Congelación de óvulos por motivos sociales

Actualmente muchas mujeres se ven en la tesitura de elegir entre dar prioridad a la consolidación profesional frente a su vida familiar. La incorporación femenina al mercado laboral, entre otros factores, ha ocasionado un progresivo retraso de la maternidad siendo actualmente la edad media de las madres primerizas de 31,9. Sin embargo, en muchas ocasiones estas decisiones se toman sin ser  conscientes de los límites de la fertilidad humana.
Sabemos que la probabilidad de embarazo de una mujer cae de forma dramática con la edad y por tanto aunque una mujer de 35-40 años hoy en día se considera joven, su edad biológica y reproductora sigue siendo irremediablemente la misma que la de su madre o su abuela.
Eso es debido a que la mujer nace con un número de óvulos fijo, y los va gastando desde que nace hasta la menopausia y a medida que pasan los años van quedando menos y de menor calidad. Es este retraso de la maternidad precisamente el principal factor de riesgo de esterilidad, y en muchos casos está obligando a las parejas a recurrir a tratamientos de fertilidad. […]

¿Quiere que
le asesoremos?