Estoy embarazada, ¿qué alimentos están desaconsejados? 0El embarazo es una etapa en la que la futura mamá sufre numerosos cambios hormonales. Además es importante atender las necesidades nutricionales, ya que éstas van variando a lo largo de toda la gestación.

Es importante una dieta equilibrada adaptada a esta nueva situación, así conseguiremos que tanto la madre como el bebé reciban los nutrientes, vitaminas y minerales imprescindibles. La futura mamá debe cuidar mucho lo que come y debe tener especial precaución con algunos alimentos.

Intoxicaciones alimentarias: hay que destacar que existen muchas y en la mayoría de los casos es difícil determinar la causa exacta. Sí sabemos que aproximadamente en el 60% de los casos los alimentos están implicados y son el vehículo de microrganismos. Por ello toda embarazada debe tener especial cuidado con las mayonesas y similares, huevos y derivados, pescado, marisco, carnes y derivados y los productos de repostería.

Tanto el CDC (Center for Disease Control and Prevention) como el NICE (National Institute for Health abd Care Excellence) enuncian algunas recomendaciones y consejos a seguir durante la gestación: No consumir quesos blancos como camembert, brie, feta, quesos frescos… Salvo que estén etiquetados como pasteurizados. Los no pasteurizados, elaborados a base de leche cruda, pueden contener Listeria. Otros alimentos que pueden contener esta bacteria son los patés, también los elaborados a base de vegetales.

El pescado crudo, sushi, ostras, sashimi, ahumados, almejas y mejillones pueden contener parásitos como el Anisakis. Por lo que durante el embarazo se recomienda el consumo de pescado previamente congelado y cocinado. Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, debe evitarse el consumo de pescados de gran tamaño, como el pez espada, atún rojo, etc. Estas especies contienen alto contenido en mercurio, sustancia de gran toxicidad que atraviesa la placenta pudiendo alterar el correcto desarrollo del bebé. Pero cabe destacar que son muchos los beneficios que aporta el pescado. Un consumo adecuado sería consumir 3 raciones de pescado a la semana ya que se asocia con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares en adultos y un mejor desarrollo neuronal en niños.

El consumo de café, té y algunos refrescos debe realizarse con moderación ya que estos alimentos contienen cafeína. Esta sustancia atraviesa la placenta y está asociada con HTA (hipertensión arterial), alteración de la frecuencia cardiaca y del sueño. Un consumo controlado de cafeína implica no consumir más de 200mg/día.

La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria muy común. Puede contraerse durante el embarazo debido al consumo de carne poco cocinada, embutidos o jamón serrano. El Ministerio de Sanidad recomienda que la carne sea cocinada a temperaturas superiores a los 66ºC y/o previamente congelada durante un periodo de tiempo de 24hrs. El obstetra o médico será quien determine si la mujer ha padecido esta infección en otra ocasión, mediante la prueba serológica específica.

Además toda embarazada debe tener unas precauciones higiénicas esenciales; limpiar bien los utensilios de cocina para evitar contaminaciones cruzadas, lavar bien las frutas y verduras antes de su consumo, cocinar muy bien carnes y pescados y verificar la fecha de caducidad de los productos consumidos.

El embarazo es el momento idóneo para adquirir buenos hábitos alimentarios. Por ello desde la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Instituto Bernabeu podemos ayudarte a mejorar tu alimentación y evitar carencias nutricionales durante el embarazo que pueden repercutir no solo en la salud materna sino también en el bebé que se está formando en estos momentos.

Alicia López, nutricionista de Instituto Bernabeu.

 

Si desea puede concertar una

Estoy embarazada, ¿qué alimentos están desaconsejados?
5 (100%) 1 voto