Foro Blog

Enfermedades de los ovarios y cómo afectan a la fertilidad

Enfermedades de los ovarios y cómo afectan a la fertilidad

Los ovarios son las glándulas encargadas de la producción de hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona), hormonas importantes para el adecuado desarrollo sexual en la mujer; además de jugar un papel importante en la fertilidad, embarazo y ciclo menstrual. El coordinador médico de Instituto Bernabeu Cartagena, el doctor Carlos Alvarado, nos informa sobre las enfermedades de los ovarios más habituales y las más infrecuentes, y cómo pueden afectar a nuestra fertilidad.

En los ovarios se produce la formación del óvulo, que posteriormente se fecundará con un espermatozoide para producir un embrión y que, con la implantación en el útero, generará la gestación. Cualquier afección que produzca una modificación en sus funciones producirá alteraciones hormonales y tendrá una repercusión en la fertilidad.

Enfermedades de los ovarios más habituales

Síndrome de ovarios poliquísticos

Es el trastorno endocrino más frecuente en mujeres en edad fértil, además de ser una de las causas más comunes de infertilidad femenina.

El cuadro clínico puede ser diverso. Entre las consecuencias más frecuentes encontramos el retraso en la regla y/o amenorrea relacionada con la anovulación. Como consecuencia, se produce una disminución de la fertilidad o esterilidad, acné, hirsutismo, alopecia y síndrome metabólico.

El diagnóstico requiere una valoración ecográfica y cumplir 2 de 3 criterios de Rotterdam: anovulación, hiperandrogenismo y ovarios poliquísticos.

Endometriosis ovárica

La endometriosis es una enfermedad en la que existe un crecimiento de tejido endometrial (capa que reviste internamente al útero) fuera del útero. Estas células endometriales pueden llegar a diversos órganos como la vejiga, intestino, trompas, ovarios, ligamentos, etc. La endometriosis ovárica es una de las causas más frecuentes de las endometriosis, entre el 23-55% de los casos.

Los síntomas asociados a la endometriosis dependen de la localización, el tamaño y el grado de severidad. Entre los más frecuentes encontramos el dolor pélvico, hasta en el 70-75% de las mujeres y suele producirse durante la regla (dismenorrea). La infertilidad se produce porque hay una menor reserva folicular y una disminución en la calidad ovocitaria; además de que influye negativamente en la implantación embrionaria.

La prueba de diagnóstico de mayor fiabilidad en la endometriosis es la visualización directa de la lesión por vía laparoscópica y posterior confirmación histológica; aunque suele ser suficiente con un estudio ecográfico adecuado donde se confirme la presencia de endometriomas (quistes de contenido endometriósico en los ovarios), además de ser apoyado por niveles aumentados de Ca125 en sangre (un indicador de la endometriosis).

Fallo ovárico precoz

Es una enfermedad con diversa etiología donde se produce una disminución o ausencia de folículos (reserva ovárica). Los ovarios dejan de funcionar, parcial o totalmente, todo esto antes de los 40 años de edad. La causa más frecuente es desconocida (idiopática), pero puede ser debida a causas genéticas (Síndrome de X-Frágil, Síndrome de Turner, etc), autoinmune (enfermedad del tiroides, de las glándulas suprarrenales), endocrinas o secundarias a tratamientos con quimioterapia/radioterapia, extirpación de los ovarios.

El principal motivo de consulta es la ausencia de regla o alteración de la misma (en el fallo ovárico oculto las reglas se mantienen sin alteraciones); problemas de fertilidad; así como síntomas de déficit de estrógenos como sofocos, sequedad vaginal, disminución de la libido, alteraciones del ánimo, insomnio, osteopenia/osteoporosis, entre otros.

El diagnóstico se debe realizar ante la presencia de amenorrea (ausencia de regla más de 4 meses). Se realizará una historia clínica detallada indagando en los antecedentes familiares, además de una ecografía para valorar la reserva ovárica. Nos apoyaremos en analíticas hormonales como: FSH, LH, Estradiol, Hormona Antimülleriana. Si se confirma esta patología, serán necesarios estudios adicionales para investigar la causa.

Enfermedades de los ovarios poco frecuentes

Cáncer de ovario

El de ovario es el cuarto cáncer femenino más frecuente (Asociación Española contra el Cáncer), pero es la primera causa de muerte en cánceres ginecológicos. Representa alrededor del 4-5% de los tumores femeninos.

Los síntomas suelen aparecer en estadios avanzados de la enfermedad, dificultando el diagnóstico y empeorando el pronóstico de la enfermedad. Puede darse dolor pélvico, sensación de pesadez, pérdida de peso, reglas anormales, distensión abdominal, etc.

La sospecha diagnóstica se realiza durante una ecografía, pero el diagnóstico definitivo es por biopsia del tumor, que se suele realizar durante la extirpación quirúrgica. Además, se realizan pruebas de imágenes para evaluar el grado de extensión como la tomografía o resonancia magnética, pruebas moleculares para buscar cambios genéticos específicos y así poder dar tratamiento dirigido o inmunoterapia

Otros cánceres

El tratamiento con quimioterapia y/o radioterapia pélvica pueden afectar la fertilidad femenina, ya que producen lesiones irreversibles en el tejido ovárico. En la quimioterapia, la afección depende del tipo de fármaco y de la dosis administrada; así, la ciclofosfamida, fármaco usado habitualmente, causa el mayor daño a la reserva ovárica. Otros afectan directamente a la producción de ovocitos y células de la granulosa (cisplatino y doxirubicina). La radioterapia, dependiente de la localización y dosis irradiada, causa una destrucción del tejido ovárico y de los folículos pequeños, con la consiguiente afectación irreversible de la reserva ovárica. Es importante que el especialista pueda informar y orientar a las mujeres que van a someterse a estos tratamientos y tienen deseo genésico sin cumplir, y derivar a las unidades de reproducción asistida a tiempo para poder preservar los ovocitos o corteza de tejido ovárico (en quienes no es posible preservar los ovocitos) para, posteriormente, cuando la enfermedad está controlada, intentar el embarazo con las diversas técnicas de reproducción asistida.

Impacto de estas enfermedades en la fertilidad

Todas estas enfermedades que afectan a los ovarios, impactan también en su función, alterando la capacidad reproductora femenina. Si no se toman las medidas adecuadas, llegan incluso a generar esterilidad irreversible. Existen diversos tratamientos para inducir la ovulación con medicamentos como citrato de clomifeno, letrozol, hormona folículo estimulante (FSH). Además de tratamientos de inseminación o fecundación in vitro (FIV), (con distintos protocolos de estimulación personalizados a cada necesidad). En caso de que se quiera preservar la fertilidad por un factor de edad o porque se va a recibir algún tratamiento gonadotóxico o procedimiento quirúrgico, se podrán preservar los ovocitos y/o la corteza ovárica para su posterior reimplante. Estos tratamientos tienen como finalidad devolver la capacidad reproductiva en la mujer.

Dr. Carlos Alvarado ginecólogo de Instituto Bernabeu

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19