instituto bernabeuEl seminograma, también denominado espermiograma, es el estudio básico que se realiza a una muestra de semen con el fin de poder evaluar su calidad seminal. Para realizar este análisis correctamente, es necesario que el paciente cumpla una abstinencia sexual de 3 a 5 días, es decir, que durante este tiempo no debe producirse ninguna eyaculación y, además, que la muestra sea obtenida mediante masturbación.

Los parámetros más importantes que se valoran en una muestra de semen son los siguientes:

  • Volumen: cantidad (en mililitros) que se obtiene de eyaculado.
  • Concentración: millones de espermatozoides por cada mililitro.
  • Motilidad: porcentaje de espermatozoides que se mueven y se desplazan.
  • Viabilidad: porcentaje de espermatozoides vivos.
  • Morfología: porcentaje de espermatozoides con forma normal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), es la responsable de establecer los valores de referencia para considerar una muestra de semen como normal. En el año 2010 la OMS publicó los nuevos valores de referencia, que son los siguientes:

  • Volumen: como mínimo debe ser de 1.5 mililitros.
  • Concentración: como mínimo 15 millones espermatozoides por mililitro.
  • Motilidad: debe ser igual o mayor a un 32%
  • Viabilidad: debe ser igual o mayor a un 58%
  • Morfología: debe ser igual o mayor a un 4%

Cuando una muestra seminal posee todos los valores dentro de la normalidad, el diagnóstico es NORMOZOSPERMIA. Sin embargo, un eyaculado puede presentar alteraciones en alguno de estos parámetros o, incluso, en varios de ellos a la vez. Cuando algunos de estos valores se encuentran por debajo del valor normal, podemos obtener diversos diagnósticos:

  • HIPOSPERMIA: volumen del eyaculado inferior a 1.5 mililitros.
  • HIPERESPERMIA: volumen del eyaculado superior a 6 mililitros.
  • OLIGOZOOSPERMIA: concentración de espermatozoides inferior a 15 millones por mililitro.
  • CRIPTOZOOSPERMIA: concentración espermática inferior a 1 millón de espermatozoides por mililitro.
  • ASTENOZOOSPERMIA: porcentaje de espermatozoides mótiles inferior al 32%.
  • NECROZOOSPERMIA: porcentaje de espermatozoides vivos inferior al 58%.
  • TERATOZOOSPERMIA: porcentaje de espermatozoides con morfología normal inferior al 4%.

Otra posibilidad es que en la muestra seminal a analizar no se observe ningún espermatozoide. En este caso el diagnóstico es AZOOSPERMIA.

Aunque el seminograma nos aporta información sobre la calidad seminal en un estudio del factor masculino, una muestra de semen que sea diagnosticada como normal, no nos asegura que la fertilidad esté garantizada. Por el contrario, varones con valores seminales inferiores a los que indica la OMS tienen mayor riesgo de ser infértiles.

Dra. Eva García, bióloga de  IBBIOTECH, del grupo Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Cómo se interpreta un seminograma?
5 (100%) 1 voto