Instituto Bernabeu

La diabetes gestacional es una forma de diabetes inducida por el propio embarazo y que suele aparecer en su segunda mitad. Todas las gestantes deben realizar una prueba oral de tolerancia a la glucosa entre las semanas 24 y 28 del embarazo: el Test de O´Sullivan. Si resulta alterado, se confirma la diabetes gestacional con la posterior práctica de la Curva de Glucemia. Las mujeres que tengan factores de riesgo para este tipo de diabetes pueden hacer este examen ya en el primer trimestre.

La importancia de la detección precoz de diabetes en el embarazo

Tanto la Diabetes Mellitus tipo 2 como la Obesidad están aumentando en los países desarrollados de forma alarmante. Por otro lado, estamos asistiendo a un retraso de la edad de maternidad.

Estas son las premisas que explican porqué cada vez es más frecuente la existencia de Diabetes Mellitus tipo 2 en las mujeres que buscan su primer embarazo y lo más grave es que la mayoría de estas mujeres y sus médicos no lo saben. La Diabetes tipo 2 al inicio puede ser totalmente asintomática y pasar totalmente desapercibida.

Sin embargo, tener una diabetes al inicio de la gestación es una situación que pone en peligro la correcta evolución de embarazo si no se actúa de inmediato. Sabemos que los bebés expuestos a niveles altos de glucosa en las primeras semanas de embarazo pueden sufrir daños irreparables (malformaciones congénitas) o incluso muerte (aborto).

Por ello, toda mujer que busca embarazo debe ser estudiada previamente para descartar la existencia de una diabetes y si ya está embarazada, debe ser estudiada los antes posible.

Desde la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Instituto Bernabeu se recomienda la realización sistemática de una analítica que determine niveles de glucosa en ayunas y Hemoglobina glicosilada (HbA1c) en toda mujer que busca gestación o queda embarazada para una detección lo más precoz posible y una actuación terapéutica sin demora.

La recomendación de realizar HbA1c se justifica porque este parámetro estima la media de glucosa que ha mantenido la mujer durante los tres meses previos a la extracción de sangre, un valor ≥ 6,5% indica la existencia de una diabetes y la paciente debe ser valorada por un equipo de Endocrinología y Nutrición.

Tratamiento de la diabetes gestacional

Una vez confirmado el diagnóstico de Diabetes Gestacional, el objetivo prioritario es mantener los niveles de glucosa dentro de los límites normales y asegurar la salud del feto. La base del tratamiento, consiste en seguir una dieta adecuada y la práctica de ejercicio: suave pero diario, siendo el más saludable, caminar.

La dieta debe ser limitada a un número de calorías ajustada a cada caso particular y mejorar el tipo de alimentos: moderar el consumo de grasas y proteínas, suministro de carbohidratos a través de los alimentos como frutas y verduras y algunos carbohidratos complejos como pan, cereal, pasta y arroz. Y sobre todo debe ser  baja en nutrientes que contengan mucho azúcar, tales como bebidas gaseosas, jugos de fruta y panes dulces.  ,

Para comprobar la evolución, debe medirse el nivel de glucosa en casa. La forma más común consiste en extraer una gota de sangre del dedo y hacer la medición del nivel diario de glucosa con el aparato que se le proporcionará.

Si a pesar de un adecuado cambio de la dieta, no se controlan las cifras de azúcar (glucosa) en la sangre, se iniciará  terapia con insulina.

Parto con diabetes gestacional

Instituto Bernabeu

Las mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional tienden a tener bebés más grandes al nacer. Esto puede incrementar la posibilidad de problemas en el momento del parto, por tanto es muy importante el seguimiento ecográfico más escrupuloso y extremar la vigilancia fetal, especialmente en las últimas semanas del embarazo.

Por otra parte, el bebé es más propenso a tener períodos de nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) durante las primeras horas de vida. Por tanto, requerirá controles por parte del pediatra, de su nivel de glucosa tras su nacimiento.

Los niveles altos glucosa en sangre de la madre, suelen volver a la normalidad tras el parto. Sin embargo, estas mujeres con diabetes gestacional deben vigilarse cuidadosamente después del mismo y en citas regulares con su médico para buscar signos de diabetes, pues algunas de ellas pueden desarrollarla al cabo de unos años. Debemos pues aconsejar un tipo de vida sano junto a una alimentación equilibrada y saludable de por vida.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR

Dr. Francisco Sellers, director de la Unidad Medicina del Embarazo del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Diabetes gestacional. Todo lo que debes saber
5 (100%) 2 votos