Foro Blog

Biopsia testicular (TESE)

Biopsia testicular (TESE)

¿Qué es la biopsia testicular (TESE)?

La biopsia testicular abierta o TESE (Testicular Sperm Extraction) es una intervención quirúrgica sencilla que se lleva a cabo en quirófano por un urólogo especializado bajo anestesia local o sedación. Desde que se demostró su utilidad en reproducción asistida en los años 90, se ha convertido en una técnica de rutina en el laboratorio para atender las necesidades de cierto tipo de pacientes.

La técnica consiste en extraer tejido directamente del interior del testículo. Según la finalidad de la biopsia, este tejido se puede usar para obtener espermatozoides viables para microinyección espermática (ICSI) en aquellos pacientes en los que no se encuentran espermatozoides en el eyaculado. Pero también el tejido extraído se puede utilizar para realizar diagnósticos histológicos (estudios de meiosis u otros estudios citogenéticos).

¿Qué pacientes se pueden beneficiar de la biopsia testicular (TESE)?

Los pacientes que se pueden beneficiar principalmente de esta técnica son aquellos en los que no se encuentran espermatozoides en el eyaculado. Este tipo de afección se denomina azoospermia y afecta al 1% de la población general. En población infértil la proporción sube al 15%. Según el origen de la azoospermia se distinguen dos tipos:

Azoospermia no obstructiva o secretora (NOA, Non-obstructive azoospermia). Este tipo de azoospermia tiene su origen en un fallo testicular que da lugar a una producción reducida de espermatozoides. Los testículos de pacientes con este tipo de infertilidad suelen tener algunas zonas en el tejido testicular que son activas en la producción de espermatozoides y que están rodeadas de zonas inactivas. La NOA puede ser debido a una causa primaria o secundaria.

  • Entre las causas primarias se encuentran aquellas de origen genético (microdeleciones del cromosoma Y), cromosómico (anomalías en el cariotipo), infecciones (parotiditis o paperas), quimioterapia, ciertos medicamentos (testosterona, esteroides, medicación psiquiátrica, hipertensivos), descenso incompleto de los testículos (criptorquidia), traumatismos o torsión testicular.
  • Las causas secundarias son principalmente el Síndrome de Kallmann y la presencia de un prolactinoma, ambas relacionadas con la regulación hormonal de todo el eje hipotálamo-hipófisis-testículos.

Azoospermia obstructiva (OA, Obstructive azoospermia). A diferencia de la anterior, este tipo de azoospermia se caracteriza porque los espermatozoides sí son producidos en los testículos pero no se encuentran en el eyaculado puesto que existe una obstrucción en los conductos. Esta condición puede ser congénita o adquirida.

  • Entre las causas congénitas más comunes se encuentra la ausencia bilateral de conductos deferentes (CBAVD, congenital bilateral absence of the vas deferens) causada por una mutación en el gen de la fibrosis quística (CFTR). También la obstrucción epididimaria idiopática.
  • Entre las causas adquiridas más comunes se encuentran la vasectomía, infecciones, traumatismos y quistes.

De la misma manera, los pacientes con problemas para obtener una muestra por eyaculación o también aquellos en los que la cantidad o calidad de la muestra sea insuficiente para poder realizar una técnica de reproducción asistida con cierta posibilidad de éxito, también se pueden beneficiar de una biopsia testicular.

Por último, pacientes con una tasa elevada de fragmentación de ADN en los espermatozoides también se han propuesto como candidatos para beneficiarse de la TESE. Existen estudios que confirman que la tasa de fragmentación en el ADN de los espermatozoides testiculares es menor que la de los espermatozoides eyaculados. Sin embargo, no es una técnica de elección en nuestro centro en estos momentos. Todavía no hay una clara indicación de TESE para varones con fragmentación elevada, además, hay que tener en cuenta que hay una mayor anomalía genética en espermatozoides testiculares frente a los eyaculados.

Procedimiento de la TESE (biopsia testicular)

La TESE es una intervención quirúrgica sencilla y relativamente rápida, con una duración de unos 20-30 minutos. Se realiza bajo sedación en el quirófano.  Durante la misma se realiza una pequeña incisión en el escroto de unos 2-3 cm y posteriormente otra en el testículo. El urólogo recoge en ese momento una o varias porciones de tejido testicular que pueden contener los espermatozoides (Imagen 1). Uno de los embriólogos que trabajan en el laboratorio recogerá esa porción de tejido y procederá a su análisis bajo lupa o microscopio. 

El procesamiento en el laboratorio consiste en fraccionar el tejido cuidadosamente para poder observar los espermatozoides. Si no se encuentran espermatozoides se procederá a la extracción de otra porción de tejido en otra zona del testículo. En caso de que haya espermatozoides viables la muestra se incubará hasta su uso en la microinyección o hasta su congelación.

Las incisiones se cierran mediante sutura. Se suele recomendar reposo relativo durante las 24-48 horas posteriores y también se pueden recetar analgésicos y antiinflamatorios.

biopsia 01 - Instituto Bernabeu
biopsia 02 - Instituto Bernabeu
Biopsia 03 - Instituto Bernabeu

Imagen 1. TESE.

Riesgos y posibles complicaciones de la biopsia testicular (TESE)

Las complicaciones relacionadas con la biopsia testicular son infrecuentes ya que es una técnica sencilla y rápida. Rara vez se produce sangrado de la herida, aunque puede suceder, así como la aparición de hematomas. Estos remiten a los pocos días y no suele conllevar riesgo. También pueden aparecer infecciones en la herida que remiten con las indicaciones oportunas del médico especialista responsable del caso.

Bibliografía

  1. Safran A, Reubinoff BE, Porat-Katz A, Schenker JG, Lewin A. Assisted reproduction for the treatment of azoospermia. Human Reproduction 1998;13(suppl 4):47–60.
  2. Janosek-Albright KJC, Schlegel PN, Dabaja AA. Testis sperm extraction. Asian Journal of Urology 2015;2(2):79–84.
  3. Wosnitzer MS, Goldstein M. Obstructive Azoospermia. Urologic Clinics of North America 2014;41(1):83–95.
  4. Shin DH, Turek PJ. Sperm retrieval techniques. Nature Reviews Urology 2013;10(12):723–30.
  5. Rosellen J, Steffens J, Kranz J. Testikuläre Spermienextraktion bei männlicher Infertilität. Der Urologe 2021;60(7):921–31.
  6. Zarezadeh R, Fattahi A, Nikanfar S, Oghbaei H, Ahmadi Y, Rastgar Rezaei Y, et al. Hormonal markers as noninvasive predictors of sperm retrieval in non-obstructive azoospermia. Journal of Assisted Reproduction and Genetics 2021;38(8):2049–59.
  7. Godart ES, Turek PJ. The evolution of testicular sperm extraction and preservation techniques. Faculty Reviews 2020;9.

Beatriz Boyano, embrióloga en Instituto Bernabeu.

Hablemos

Le asesoramos sin compromiso

SITUACIÓN ACTUAL

COVID-19