación y la exposición a la luz y manteniendo unas condiciones de cultivo estables. Además, en caso de cualquier desviación en alguno de los parámetros críticos, como niveles de temperatura y/o de gases como CO2 Y O2, estas incubadoras presentan sistemas de alarma, que nos informan y permiten su corrección inmediata, evitando un posible impacto negativo en el desarrollo de los embriones.

Controles en el Banco criogénico

Los gametos y embriones criopreservados se almacenan perfectamente identificados en recipientes criogénicos con nitrógeno líquido a -196 ºC. Durante el almacenamiento y manejo de material crioconservado, se deben mantener condiciones adecuadas y de seguridad, lo que implica que las temperaturas nunca deberían superar el umbral crítico de -130° C.

Los tanques criogénicos son monitorizados, y para ello se aplican sistemas de detección y de registro, manual y automático, del nivel de nitrógeno y de la temperatura de cada contenedor criobiológico.  Están equipados con sistemas de alarma que permiten detectar con la suficiente antelación cualquier situación en la que se prevea que la temperatura o los niveles de nitrógeno líquido pudieran alcanzar valores próximos a los límites de seguridad, y corregirlo a tiempo.

Para un mejor control, los tanques de nitrógeno de nuestro Banco cuentan con sistemas de autollenado para garantizar el mantenimiento de temperaturas criogénicas. Este sistema se basa en el empleo de sondas que controlan el nivel de nitrógeno y la temperatura, que en caso de detectar una desviación lanzan una señal a una central que activa el llenado automático de los tanques.

Plan de emergencia

Es importante, además, trazar planes de contingencia que contemplen diferentes situaciones de emergencia que puedan darse.

  • En caso de caída de la red eléctrica existen, para suplirla, sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI). Este sistema proporcionaría autonomía suficiente hasta que se restableciera el suministro.
  • En caso de que el sistema de llenado automático fallara, los sistemas de alerta avisarían y los tanques podrían llenarse manualmente.
  • Existe un tanque de reserva de nitrógeno siempre disponible por si se diera alguna limitación del suministro.

Dr. Jorge Ten, director de la Unidad de Embriología del Instituto Bernabeu

Jaime Guerrero, embriólogo en Instituto Bernabeu.

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19