EspermaEs bien conocido que uno de los estudios básicos a realizar en una pareja con dificultad para lograr un embarazo es el seminograma, es decir, es necesario analizar el semen del varón para determinar distintos parámetros como la cantidad de espermatozoides en el eyaculado, la motilidad de los mismos, cómo son morfológicamente, etc, de manera que podamos establecer si hay una alteración en la calidad del semen que pueda justificar esa dificultad.

Varias son las causas que pueden dar lugar a una baja calidad seminal: problemas hormonales, inmunológicos, anatómicos y también factores ambientales como la exposición a tóxicos (pesticidas, tabaco, drogas de abuso…) o a altas temperaturas de forma regular.

Con respecto a la influencia de la temperatura, no es casualidad que los testículos en el varón estén situados en el escroto, anatómicamente fuera del abdomen. De hecho se estima que se encuentran unos dos grados por debajo de la temperatura corporal.

Está documentado que para la correcta producción de espermatozoides (espermatogénesis) es necesario que la temperatura de los testículos sea la adecuada, ya que si esta temperatura aumenta puede disminuir la calidad seminal, de manera que se producirán menos cantidad de espermatozoides y además éstos podrán tener una motilidad disminuida.

En determinados casos donde hay un aumento de la temperatura de los testículos, como en la presencia de varices testiculares (varicocele) donde el flujo sanguíneo normal de la zona genital puede estar modificado o en caso de que no haya un descenso de los testículos al escroto (criptorquidia),  puede corregirse quirúrgicamente pero no siempre se recupera posteriormente la calidad seminal.

3-6-1_1

Sin embargo, sí hay situaciones que producen un aumento de la temperatura testicular y que pueden evitarse:

  1. Evitar baños calientes de inmersión, jacuzzis y saunas ya que hay varios estudios que demuestran una alteración de la calidad seminal aunque dicha alteración puede ser reversible pasadas unas semanas.
  2. Evitar realizar algunos deportes que llevados a cabo durante mucho tiempo pueden aumentar la temperatura del testículo, como por ejemplo el ciclismo.
  3. Evitar el uso de ropa demasiado ajustada, incluyendo la ropa interior.
  4. Más controvertido es el tema de no situar los ordenadores portátiles sobre la parte inferior del abdomen o colocar el teléfono móvil cerca de la zona genital (en cintura o bolsillo) ya que hay estudios donde se aprecia una tendencia a empeorar la calidad seminal pero otros estudios no lo demuestran.

Por último remarcar que el descenso de la calidad de semen debido a la fiebre es una situación puntual y pasajera y que dicha calidad seminal se normaliza en cuanto se vuelve a la temperatura corporal normal.

Dra Ana Mª Fabregat, farmacéutica del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Temperatura y Calidad Seminal
5 (100%) 1 voto