¿Cómo aumentar las posibilidades de embarazo en mujeres con obesidad? 0Magnitud del Problema

La obesidad es un problema de Salud Pública tanto en la población general, como en las mujeres en edad fértil. Este problema lejos de ir mejorando, va aumentando progresivamente en los últimos años.

Un estudio publicado en la revista the lancet concluye que el 13% de la población mundial tiene problemas con el peso. En España, se aprecia una tendencia creciente del número de personas que padecen esta enfermedad, lo que resulta alarmante, ya que se convierte en el segundo país de Europa con más casos de obesidad y sobrepeso por detrás del Reino Unido.

La prevalencia de la obesidad es alta en los EE UU y Europa y está aumentando prácticamente en todos los países. En los EE UU, más de 36,5% de los adultos tiene obesidad; la obesidad (IMC: Índice de Masa Corporal≥ 30 kg/m2) en la edad reproductiva afecta a 31,8% de las mujeres entre 20 y 39 años de edad, y aumenta a 58,5% cuando se combina sobrepeso y obesidad.

Repercusión de la Obesidad sobre la Fertilidad

Los problemas de fertilidad en las mujeres obesas (IMC≥ 30) están en la mayoría de los casos, relacionados con disfunción ovulatoria y en algunas de ellas en relación con un Síndrome de Ovario Poliquístico. Además, hay que destacar que en mujeres con ciclos ovulatorios “normales” la obesidad en sí misma se asocia con una menor tasa de embarazo espontáneo y un aumento del tiempo de búsqueda de gestación. En un estudio reciente, se encontró que las mujeres obesas de finales de la edad reproductiva (35-49 años) tenían niveles significativamente más bajos de AMH (Hormona Antimulleriana, hormona que informa de la reserva ovárica) hasta 65%, en comparación con las mujeres de peso normal de la misma edad.

Esto nos viene a decir que las mujeres obesas, aun cuando conserven ciclos aparentemente normales, van a tener más dificultades para conseguir un embarazo espontáneo, van a tardar más en conseguirlo y además tienen menor tiempo real para ello, puesto que parecen tener menor reserva ovárica. Numerosos estudios demuestran que una perdida entre el 5-10% de peso mejora notablemente este pronóstico.

Terapia de Reproducción Asistida (TRA) para mujeres obesas

Los datos al respecto parecen indicar que hay un aumento de fracaso de las TRA (FIV: Fecundación in vitro; ICSI: Inyección intracitoplasmática) a medida que aumenta el IMC de la mujer y se ha relacionado con peor calidad de los ovocitos obtenidos, peor respuesta ovárica, peor calidad y receptividad endometrial o una combinación de todos los factores.

Un meta-análisis analizando 48.000 ciclos de FIV/ICSI confirma una menor tasa de embarazo clínico y Recién Nacido Vivo y una mayor tasa de aborto espontáneo en mujeres con IMC > 25 kg/m2, comparado con mujeres con IMC normal. No se ha demostrado un aumento de otras complicaciones como embarazos ectópicos, Síndrome de Hiperestimulación, etc.

Un estudio reciente (2017) estudia el impacto de la obesidad e infertilidad  en mujeres obesas. La obesidad parece afectar el ovocito y al embrión preimplantatorio, entre otros numerosos factores que están en estudio. Esto podría explicar la subfertilidad, que es debida a la receptividad alterada y que puede conducir a anormalidades placentarias que se manifiestan por tasas más altas de aborto espontáneo, muerte fetal y preeclampsia en la población obesa.

Recomendaciones

Numerosos estudios observacionales han encontrado que la reducción de peso en mujeres obesas y con problemas de fertilidad entre un 5-10% mejora la frecuencia de ovulación y la posibilidad de embarazo.  Es recomendable que toda mujer con obesidad (IMC ≥ 30 kg/m2) consulte con un equipo de profesionales para que valoren su caso.

Alicia López, nutricionista y dietista del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Cómo aumentar las posibilidades de embarazo en mujeres con obesidad?
5 (100%) 1 voto