Los que tenemos la suerte de trabajar en Reproducción Asistida hemos vivido durante nuestra carrera profesional grandes avances que sin duda constituirán para siempre hitos históricos en la ciencia médica. Desde el nacimiento de la primera “niña probeta” en 1978, el desarrollo de nuevas técnicas  ha sido continuo (fertilización in Vitro, estimulación ovárica, congelación embrionaria, donación de óvulos, microinyección intracitoplasmática, cultivo embrionario, diagnostico genético preimplantacional, congelación de ovocitos…).

A veces mis pacientes me preguntan sobre mi opinión acerca del avance más importante en medicina reproductiva y yo siempre les contesto que realmente en lo que más hemos avanzado durante los últimos años es en “comodidad” y “seguridad”.  Hemos pasado de obtener los ovocitos a través de laparoscopia con anestesia general a un procedimiento transvaginal con sedación que no precisa siquiera de pernoctar una noche en la clínica. Avanzamos en el conocimiento de la respuesta ovárica lo que nos ha permitido reducir las visitas y los controles analíticos. Hemos acercado las Técnicas de Reproducción Asistida a las pacientes, actualmente las parejas con problemas de fertilidad tienen muy cerca de su casa centros que le proporcionan una asistencia con unas tasas de éxito comparables, sino superiores, a las de  a cualquier clínica del resto del mundo.

En la actualidad, y en eso consiste el gran avance, una mujer puede realizar un ciclo de fertilización in Vitro con una asistencia de altísima calidad sin necesidad de abandonar su entorno social durante un largo tiempo. Puede realizar el control ecográfico tras concluir su jornada laboral y administrarse la medicación ella misma sin grandes complicaciones. No necesita recorrer cientos de kilómetros, abandonar el trabajo por un tiempo o sacrificar sus vacaciones para realizar el tratamiento.

Sin embargo no todo esta hecho, tenemos que seguir en esa dinámica para hacer los tratamientos mas cómodos y seguros. Las mejoras en las tasas de éxito conseguidas sobretodo por el trabajo en el laboratorio de nuestros compañeros los embriólogos  han hecho que cambiemos conceptos que teníamos muy arraigados. Considerábamos que la estimulación ovárica debía ser generosa y que para conseguir altas tasas de éxito necesitábamos un alto numero de ovocitos que nos permitiera tener el mayor número posible de embriones para al final transferir los dos o tres mejores al interior del útero. Pensábamos que para lograr la mayor probabilidad de embarazo debíamos asumir riesgos como la hiperestimulación ovárica o el embarazo múltiple.

Todo eso esta cambiando si no lo ha hecho ya, cada vez utilizamos protocolos de estimulación mas suaves para conseguir un número de óvulos limitado pero suficiente, con lo que el riesgo de hiperestimulación es prácticamente nulo y las molestias mínimas, de hecho prácticamente todas las pacientes pueden incorporarse a su vida laboral normal al día siguiente de la recogida de los ovocitos.

Por otra parte, los avances en el laboratorio, nos han permitido obtener embriones con mayor probabilidad de implantar, con lo que hemos mejorado las posibilidades de embarazo transfiriendo al útero un menor numero de embriones y por tanto disminuyendo los riesgos de embarazo múltiple. Actualmente prácticamente han desaparecido los embarazos triples de nuestras consultas y en muchas ocasiones optamos, siempre de acuerdo con la pareja, por poner un solo embrión con tasas de embarazo superiores a las que obteníamos hace solo diez años transfiriendo tres o cuatro.

En nuestro trabajo diario, se van incorporando los continuos avances técnicos y vamos cambiando continuamente nuestra forma de hacer las cosas siempre con un objetivo claro que es dar las parejas la máxima probabilidad de éxito sin perder de vista la comodidad y seguridad de los tratamientos.

Dr. Joaquín Llácer, director médico del Instituto Bernabeu de Elche

Para más información consulte nuestra web: www.institutobernabeu.com

Si desea puede concertar una

Seguridad y comodidad en las Técnicas de Reproducción Asistida
5 (100%) 1 voto