Foro Blog

Descongelación de embriones: Todo lo que debe saber de la desvitrificación

Descongelación de embriones: Todo lo que debe saber de la desvitrificación

Lograr la descongelación de embriones de forma sencilla, segura y con buenos resultados permite una gran optimización de los tratamientos de reproducción asistida. Todo ello ha sido posible gracias a la implementación de la desvitrificación en los laboratorios de fecundación in vitro (FIV).

¿Qué es la descongelación de embriones?

La descongelación de embriones es el proceso mediante el cual se recupera la temperatura fisiológica de los embriones y se sustituyen las moléculas crioprotectoras (que han permitido la preservación a -196ºC) por agua intracelular, reactivándose la actividad biológica.

¿Qué técnicas de descongelación de embriones existen?

La técnica de descongelación embrionaria va a depender de la empleada en el proceso previo, la congelación. Existen dos técnicas de criopreservación: congelación lenta y vitrificación. En la primera, se produce formación de cristales de hielo de una forma controlada empleando bajas concentraciones de crioprotectores y un descenso de la temperatura paulatino por lo que en la descongelación se volverá a conseguir la temperatura fisiológica de una forma gradual y lenta seguida del intercambio de los crioprotectores por agua.

Por su parte, la vitrificación consiste en evitar la formación de dicho hielo a través de un aumento de la concentración de crioprotectores y de la velocidad de enfriamiento. En la desvitrificación, por lo tanto, se produce un calentamiento muy rápido (de -196ºC a 37ºC en menos de 1 segundo) seguido del intercambio de crioprotector por agua que siempre ha de completarse.

¿Mejora la tasa de supervivencia embrionaria y el pronóstico de conseguir el embarazo según la técnica de descongelación empleada?

Aunque existen las dos técnicas comentadas previamente, los excelentes resultados obtenidos mediante la vitrificación/desvitrificación han hecho que se sitúe como la técnica de elección en los laboratorios de FIV, con una tasa de supervivencia muy cercana al 100%.

Por su parte, la probabilidad de conseguir embarazo no radica tanto en la técnica de criopreservación como en la calidad de los embriones y el estado del endometrio, aunque la alta supervivencia tras desvitrificación nos aporta un mejor pronóstico a largo plazo ya que aumenta el número de embriones disponibles.

¿Cuánto tiempo tarda el proceso de descongelación de embriones?

El proceso de desvitrificación embrionaria es un proceso relativamente rápido que conlleva alrededor de 15 minutos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que alguno de los medios empleados debe encontrarse a 37ºC lo que requiere una preparación previa asociada al procedimiento.

¿Cuánto tiempo puede transcurrir entre que se desvitrifican los embriones y se transfieren al útero materno?

El tiempo que transcurre desde que se desvitrifican los embriones hasta que son transferidos depende del día de desarrollo en el que estén vitrificados y el estadío en el que se deseen transferir.

  • Si están vitrificados en D+3 y se quiere transferir en D+3, se desvitrifica el mismo día de la transferencia.
  • Si están vitrificados en estadío de blastocisto, se desvitrifica el mismo día de la transferencia.
  • Si están vitrificados en D+3 y se quiere transferir en D+5, habrá que desvitrificar dos días antes de la transferencia y dejar que los embriones continúen su desarrollo.

En cualquier caso, es importante desvitrificar los embriones unas horas antes de la criotransferencia con el fin de evaluar correctamente la supervivencia al proceso.

¿Cuándo se implanta un embrión que procede de un tratamiento de congelación y posterior descongelación?

La implantación es el proceso por el que embrión y endometrio entran en contacto y se inicia la gestación. Esta unión se produce 6-7 días tras la fecundación cuando el embrión se encuentra en estadío de blastocisto y no es diferente si el embrión ha sido previamente criopreservado.

¿Existen diferencias en la posibilidad de lograr un embarazo evolutivo entre embriones frescos o crioconservados?

Hay que tener presente que la probabilidad de conseguir embarazo mediante un ciclo de FIV depende de numerosos factores y personalizar el tratamiento es de vital importancia.

Con todo ello, clásicamente los resultados obtenidos con embriones criopreservados han sido ligeramente inferiores a los embriones frescos. Sin embargo, la optimización de las técnicas de criopreservación ha hecho que actualmente los resultados sean muy similares.

Además, en determinados casos, el empleo de la estrategia freeze all aporta mejores resultados que la transferencia en fresco debido a la preparación óptima del endometrio.

¿Influye en los embriones el tiempo que llevan vitrificados?

La vitrificación es una técnica relativamente reciente y por lo tanto se siguen evaluando sus posibles efectos. Sin embargo, varios estudios han demostrado que no existe detrimento en cuanto a tasas de supervivencia e implantación de los embriones criopreservados durante años en nitrógeno líquido. De hecho, se ha reportado el nacimiento de varios niños tras descongelación de embriones criopreservados durante más de 20 años.

¿Influye en la salud del futuro bebé que haya sido gestado de un embrión congelado?

En el desarrollo del bebé influyen una gran cantidad de factores muy difíciles de analizar individualmente (edad materna, peso materno, ambiente desarrollo, causa esterilidad, etc). Los datos sobre la salud de los niños nacidos tras descongelación embrionaria son continuamente revisados y analizados. Diversos estudios señalan diferencias entre este tipo de embriones y los transferidos en fresco en cuanto al peso del feto al nacer aunque otro tipo de repercusiones de la criopreservación sobre la salud no han podido ser demostradas.

¿Se puede congelar un embrión procedente a su vez de un ovocito (óvulo) congelado?

Sí. La vitrificación embrionaria es posible siempre que el embrión alcance el estadío deseado con buena calidad independientemente del origen de los gametos que han dado lugar a ese embrión. Bien es cierto que la criopreservación, como el resto de procedimientos llevados a cabo en el laboratorio de FIV, suponen cierto estrés para los gametos o embriones y, por lo tanto, las técnicas que van a ser empleadas deben ser evaluadas de forma individualizada.

Laura Cascales, bióloga en Instituto Bernabeu.

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19