Vacunación COVID, tratamiento de fertilidad y embarazo. Instituto Bernabeu

La vacunación contra el COVID-19 es ya una realidad. Y con ella también algunas incógnitas que afectan directamente a los tratamientos de fertilidad y al embarazo, ya que por el poco tiempo que ha pasado, todavía no hay estudios concluyentes.

Desde diciembre de 2020 se administran en Europa tres vacunas con el objetivo de crear una inmunidad contra el virus que se basan en diferente tecnología. Dos de ellas, la de Pzifer/BioNTech y la de Moderna están basadas en el ARN mensajero (enseñan a nuestras células a producir una proteína para desencadenar una respuesta inmunitaria) y la de AstraZeneca usa vectores víricos (utiliza como base otro virus transformado y adaptado para luchar contra el coronavirus). En los tres casos son necesarias para lograr la inmunidad dos dosis, espaciando su administración entre dos y tres semanas

El Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) ha recomendado esta vacunación priorizando los grupos de riesgo. Cada país europeo ha establecido su correspondiente plan nacional al respecto.

NUESTRA VALORACIÓN

Somos partidarios de la administración de las vacunas contra el Covid-19, y consideramos que deben recomendarse a toda la población de forma generalizada. Siempre teniendo en cuenta las situaciones particulares de cada caso y aconsejando la máxima prudencia.

El objetivo es luchar contra la persistencia de la situación actual de incertidumbre y sus vaivenes poco predecibles. Actuar sobre la progresión de la enfermedad y reducir los efectos devastadores para la mayoría de las actividades profesionales y sus repercusiones económicas insostenibles.

El posicionamiento de Instituto Bernabeu respecto a la vacunación de nuestros pacientes se detalla en estos cuatro puntos:

  1. Opinión favorable a la Vacunación, tras la oportuna aprobación de las Autoridades Sanitarias.
  2. Según se indica en las primeras vacunas que ya se han comenzado a administrar, se debe esperar dos semanas tras la última dosis para gestar. Tanto en pacientes con problemas reproductivos como para cualquier mujer que busque embarazo. Mientras tanto, en los pacientes con problemas de fertilidad, se pueden iniciar los estudios previos, estimulación ovárica, FIV, biopsias embrionarias y demás fases del tratamiento excepto la transferencia embrionaria que se debe retrasar hasta transcurrir 14 días desde la última dosis de la vacuna.
  3. Para los pacientes que compartan la visión proactiva: vacunación lo antes posible y seguir los pasos del punto anterior.
  4. Los pacientes que sean reticentes a la vacunación: pueden comenzar los Tratamientos de Reproducción asistida, haciendo constar esta circunstancia en el curso clínico y siempre aplicando las medidas de prevención establecidas.

Estamos preparados para considerar siempre sus preferencias y mantenemos nuestra clara determinación de ofrecer las opciones más seguras en cada caso. Tiene a su disposición en el siguiente enlace las medidas de prevención adoptadas en todas nuestras clínicas.

RECOMENDACIONES DE LA SOCIEDAD EUROPEA DE REPRODUCCIÓN HUMANA Y EMBRIOLOGÍA (ESHRE) FRENTE A LA VACUNACIÓN COVID-19

En fechas recientes, el Grupo de Trabajo ESHRE COVID-19 ha publicado una serie de recomendaciones respecto a la vacunación Covid-19 en el entorno de la Reproducción Asistida (*4). En líneas generales, coinciden con las ya propuestas y publicadas con anterioridad en el Instituto Bernabeu.

El organismo europeo ha hecho hincapié en que los hombres y mujeres en edad reproductiva que están planeando un embarazo deberían incluirse en estos programas de vacunación en función de su riesgo individual de enfermedad grave Covid-19 y/o exposición profesional.

La ESHRE indica que las vacunas inactivadas y basadas en toxoides se consideran seguras para su uso durante el embarazo. Y trata de responder a las preguntas más recurrentes

¿Debería vacunarme antes de empezar un tratamiento de reproducción asistida o antes de buscar el embarazo?

