Instituto BernabeuLa obesidad o el exceso de peso se asocian a dificultades para conseguir embarazo y si a pesar del sobrepeso se consigue embarazo, éste puede cursar con problemas derivados del exceso de peso materno (diabetes gestacional, hipertensión arterial, preeclampsia, cesárea, malformaciones congénitas, abortos y peores resultados de las técnicas de reproducción asistida).

La pérdida de peso conseguida mediante dieta mejora estos resultados, pero en algunos casos la mujer se ha tenido que someter a alguna técnica de Cirugía Bariátrica o Cirugía de la Obesidad (reducción de estómago), en estos casos hay que tener en cuenta algunas consideraciones.

Gestaciones no planificadas. Tras este tipo de intervenciones y la consiguiente pérdida de peso, mejora la fertilidad, por lo que vemos gestaciones no planificadas con el riesgo que supone por las posibles carencias nutricionales y/o vitamínicas asociadas.

Licencia para buscar Gestación tras Cirugía de la obesidad. En general hay consenso en que se puede valorar una gestación a partir de los 12 meses tras la intervención. Lo más importante es que el peso ya esté estabilizado y que estén suplementadas todas las posibles carencias nutricionales y vitamínicas antes de buscar un embarazo, ya sea de forma espontánea o mediante técnicas de reproducción asistida. Así pues, el momento adecuado dependerá del tipo de intervención, de la estabilización del peso y del adecuado soporte sustitutivo nutricional y vitamínico, por lo que deberá ser individualizado en cada mujer y requiere la valoración por especialistas entrenados.

Ganancia de peso. La ganancia de peso recomendada en estos casos, es la misma que para cualquier mujer y dependerá del Índice de Masa Corporal previo al embarazo, por ello deberá ser cuidadosamente evaluada la nutrición y la respuesta de peso.

Suplementos nutricionales. La mujer deberá recibir los mismos suplementos nutricionalesInstituto Bernabeu que cualquier gestante, añadidos a la suplementación que ya tenía antes de quedar embarazada. Se debe prestar especial atención a los requerimientos de ácido fólico, yodo, hierro, vitamina D y polivitamínicos. En ocasiones será necesario suplementar con vitamina A, sin superar niveles teratogénicos.

Seguimiento. Es recomendable la monitorización analítica en cada trimestre y la valoración por especialistas cualificados y entrenados en el manejo de estas situaciones a las que hemos empezado a enfrentarnos recientemente.

Finalización del embarazo / Parto. Aunque la obesidad en sí misma conlleva un aumento del riesgo de cesárea, el antecedente de haber sido intervenida por cirugía de la obesidad no debe alterar el curso del parto ni condicionar la realización de una cesárea electiva.

Cuidados del Recién Nacido. No son diferentes a los cuidados que deben realizarse en los recién nacidos de mujeres no intervenidas.

Nota. Es recomendable acudir a un centro con especialistas entrenados en el manejo de este tipo de casos, dado que son situaciones de aparición reciente en los últimos años y se requiere experiencia en el manejo para evitar complicaciones.

Dra. Pino Navarro, endocrinóloga. Directora del dpto. de endocrinología y nutrición del Instituto Bernabeu

Conozca la unidad asistencial “endocrinología y nutrición del Instituto Bernabeu”

Si desea puede concertar una

Embarazo tras cirugía de la obesidad
Valoración