En las últimas décadas han sido numerosos los estudios llevados a cabo para examinar la infertilidad masculina que en la actualidad está presente en alrededor del 50% de las parejas con problemas reproductivos. Muchos son los hábitos que influyen en la calidad seminal y en la correcta formación de los espermatozoides (espermatogénesis) y entre ellos se encuentran los relacionados con el aumento de la temperatura testicular.

Los testículos deben encontrarse a una temperatura entre 2 y 4 grados por debajo de la temperatura corporal para poder producir con éxito espermatozoides normales. Hábitos  como permanecer mucho tiempo sentado, llevar ropa ajustada, el uso de saunas e incluso darse  baños excesivamente calientes pueden contribuir al aumento de la temperatura testicular. Una costumbre muy habitual en los últimos años es el uso del ordenador portátil sobre las piernas. Numerosos trabajos reflejan que el uso prolongado de los ordenadores portátiles aumenta la temperatura testicular debido al calor que desprende la máquina, impidiendo una correcta espermatogénesis. En el trabajo deYefim Sheykin(2005) se concluye que tras utilizar el ordenador sobre las piernas aumenta la temperatura testicular hasta 2.8 grados transcurrida una hora.

Otras investigaciones (Conrado Avendaño, 2012) estudian, además de la temperatura, la influencia de la radiación Wi-Fi producida por los ordenadores portátiles, observándose que ese tipo de radiación influye en la calidad seminal pudiendo afectar a la movilidad de los espermatozoides y a la fragmentación de su ADN.

Por ello es muy importante prestar atención a nuestros hábitos diarios y corregir aquellos que podrían afectar a nuestra fertilidad.

Iván Ochando, biólogo del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Efectos de la radiación del ordenador en la calidad seminal
5 (100%) 1 voto