La dismenorrea se define como el dolor con la menstruación, puede ser desde leve a tan intenso que provoca síncopes y pérdida de conciencia.

Se caracteriza por calambres en la porción inferior del abdomen o en la zona lumbar.

Su intensidad guarda relación directa con la duración y sobre todo con la cantidad de flujo menstrual.

Afecta a la mayoría de las adolescentes, unos 3-4 años tras la primera menstruación o menarquia.

Suele mejorar tras un embarazo a término.

Generalmente se clasifica en primaria, idiopática o de causa no conocida y secundaria, cuando se asocia a trastornos patológicos.

La dismenorrea primaria se origina por las contracciones del miometrio (capa muscular del útero), inducidas por las prostaglandinas producidas  en el endometrio (la capa más interna del útero y que se descama mensualmente), la más importante es la prostaglandina F2α.

La dismenorrea secundaria puede asociarse a procesos como las malformaciones uterinas, endometriosis y miomas.

El primer tratamiento para el dolor en la menstruación son los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), que van a disminuir la acción de las prostaglandinas y además provocar una hemorragia menstrual más breve y menos abundante. Los más utilizados y efectivos son el ibuprofeno, naproxeno, ketoprofeno y ácido mefenámico.

En el supuesto de que los anteriores no sean efectivos, el siguiente paso es el uso de los anticonceptivos hormonales (orales, transdérmicos o vaginales), que van a inhibir la síntesis de prostaglandinas en el endometrio, regulan los ciclos y disminuyen la hemorragia menstrual.

Disminuye la hemorragia menstrual: si usted sufre éste dolor periódico, no dude en ponerse en contacto con su ginecólogo o con nuestro departamento ginecológico.

Si desea puede concertar una

Dolores Menstruales
5 (100%) 1 voto