Cultivo embrionario corto VS largo 0

El cultivo embrionario es un procedimiento englobado dentro de las técnicas que se realizan en el laboratorio de Fecundación In Vitro (FIV) que consiste en la incubación artificial de los embriones en unas condiciones controladas hasta el momento de la transferencia, vitrificación o biopsia de los mismos. La duración de esa incubación es lo que va a determinar si estamos ante un cultivo corto (2-3 días de desarrollo) o largo (5-6 días de desarrollo).

Durante este proceso, nuestro objetivo es recrear las condiciones ambientales en las que se encuentra el embrión en una situación natural, así como aportarle los nutrientes necesarios para su evolución a partir de los medios de cultivo.

La duración del tiempo de cultivo depende de diferentes factores, entre los que se encuentran:

  • Calidad del laboratorio de FIV:  ante la falta de medios de cultivo y medios materiales que permitan el cultivo largo de una forma segura y con resultados fiables, es habitual optar por cultivos embrionarios cortos.
  • Cantidad de embriones: durante el cultivo embrionario lo que está ocurriendo no es más que una selección natural, es decir, sólo aquellos embriones con capacidad de implantar progresarán y el resto frenarán su desarrollo. Ante un número reducido de embriones (1 o 2) se puede optar por dos estrategias diferentes:
    • Cultivo corto, ya que entendemos que no hay más selección posible (transferencia en día 2/3)
    • Cultivo largo, ya que nos permite conocer si ese embrión tiene opciones reales de dar embarazo.

Si nos encontramos ante un número de embriones elevado, realizar un cultivo largo nos permitirá una selección más exhaustiva que favorecerá la transferencia de un único embrión y la vitrificación de embriones con potencial real. 

  • Necesidad de realizar un Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP): actualmente la biopsia embrionaria, en la cual obtenemos algunas células del embrión para poder analizarlas posteriormente, se realiza en estadío de blastocisto (entre día 5 y 6) ya que de esta forma obtenemos unos resultados más robustos y fiables, generando un menor daño a los embriones.
  • Calidad de los embriones: la calidad morfológica de los embriones en día 2-3 puede determinar, al igual que la cantidad, seguir una estrategia de cultivo corto o largo.

Como se puede observar, los factores que influyen en la realización de un tipo de cultivo u otro son diversos y en ocasiones, su elección puede ser compleja.  Actualmente, al perfeccionarse las técnicas de reproducción asistida, la estrategia de elección en la mayoría de laboratorios de FIV es el cultivo largo. Además, este cultivo nos acerca a las condiciones fisiológicas ya que de forma natural la implantación se produce en torno al día 5 de desarrollo. Aún con esto, el análisis de cada caso y la implementación de un criterio propio acorde a nuestro laboratorio es fundamental para conseguir llegar al objetivo final con garantías.

Laura Cascales, bióloga en Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Cultivo embrionario corto VS largo
5 (100%) 1 voto