Hay falta de información sobre el posible efecto de la vacunación COVID-19 en los tratamientos de reproducción y en el embarazo futuro. La información que prestan las vacunas actuales, confirma que los estudios en animales “no muestran ningún efecto dañino en el embarazo”. Sin embargo, los datos durante el embarazo se informan como “muy limitados” y sin datos sobre lactancia. Por tanto, la ESHRE no puede hacer recomendaciones sobre si los hombres y las mujeres que intentan concebir mediante reproducción asistida deben recibir la vacuna antes de iniciar el tratamiento de fertilidad.

Sin embargo, se muestra favorable de manera contundente a la vacunación en los casos de mujeres con enfermedades crónicas y en mujeres con un alto riesgo de exposición a la infección por el virus.

Y, además, la ESHRE especifica que los hombres y mujeres que viven en países donde la vacuna no está disponible o simplemente eligen no vacunarse, no debe ser un impedimento para iniciar un tratamiento de reproducción asistida.

Por su parte y dentro de la prudencia actual debido a la escasez de estudios, el Ministerio de Sanidad español indica sobre las mujeres que planean un embarazo o que ya están embarazadas, que, al no contener virus activos, las vacunas actuales no deben afectar al feto ni a la propia embarazada.

¿Deberían las parejas que recibieron la vacuna COVID-19 posponer la concepción y, de ser así, cuánto tiempo?

Existen diferentes puntos de vista sobre la necesidad de posponer la concepción después de la vacunación. Parece prudente posponer durante al menos unos días después de la finalización de la vacunación (es decir, después de la segunda dosis) para dar tiempo a que se estabilice la respuesta inmunitaria.

El Instituto Bernabeu, estableció como un período seguro, dos semanas tras la segunda dosis de vacuna, coincidiendo así con la mayoría de sociedades científicas.

Estoy embarazada, ¿debo vacunarme?

Las pacientes embarazadas infectadas por Covid-19 se encuentran en un mayor riesgo de enfermedad más grave que las no gestantes. Sin embargo, hasta la fecha no se ha evaluado la seguridad de las vacunas Covid-19 en el embarazo humano. Así pues, la sociedad científica europea ESHRE apunta a que la decisión sobre la vacunación en mujeres embarazadas debe realizarse en estrecha consulta con el profesional después de considerar los beneficios y riesgos individuales.

En definitiva, se debe informar a las mujeres embarazadas sobre la falta de estudios en humanos a largo plazo sobre la vacuna Covid-19, pero no deben excluirse de los programas de vacunación.

Valoración del embarazo y lactancia conforme la ficha técnica de la vacuna Comirnaty (Pfizer/BioNtech)

La ficha técnica de la primera vacuna Covid-19 administrada en España, Comirnaty ©, en su versión inicial del 21 de diciembre de 2020, no menciona la gestación ni la lactancia materna en los apartados de contraindicaciones y precauciones, tan sólo dice lo siguiente:

“Existe una experiencia limitada con el uso de Comirnaty en mujeres embarazadas. Los estudios en animales no indican efectos dañinos directos o indirectos con respecto al embarazo, desarrollo embrionario / fetal, parto o desarrollo posnatal. La administración de Comirnaty durante el embarazo solo debe considerarse cuando los beneficios potenciales superen cualquier riesgo potencial para la madre y el feto.”

“Lactancia. Se desconoce si Comirnaty se excreta en la leche materna”.

Por lo tanto, pese a la limitación de los datos disponibles, que es el factor limitante de las recomendaciones de la ficha técnica, deja abierta la posibilidad de considerar la vacunación en ciertos casos especiales de mayor riesgo.

Valoración del embarazo y lactancia: por las asociaciones científicas CAV (Comité Asesor de Vacunas) y AEP (Asociación Española de Pediatría)

El CAV (Comité Asesor de Vacunas) y AEP (Asociación Española de Pediatría) (*2) (*3) han presentado un documento con unas precisas recomendaciones que se resumen en estos tres puntos:

  • En contextos con alta trasmisión comunitaria, valorar la opción de ofrecer la vacunación contra la Covid en gestantes con alto riesgo de exposición no evitable y elevado riesgo de enfermedad grave (edad avanzada, obesidad, hipertensión o diabetes preexistentes, u otros), facilitando la información necesaria para que la propia gestante decida si aceptar la vacunación.
  • En los casos de las mujeres en edad fértil que planean un embarazo, el criterio seguido hasta ahora de recomendar esperar, al menos, un mes entre la administración de una vacuna atenuada y el comienzo de la gestación, puede ser aplicable a esta vacunación, basándose en el principio de prudencia.
  • Considerando la importancia de la lactancia materna y la experiencia acumulada con otras vacunas inactivadas: valorar no interrumpir la lactancia materna en mujeres que reciban la vacuna Comirnaty, y no demorar la vacunación, si está indicada por elevado riesgo de la madre, por este motivo.

