¿Qué es la Ecografía Emocional?

La tecnología más novedosa aplicada al uso de los ultrasonidos, la tridimensión, aporta una serie de ventajas al estudio del feto, pues permite la visualización de estructuras con una gran precisión. Si le añadimos la cuatridimensión, es decir el tiempo real, podemos identificar multitud de movimientos fetales antes no conocidos: de la cabeza, de la cara y de las extremidades.

 

En concreto, los de la cara son los que se enmarcan en lo que denominamos gestos y expresiones fetales, muy estudiados en los últimos años: bostezo, sonrisa, succión, parpadeo, sacar la lengua, etc. Abre caminos muy interesantes en el estudio de las expresiones faciales fetales como posible manifestación de la conciencia fetal. Y además es una valiosa herramienta para detectar patologías anatómicas y con la capacidad única de explorar y conocer el desarrollo neurofisiológico adecuado del feto. Posee por tanto un enorme potencial en la investigación perinatal.

Aunque indudablemente, el objetivo al realizar una ecografía a la embarazada, es comprobar la perfecta anatomía y el correspondiente bienestar fetal, con esta tecnología se abre otro aspecto también muy interesante: es lo que se ha venido a denominar la Ecografía Emocional.

Practicada igualmente con los mismos equipos diagnósticos pero enfocada específicamente a mostrar a los futuros padres al bebé, con sus gestos característicos y en su propio entorno. Se podría realizar en cualquier momento del embarazo, aunque las mejores imágenes suelen obtenerse entre las semana 25 y la semana 30. En todo caso, su calidad siempre depende de algunos factores como la utilización de ecógrafos adecuados, la experiencia del explorador, la posición fetal y la cantidad de líquido amniótico.¿Qué es la Ecografía Emocional?

Al realizarla, se produce automáticamente un aumento del vínculo con el futuro hijo. Las imágenes obtenidas ayudan a transmitir de manera inmediata, un auténtico sentimiento de tranquilidad a los padres y a reforzar definitivamente los lazos afectivos con su hijo.

Son momentos realmente emocionantes que nunca olvidarán y que sin duda acrecientan la ilusión en la espera del gran acontecimiento. Son imágenes que conservarán y repasarán en la intimidad. Un recuerdo para siempre.

Dr. Francisco Sellers, director de la Unidad Medicina del Embarazo del Instituto Bernabeu.

¿Necesita ayuda?
Le orientamos sin compromiso