Foro Blog

Impacto del Virus del Papiloma Humano (VPH) en el semen y las dificultades reproductivas masculinas

Impacto del Virus del Papiloma Humano (VPH) en el semen y las dificultades reproductivas masculinas

El Virus de Papiloma Humano, conocido bajo sus siglas VPH, es un virus ADN que afecta a piel y mucosas. El virus afecta las capas basales del epitelio penetrando a través de micro lesiones que suelen producirse con las relaciones sexuales. Se estima que el 80% de la población mundial sufrirá un episodio VPH a lo largo de su vida.

La infección por el VPH es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente. Su prevalencia es muy elevada en varones y mujeres jóvenes sexualmente activos, y evoluciona de forma natural hacia la curación espontánea, la cual se observa en más del 90% de los casos.

Se conocen más de 120 tipos de VPH, de los cuales 40 infectan el área genital y anal. De ellos, unos 15 son oncogénicos:

  • El VPH es el responsable del 100% de cáncer de cuello uterino.
  • Además, se relaciona con el 90% de los cánceres de canal anal.
  • Con el 40% de los cánceres de vulva y pene. 
  • Con el 12 % de cánceres oro faríngeos.

El hecho de que pueda la infección pueda resultar en aparición de cáncer en ambos sexos, resalta la importancia de cambiar la percepción de que únicamente afecta a la mujer. Hay una idea global equivocada de que el riesgo de padecerlo solo existe en las mujeres y que la responsabilidad de evitarlo solo recae en ellas.

Es por ello que cada vez más países incluyen al hombre en sus programas de vacunación contra el VPH.

La repercusión del VPH en la fertilidad masculina

Los últimos estudios han demostrado que la infección del VPH en hombres puede darse a varios niveles, poniendo el riesgo serio la fertilidad masculina de diferentes maneras:

Infección testicular y epidídimo

Puede dar lugar a patologías y azoospermia.

Infección seminal

Un estudio realizado entre 1999 y 2016 reveló que el VPH puede estar presente en el semen de varones entre la población general (11%) y que, en casos de los que acudían a clínicas de fertilidad, este porcentaje llegaba al 20%. El VPH puede afectar a la calidad de los espermatozoides a nivel de análisis microscópico: bajo recuento, baja movilidad y anomalías morfológicas.

Daño del ADN espermático (fragmentación del ADN)

Sin embargo, una de las alteraciones más relevantes es el daño del ADN del espermatozoide (fragmentación de ADN). Este evento puede provocar inestabilidad a nivel genómico y cromosómico, a la vez que muerte celular (apoptosis).

Causa de fallo de implantación

Se ha demostrado también que el espermatozoide ya infectado puede transferir el virus al ovocito durante la fecundación, causando daños a éste y a las células del futuro embrión. Esto puede comprometer a su desarrollo y consecuentemente provocar un aborto.

Un estudio realizado en 226 parejas infértiles mostró una reducción de las tasas de embarazo del 38% al 14% cuando el semen estaba infectado por VPH.

Diagnóstico y tratamiento del VPH

No se ha aprobado de momento ningún test rutinario de VPH para hombres. Al igual que en mujeres, se pueden diagnosticar verrugas genitales y tratarlas, si ya son visibles. También, se puede realizar el test Pap anal para hombres bi-/homo-sexuales, durante el cual se biopsian células del canal anal y se analizan para averiguar si hay presencia de ADN vírico mediante PCR.

Las partículas de VPH pueden encontrarse en cada fracción del semen: plasma seminal y en los espermatozoides.

Las técnicas de hibridación in situ nos han revelado que las partículas víricas del VPH se localizan en la región central de la cabeza del espermatozoide e inducen daño en su ADN.

En casos de infertilidad, se pueden realizar tests de fragmentación de ADN, pero hay que tener en cuenta que el daño en el ADN no es consecuencia exclusiva de infección vírica por VPH. Es más, dependiendo del tipo de VPH y el lugar de infección, los efectos pueden ser unos u otros. Por ello, los estudios científicos no han podido todavía demostrar con exactitud los mecanismos moleculares ni alteraciones específicas de las partículas víricas.

Hay que tener en cuenta también que la infección seminal por VPH puede ser temporal. El virus se replica en células en constante división, como ocurre durante la formación de espermatozoides (espermatogénesis). Este ciclo se completa aproximadamente en 2 meses, por lo tanto los niveles de fragmentación pueden normalizarse después de 3-6 meses.

Dentro del laboratorio de reproducción asistida, se realizan diversas técnicas de selección espermática de forma rutinaria: centrifugación, gradientes de densidad y swim-up. Se ha visto que ninguna de estas herramientas son suficientes para la eliminación completa del virus en una muestra seminal.

Sin embargo, en 2020, un grupo de científicos de la Universidad de Padova, modificó la técnica de swim-up añadiendo la enzima hyaluronidasa, que rompe la unión entre el virus y la superficie del espermatozoide, consiguiendo eliminar completamente el VPH de las muestras seminales estudiadas.

Esta nueva técnica se ha incorporado en Instituto Bernabeu, donde hemos diseñado un protocolo de uso clínico y en paralelo un proyecto de investigación.

Prevención

En casos de infertilidad de causa desconocida, se ha visto que el VPH se encuentra en el 10–35% de las muestras seminales. Muchos estudios recientes aportan datos que señalan al VPH como uno de los posibles causantes de estos casos, y recalcan la importancia de valorar más la profilaxis en varones, y no centrarse únicamente en mujeres.

Es evidente que la prevención desde etapas muy tempranas de nuestra vida, haciendo uso correcto del preservativo durante todo el contacto sexual y aplicando los planes de vacunación contra el VPH disponibles en nuestra sociedad, es fundamental para evitar la infección por este virus.

Elisa Serrano,  embrióloga en Instituto Bernabeu.

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19