Conoce a la doctora Cristina García-Ajofrín 0

La doctora Cristina García-Ajofrín tenía muy claro desde pequeña que quería ser médico. Ayudar a los demás y, sobre todo, salvar vidas, era una de sus metas infantiles. Ya en los inicios de la carrera le fascinó la embriología y, más adelante, descubrió su vocación por la ginecología y obstetricia. Durante su formación le atrajo especialmente la reproducción humana y la esterilidad, fundamentalmente porque supone ayudar a parejas con problemas para concebir. Actualmente ejerce su profesión de ginecóloga experta en medicina reproductiva en Instituto Bernabeu Madrid.

La doctora es consciente de que las pacientes ponen todas sus esperanzas en lograr el embarazo. Y reconoce que muchas de ellas llegan a la clínica con grandes sentimientos de temor y mucha desolación, porque acumulan experiencias de infructuosos tratamientos anteriores. “Son personas que vienen con mucha incertidumbre, desolados, con una tristeza inmensa. Y creo que puedo ayudar para hacerlos más felices y crear vida”, cuenta la especialista.

La doctora confiesa que se siente satisfecha cuando al temor inicial de las pacientes da paso a la confianza. Y cuando logra que la paciente se quede embarazada “después de lo mal que lo han pasado, es un orgullo tremendo”.

Reconoce que los test positivos de embarazo de hoy día le siguen haciendo igual de feliz que la primera beta positiva que logró en la primera paciente. “Todos los casos que han ido bien no se borran de tu mente, cuando han tenido un pronóstico malo y finalmente logras el objetivo”. La doctora García-Ajofrín explica que también los fracasos forman parte del trabajo y suponen una decepción y un afán de superación. “Todos tenemos casos en los que hemos fracasado y no se olvidan, pero también forman parte de nuestra carrera profesional”.

Instituto Bernabeu atiende a pacientes con pronósticos complicados y difíciles y la doctora García-Ajofrín elogia las excelentes condiciones que reúne la clínica para tratar todos los casos, a la vanguardia tanto en el uso de tecnología, en investigación y la atención médica y humana. “El Grupo Instituto Bernabeu cuenta con la última tecnología ecográfica, de laboratorio y a la vanguardia en investigación médica”, destaca.

Otro de los aspectos que distinguen a Instituto Bernabeu es que “tanto mis compañeros como yo tenemos ganas inmensas por seguir aprendiendo. Comentamos entre nosotros el manejo de pacientes, estudiamos e investigamos. Aparte de que somos un equipo médico, de enfermería, de laboratorio, de asistentes personales, somos ante todo un equipo humano con ganas de trabajar y ayudar a las parejas”.

La investigación es una de las características del Grupo Instituto Bernabeu y la doctora García-Ajofrín lidera en la clínica de Madrid el incipiente desarrollo de una línea de investigación del estudio de los niveles de progesterona en fase lútea para relacionarlos con mayores posibilidades de embarazo y menor posibilidad de aborto. Uno de sus puntos de interés es el factor uterino y tiene especial interés en la histeroscopia. También le interesa el diagnóstico a través de ecografía tridimensional y el factor inmunológico en el fallo recurrente de implantación embrionaria.

Aunque no hay evidencias científicas, la doctora García-Ajofrín asiente a la pregunta de si la contaminación puede tener alguna implicación en los problemas de fertilidad de sus pacientes. “Sospechamos que la contaminación no juega un papel beneficioso en la fertilidad, aunque necesitamos más estudios, posiblemente afecte a la calidad de los gametos”.

Uno de los retos que la doctora García-Ajofrín se encuentra en la consulta es la edad avanzada a la que muchas pacientes quieres ser madres.  “Es un problema social, la mujer se ha ido incorporando al mundo laboral, tenemos más competencias, estamos mejor formadas, pero implica que una vez logramos un nivel económico, la edad social para tener un hijo no se corresponde con la edad biológica, que es la misma de nuestros ancestros”. La especialista considera que los ginecólogos tienen un papel muy importante que realizar en las consultas respecto a informar a las pacientes de aspectos claves de la fertilidad femenina. Cuando acuden a realizarse un reconocimiento anual, con una ecografía es posible conocer la reserva ovárica de la mujer y orientarla en su futuro reproductivo.  “Recibir la información por parte de un profesional siempre ayuda”, indica la experta.

