Instituto BernabeuPara todas las mujeres, el embarazo supone una etapa en su vida muy gratificante y aunque en principio no se trata de una enfermedad, sí requiere un buen control del mismo para garantizar un resultado satisfactorio en todos los casos. Sin embargo, cuando es diagnosticado como de alto riesgo, éste necesita de cuidados especiales, aunque afortunadamente, estos casos sólo afectan al 10% del total y en la actualidad,  la tecnología y la ciencia médica han desarrollado métodos efectivos para prevenirlo o controlarlo de manera positiva. Es por tanto fundamental identificar precozmente los factores de riesgo y estimar su importancia relativa en relación con el resultado perinatal para poder disminuir así las consecuencias adversas de los mismos y llegar a un final feliz.

Son múltiples las situaciones que hacen catalogar al embarazo como de alto riesgo. Entre ellas:

  • La patología materna previa al embarazo, incluyendo cualquier enfermedad crónica: diabetes, hipertensión, cardiopatías, coagulopatías, obesidad y bajo peso, epilepsia, malformaciones uterinas.
  • Un segundo grupo lo forman las gestantes con antecedentes obstétricos desfavorables: crecimientos fetales con retardo, hipertensión inducida por la gestación,  malformaciones fetales anteriores, partos prematuros, muerte fetal intraútero, abortos de repetición.
  • Por último un tercer grupo lo forman las causas feto-placentarias aparecidas en el transcurso del embarazo en curso: embarazo múltiple, malformaciones fetales, retrasos del crecimiento ya evidente, amenaza de parto prematuro, insuficiencia placentaria.

Es necesario un control más estricto y especializado en este tipo de gestaciones, ayudado por un equipo multidisciplinar, donde se integran obstetras altamente cualificados y con experiencia demostrada en el manejo de la enfermedad materna y fetal junto a profesionales de apoyo: biólogos moleculares, genetistas, endocrinólogos, matronas, pediatras y anestesistas. Es fundamental la continua implicación del equipo en aspectos de Investigación (publicaciones, congresos, investigación básica y docencia) y siempre con protocolos individualizados al caso concreto. Se debe contar igualmente con medios técnicos de nivel: ecógrafos de alta gama y laboratorio propio para obtener y procesar todas las técnicas actuales de diagnóstico prenatal.Instituto Bernabeu

La finalidad es ofrecer a la gestante una atención más individualizada y continuada ante situaciones más complejas y que habitualmente conllevan cierto nivel de inquietud y preocupación por su situación especial. Por tanto, es prioritario que los controles sean suficientes y con la periodicidad adecuada para lograr conocer  y controlar las dificultades surgidas en cada caso concreto.

Todo ello, encaminado a lograr un embarazo saludable, siempre contando con la  cercanía de todos los profesionales implicados y sin olvidar nunca el imprescindible apoyo emocional. El objetivo último es minorizar los riesgos con la finalidad de llegar a un parto en condiciones y la llegada de un bebé sano.

Dr. Francisco Sellers, director de la Unidad Medicina del Embarazo del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Control obstétrico en embarazos de alto riesgo
Valoración