Cada vez más mujeres desean sentirse a gusto con su cuerpo y recurren a la cirugía íntima o cirugía de los genitales femeninos, para adquirir más seguridad y placer en sus relaciones sexuales. Se trata de un conjunto de técnicas quirúrgicas que se aplican no solo como tratamiento de belleza estética sino también para solucionar las necesidades de muchas mujeres que sufren problemas psico-físicos a causa de una malformación o lesión en el área genital, ya sea producida por el paso del tiempo, tras el parto, por una lesión o porque nació con ella.

En Instituto Bernabeu contamos con un equipo de anestesistas, ginecólogos y ginecólogas especialistas que cuentan con la preparación, experiencia y la última tecnología para la realización de estas cirugías, además de la comodidad y seguridad de un espacio quirúrgico adecuado. En nuestras clínicas se realizan estas cirugías vaginales:

Ninfoplástia

Consiste en la reducción o aumento de labios mayores o menores por hipertrofia. Las pacientes que sufren esta afección ven su vida diaria muy limitada en algunos ámbitos: incomodidad con pantalones ajustados o al llevar bañador, durante las relaciones íntimas, etc, son molestias que añaden a las complicaciones físicas un valor psicológico. Estos problemas tienen solución con una sencilla cirugía para estrechar o ampliar los labios de los genitales.

Estrechamiento o ampliación del canal vaginal

Es muy frecuente que tras el parto o a partir de los 40 años de edad el tono muscular de la vagina de la mujer pierda rigidez y se produzca un ensanchamiento de la cavidad. Mediante una cirugía sencilla, se consigue estrechar el diámetro y mejorar el tono muscular.

También puede realizarse la técnica opuesta: El ensanchamiento vaginal, que es un procedimiento habitual en mujeres jóvenes cuya matriz es demasiado pequeña, lo que puede producirles problemas en sus relaciones sexuales. Con una sencilla cirugía lleva a cabo el ensanchamiento.

Perineoplastia

La reconstrucción del periné o del tejido que va desde la vagina al ano, se realiza en pacientes que han sufrido desgarros durante el parto. La perineoplastia procura de aplicar tensión en los músculos afectados y recuperar la funcionalidad del periné.

Himenoplastia

Esta práctica es muy solicitada entre las mujeres que, ya sea por su cultura o por su religión, dan mucha importancia a la virginidad. Por diferentes circunstancias pueden haber sufrido una rotura del himen y a causa de esto, pueden experimentar rechazo familiar. Mediante una sencilla técnica quirúrgica, es posible reconstruir la zona para que se produzca de nuevo la rotura del himen y el sangrado en la próxima relación sexual y así recuperar la virginidad.

Clitoriplastia

La reducción del capuchón del clítoris se llama Clitoriplastia. Consiste en retirar la piel sobrante para hacer disminuir su tamaño. Se trata de una técnica poco invasiva y que preserva la sensibilidad de la zona.

Desgarro por piercingsgenitales externos femeninos

En algunos casos se producen roturas o perforaciones en los genitales por la presencia de piercings. Esto puede causar la pérdida de la sensibilidad, -si afecta a los nervios de la zona- y producir infecciones o heridas graves tanto en la piel como en los vasos sanguíneos. El ginecólogo se encargará de realizar una exploración para valorar los daños sufridos y desarrollará la mejor técnica para corregir los problemas causados.

Eliminación de quiste sebáceo

Eliminar quistes sebáceos o lipomas es un procedimiento sencillo, mediante el cual se suprimen las protuberancias o bultos que aparecen en ocasiones en la zona genital. Estos pueden conllevar un problema estético, pero también médico, si se produce una infección que además puede asociarse a dolor.

Eliminación de Verrugas

Las verrugas genitales no solo son un problema estético. Es imprescindible eliminarlas inmediatamente por un ginecólogo o dermatólogo especialista por su relación con el cáncer de útero, abordando el tratamiento del virus del papiloma humano (VPH) –origen del problema- de manera holística.

A la hora de tomar la decisión de someterse a una cirugía, es muy importante pensar en nuestra salud ginecológica y las implicaciones asociadas. Ponerse en manos de expertos ginecólogos, para que las técnicas usadas sean lo menos invasivas posibles, no queden innecesarias secuelas, ni comprometan nuestra salud. El especialista hará una valoración y orientará en el procedimiento más adecuado para cada caso.

Si desea puede concertar una

Cirugía íntima femenina, ¿estética o salud?
5 (100%) 1 voto