El perfil humano del Grupo Instituto Bernabeu y su filosofía de trabajo es otro de los aspectos motivadores de su trabajo. “A los pacientes se les trata como pacientes, no como clientes. Se les da una visión científica y honesta desde el principio. Lo valoro de una forma positiva, me gusta trabajar así y me complace que aquí todos trabajemos del mismo modo”, destaca.

En su faceta personal, la doctora Cristina García-Ajofrín está volcada en la crianza de sus dos hijos pequeños. Actualmente sus aficiones están aparcadas y disfruta jugando con sus pequeños y dedicándoles el tiempo libre del que dispone.

“Tanto mis compañeros como yo tenemos ganas inmensas por seguir aprendiendo. Comentamos entre nosotros el manejo de pacientes, estudiamos e investigamos. Aparte de que somos un equipo médico, de enfermería, de laboratorio, de asistentes personales, somos ante todo un equipo humano con ganas de trabajar y ayudar a las parejas”.

¿Siempre le interesó la Medicina?

Creo que todos empezamos a querer ser médico porque nos apasiona el hecho de salvar vidas. Luego te das cuenta de que no es tanto el hecho de salvar vidas sino de trabajar por mejorar el bienestar de las personas. Una vez que ejerces te das cuenta de que con tu ayuda puedes contribuir a que las personas sean un poco más felices.

¿Cuándo le atrajo la medicina reproductiva?

Una vez que inicié los estudios de Medicina la especialidad me empezó a gustar porque supone traer vida al mundo. Cuando me formé en reproducción humana y esterilidad me motivó el hecho de poder ayudar a parejas que tenían problemas. Los pacientes que atendemos son personas que vienen con mucha incertidumbre, desoladas y con una tristeza inmensa. Y creo que puedo aportar para hacerlos más felices.

¿Cómo es el día a día en Instituto Bernabeu Madrid?

En Instituto Bernabeu Madrid, las pacientes que tratamos han realizado, en muchos casos, tratamientos previos y llevan a sus espaldas una mochila llena de informes y fracasos. Vienen desoladas y la verdad es que, poder dar un halo de esperanza en la primera visita, me alegra muchísimo. Con la información que traen podemos investigar y nos obliga a exprimir el cerebro al máximo para ayudarles.

¿Cuáles son sus líneas de investigación y sus principales puntos de interés?

Tenemos en desarrollo una incipiente línea de investigación del estudio de los niveles de progesterona en fase lútea para relacionarlos con mayores posibilidades de embarazo y menor posibilidad de aborto. También me interesa el factor uterino y la realización de histeroscopias; el diagnóstico a través de ecografía tridimensional, el factor inmunológico y los factores del fallo recurrente de implantación.

¿Qué es lo que más valora de su trabajo en Instituto Bernabeu Madrid?

El perfil humano que hay en la clínica. Se trata a las pacientes como pacientes, no como clientes. Se da una visión científica y honesta desde el principio y lo valoro de una forma muy positiva. Me gusta trabajar así y me complace que en la institución está bien visto trabajar así.

¿De qué se siente más orgullosa?

Vienen parejas con muchos tratamientos a sus espaldas, eres consciente de la dificultad y cuando lo consigues es una sensación magnífica. Y lo vemos más veces de lo que pensamos. Siempre pongo lo mejor de mí misma y cuando alcanzas el embarazo es maravilloso.

¿Tiene momentos imborrables?

Hay momentos que no cambio por nada. Desde que la paciente se hace el test, cuando se realiza la primera ecografía y cuando luego vienen a presentarnos a su bebé.

Si desea puede concertar una

Conoce a la doctora Cristina García-Ajofrín
5 (100%) 1 voto