La inseminación artificial intrauterina, consiste en introducir de forma artificial, en la consulta médica, el esperma capacitado del varón dentro del útero de la mujer.

Es una técnica de reproducción asistida con poca complejidad técnica y con unos resultados aceptables.

Tiene la ventaja de la sencillez, la poca medicación necesaria en comparación con otras técnicas, y la experiencia de los Centros ya que se empezaron a utilizar hace muchos años.

Lo más importante para conseguir un embarazo, es una cuidadosa y adecuada selección de las parejas a las que este tipo de tratamiento les puede ayudar a concebir.

La pareja idónea para someterse a esta técnica de reproducción asistida a grandes rasgos sería:

Una mujer joven, menor de 35 – 37 años. A mayores edades, los resultados bajan y está más indicado realizar otra técnica, tipo fecundación in Vitro de los ovocitos. Esto es debido a que a mayor edad materna, existe una menor reserva ovárica, una peor respuesta a los fármacos y una peor calidad de los óvulos a inseminar.

Las trompas uterinas deben ser permeables, para facilitar la fecundación, que se producirá en las mismas: los espermatozoides inseminados deben alcanzar las trompas para fecundar el ovocito.

El varón debe de tener un semen capacitado en el laboratorio de al menos 5 millones por mililitro, (entre 3 a 10 millones), como límite inferior, según autores.

El tiempo de esterilidad, buscando un bebé debe estar entre 3 a 6 años. Por encima o por debajo de este tiempo los resultados no mejoran significativamente.

Todos estos criterios, están basados en la reunión de consenso de expertos que se realizó en Capri, en el año 2009 y cuyas directrices y conclusiones siguen vigentes.

Hoy día, otra indicación muy importante es la inseminación artificial con espermatozoides del Banco de custodia seminal. Se realiza a mujeres sin pareja masculina, a mujeres con pareja masculina pero afecto de alguna enfermedad transmisible grave para la descendencia, etc.

Se deben de cumplir los mismos criterios en la parte femenina. El semen, lo proporciona el banco de custodia del centro médico.

También se ha comprobado hace tiempo que las tasas de éxito, se acumulan sobre todo en las primeras 4 inseminaciones artificiales, por lo que no se aconseja realizar más, aunque todo es valorable y se debe de individualizar cada caso.

Debe de ser el especialista en Medicina Reproductiva el que, de acuerdo con la pareja, decida si es beneficiosa esta técnica en cada caso concreto.

Si desea puede concertar una

¿Cuándo está indicado realizar una inseminación artificial?
Valoración