Le doy el pecho a mi bebé, ¿puedo vacunarme?

Por el momento no hay datos sobre los efectos de la vacuna sobre la lactancia materna. El Ministerio de Sanidad español señala que no se ha detectado que exista un riesgo para el bebé por lo que si la madre está en un grupo prioritario para recibir la vacuna se debe valorar individualizadamente su administración.

Recomendaciones para la administración de la vacuna covid

El Colegio Americano de alergia, asma e inmunología, en línea con el CDC recomienda: (*1)

  1. Los pacientes que muestren una reacción alérgica severa a la 1ª dosis no deben recibir la 2ª.
  2. Deben ser administradas en ambiente hospitalario asistencial donde se puedan prestar tratamiento urgente de la reacción alérgica. Debe mantenerse al sujeto vacunado en observación durante 15-30 minutos.
  3. A pesar de que aún no se ha identificado ningún componente específico de la vacuna que cause anafilaxis, el polietilenglicol que es uno de sus ingredientes, y puede ser causa de potenciales reacciones adversas.
  4. Personas con alergias a alimentos, látex y fármacos habituales, no tienen por qué presentar una mayor probabilidad de tener una reacción alérgica.
  5. La vacuna puede ser administrada a pacientes inmunodeprimidos puesto que no contiene partículas virales vivas.

OTRAS CONSIDERACIONES:

LA ESHRE INCIDE EN UNA SERIE DE CONSIDERACIONES:

  • Actualmente no hay información sobre el papel de la vacunación en pacientes y personal que han tenido enfermedad COVID-19 y podría haber desarrollado inmunidad.
  • Recomienda monitorizar los resultados de los tratamientos de reproducción asistida y compararlos en pacientes vacunados versus no vacunados.
  • Insta a los fabricantes de vacunas COVID-19 a compartir información y consejos relevantes sobre vacunación en mujeres embarazadas y parejas que contemplan el embarazo.
  • Y finalmente, la ESHRE apunta que, hasta la fecha, no hay información sobre la seguridad de los diferentes tipos de vacunas durante los tratamientos de reproducción o embarazo, y no se puede hacer ninguna recomendación sobre cuál es la más segura.

LAS COMPAÑÍAS FARMACEÚTICAS NO HAN RESPONDIDO A VARIAS INCÓGNITAS:

  • Qué pasa más allá de los 2 meses tras la vacunación.
  • Si la vacuna protege frente a infecciones asintomáticas en no vacunados, así como que ocurre si no se pone la 2ª dosis.
  • Su eficacia en caso de nuevas cepas.
  • Qué ocurriría en otros grupos de población: gestantes, niños, inmunodeprimidos.

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

(*1) .https://acaai.org/news/american-college-allergy-asthma-and-immunology-updates-guidance-risk-allergic-reactions-mrn

(*2) Asociaciones Españolas de Pediatría y de Vacunología y las Sociedades Españolas de Inmunología, Microbiología y de Virología manifiestan su apoyo y asesoramiento a la vacunación contra la covid-19.

(*3) Manifiesto a favor de la vacunación frente a SARS-CoV2 y documento de preguntas y respuestas sobre la vacuna de la Sociedad Española de Pediatría.

(*4) Joint IFFS/ ESHRE statement on COVID-19 vaccination for pregnant women and those considering pregnancy

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Dr. Jordi Suñol y Dr. Francisco Sellers. Médicos ginecólogos del comité de seguimiento del covid-19 del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Vacunación COVID-19, tratamiento de fertilidad y embarazo
5 (100%) 5 votos