Ventajas de no retrasar la búsqueda de embarazo y riesgos de demorarlo

¿Sabía qué si acaba de cumplir 40 años, en su próximo cumpleaños habrá perdido aproximadamente la mitad de la fertilidad que tiene en este momento?

A partir de los 36 años, se pierde un 2% de posibilidad de embarazo por mes, lo que se traduce en un 24% menos al año. Y este descenso, se vuelve todavía más vertiginoso, cuándo se cumple más edad.

Por ello, es clave, que una vez se ha tomado la decisión de tener hijos, hacerlo cuanto antes, sobre todo, no demorarlo si se tiene más de 36/37 años, se sospecha de problemas de fertilidad, o conoce que hayan tenido lugar en el entorno familiar.

Las ventajas son incuestionables:

  • Con menor edad, existirá más probabilidad de conseguirlo de manera natural.
  • Si fuera necesario recurrir a técnicas de medicina reproductiva, sin duda el resultado será mejor: por poner algunos ejemplos:
  1. Conseguiremos un mayor número de ovocitos en la estimulación ovárica, y consecuentemente un mayor número de embriones: factor clave para el futuro tanto si no tuviera éxito la primera transferencia embrionaria, o para posteriores gestaciones de hermanos sin necesidad de repetir nuevas fecundaciones in vitro FIV.
  2. Es poco probable que se vea obligada a recurrir a óvulos donados, dado que tendrá una mejor calidad ovocitaria.
  3. Necesitará menos fármacos lo que se traduce en menor coste y duración del tratamiento y mayor confort.
  4. Es menor el riesgo de aborto o de embriones afectos de enfermedades cromosómicas como el síndrome de Down.

Cuando el factor edad entra en juego, se convierte en un gran obstáculo para la fertilidad.

Dr. Rafael Bernabeu, Director Médico del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Valoración