Foro Blog

¿Padezco baja respuesta ovárica? ¿Cómo he de tratarla?

¿Padezco baja respuesta ovárica? ¿Cómo he de tratarla?

Hablamos de baja respuesta cuando el número de óvulos obtenido en una paciente durante un ciclo de fecundación in vitro es más bajo de lo esperado. Se define a una paciente como baja respondedora cuando se recogen 3 o menos ovocitos o cuando los marcadores de reserva ovárica (hormona antimülleriana y recuento de folículos antrales) son bajos.

 Debido a que el número de óvulos obtenidos en un tratamiento es uno de los factores pronósticos más importantes en el éxito del mismo, en estas pacientes las probabilidades de embarazo pueden verse comprometidas. Por eso es esencial la evaluación global del caso por un equipo multidisciplinar. Así, ginecólogos, embriólogos, y especialistas en biología molecular y genética, trabajan para diseñar una estrategia que optimice las posibilidades de conseguir el nacimiento de un recién nacido sano.

La edad es el factor más importante, pero existen patologías causantes de baja respuesta que pueden amenazar la salud de la mujer o de la futura descendencia. Por ello es imprescindible la realización de pruebas diagnósticas que descarten enfermedades como la endometriosis, afecciones inmunológicas o alteraciones genéticas.

La Unidad de Genética del Instituto Bernabéu estudia las causas genéticas de baja respuesta ovárica, como es el caso de las anomalías en el cariotipo o el Síndrome del Cromosoma X-frágil, evitando el nacimiento de un niño con enfermedades genéticas graves. Por otro lado, recientemente se han evaluado diferentes genes implicados en casos familiares de fallo ovárico precoz o menopausia precoz, lo que va a permitir identificar los casos de origen genético y localizar a aquellos familiares con riesgo, teniendo la posibilidad de planificar su vida reproductiva o preservar óvulos para el futuro.

El tratamiento de la baja respuesta ovárica va a ir encaminado a aumentar el número de ovocitos obtenidos. En nuestra opinión, la estrategia debe salirse de los protocolos de estimulación convencionales, siendo la clave el abordaje individualizado. Así, algunas pacientes se verán beneficiadas de la utilización de fármacos adyuvantes o de protocolos suaves para mejorar la respuesta. Una vez más, será importante el papel de la genética, ya que tras años de investigación el Instituto Bernabéu identificó los genes implicados en la respuesta ovárica. De esta manera actualmente nos ayudamos del test genético IBGENFIV, que permite al equipo médico determinar la medicación más adecuada al perfil genético de la paciente.

Una estrategia que ha mejorado de manera importante el pronóstico de estas pacientes ha sido la acumulación de óvulos procedentes de varios ciclos de estimulación. Esto nos permite realizar el ciclo de fecundación in vitro con un número de óvulos similar al de la paciente normo respondedora. Para ello ha sido clave la aparición de la técnica de vitrificación ovocitaria que permite preservar ovocitos en el laboratorio con una tasa de supervivencia muy elevada. La acumulación tiene la ventaja de poder disponer de un mayor número de óvulos en un menor tiempo, factor importante en muchos casos debido a la edad o a la patología de base. Por otro lado, se disminuirán los costes debido a que el proceso de fecundación sólo se realizará una vez.

La Unidad de Baja Reserva ha elaborado diferentes estrategias de estimulación para acumulación de ovocitos. Actualmente sabemos que podemos realizar la estimulación en diferentes momentos del ciclo menstrual. Así, podemos realizar una estimulación convencional, al inicio del ciclo menstrual, pero también después de la ovulación, lo que se denomina estimulación en fase lútea. Incluso podemos realizar dos estimulaciones dentro del mismo ciclo, la doble estimulación ovárica. Ambas estrategias han mejorado la respuesta en muchas de las pacientes. 

Recientemente se han implementado tratamientos de “activación ovárica” cuyos resultados, todavía experimentales, son prometedores. Así, algunas pacientes con baja respuesta ovárica podrían verse beneficiadas de la administración dentro del ovario de plasma rico en plaquetas que puede activar óvulos que permanecen inactivos o “dormidos” en el ovario de estas pacientes. En esta misma línea la fragmentación de corteza ovárica y autotransplante (OFFA) persigue la activación ovárica en pacientes con fallo ovárico precoz o menopausia precoz.

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19