La obesidad es una situación que dificulta la consecución de un embarazo y que condiciona una serie de complicaciones una vez se ha conseguido el mismo.

Por ello se recomienda un control del peso corporal previo al embarazo para conseguir una gestación y que además ésta llegue a buen término.

En todos los casos el tratamiento viene de la mano de un asesoramiento nutricional y de unas pautas de ejercicio físico saludable y en algunos casos podremos asociar fármacos que nos ayuden a controlar el aumento de insulina asociado al exceso de grasa corporal como puede ser la metformina.

Sin embargo, a veces este tratamiento es “lento” y podemos tardar demasiado en conseguir un peso razonable para iniciar la búsqueda del embarazo en las mejores condiciones.

Actualmente disponemos de un grupo de fármacos relativamente nuevos, conocidos como análogos del receptor de GLP1 (proteína similar a la que se produce en el intestino en respuesta a la comida) que se han empezado a utilizar para el tratamiento de la diabetes. Con el uso se ha demostrado que sus efectos gastrointestinales y probablemente en sistema nervioso central, condicionan una pérdida de apetito en los pacientes, con sensación de saciedad y consecuentemente una pérdida de peso significativa.

Estos hallazgos han llevado al estudio del uso de estos fármacos como tratamiento de la obesidad sin diabetes, confirmando sus resultados en cuanto a pérdida de peso, sin producir alteraciones en el metabolismo de la glucosa (no hay bajadas de azúcar en los pacientes obesos no diabéticos).

Tanto la agencia americana del medicamento (FDA) como recientemente la agencia europea (EMEA) han aprobado su uso en pacientes obesos, aunque en España no está financiada para su uso en obesidad.

El fármaco se administra mediante una pluma precargada en el tejido celular subcutáneo, de forma similar a la insulina y una vez al día. Las dosis se van incrementando progresivamente hasta la dosis máxima, para minimizar posibles efectos secundarios como las náuseas que pueden aparecer al inicio pero disminuyen con el uso.

Este fármaco (Liraglutide), sería especialmente útil en aquellas mujeres con obesidad que buscan embarazo y precisan de una pérdida relativamente rápida de peso corporal porque la edad materna, no nos permite demorar mucho los tratamientos de fertilidad.

Dra. Pino Navarro, directora Endocrinología y Nutrición del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Nuevos tratamientos para perder peso cuando busco embarazo
5 (100%) 1 voto