La fertilidad masculina puede verse reducida como consecuencia de anomalías genitourinarias congénitas o adquiridas,  infecciones de vías genitourinarias, aumento de la temperatura escrotal (por ej. varicocele), trastornos endocrinos, anomalías genéticas y factores inmunitarios.

En el 30-40% de casos, después del estudio no se identifica ningún factor asociado a la infertilidad. Estos varones consultan sin antecedentes de problemas de fertilidad y muestran unos resultados normales en la exploración física y en las pruebas analíticas endocrinológicas. Frecuentemente el espermiograma revela disminución del número de espermatozoides (oligozoospermia), reducción de la motilidad (asteozoospermia) y muchas formas anormales (teratozoospermia). Los principales factores asociados a infertilidad masculina son de origen desconocido (31%), varicocele (15,6)% , Infección genitourinaria (8%) criptorquidia (7,8)%, , trastornos de almacenamiento del semen y factores sexuales (5,9%), enfermedades sistémicas (3,1%), hipogonadismo (8,9%), factores inmunitarios (4,5%), obstrucción vía espermática (1,7%) y otras causas.

En todo centro de estudio y  tratamiento de la fertilidad, el estudio del varón infértil ha de ser siempre llevado a cabo por el Urólogo,  en busca de anomalias genitourinarias u otros problemas de salud que se detectan en su exámen . Esto se aplica a todos los varones que presentan un semen de calidad reducida. El diagnóstico resulta imprescindible para instaurar el tratamiento adecuado (fármacos, cirugía, reproducción asistida)

Los factores pronósticos de la infertilidad masculina dependen de la duración de la infertilidad, de si es primaria o secundaria, de los resultados del espermiograma, y finalmente de la edad/ fertilidad de la mujer. La tasa acumulada de embarazos en las parejas infértiles con dos años de seguimiento y oligoastenospermia aislada como causa, es del 27% . En estos casos la edad femenina es limitante y es la variable aislada mas importante que influye en los resultados  de la reproducción asistida. En comparación a una mujer de 25 años, la posibilidad de fertilidad disminuye al 50% si tienes 35 años, disminuye al 25% si tiene los 38 años y a menos del 5% a los 40 años.

El estudio andrológico  está indicado cuando el seminograma es anormal en al menos dos exámenes. La evaluación del estado andrológico ha de tener en cuenta las sugerencias  hechas por la OMS respecto a la investigación, el diagnóstico y el tratamiento normalizados de la pareja infértil. Esto llevará a la aplicación de la Medicina Basada en la Evidencia en este campo interdiciplinar de la medicina reproductiva.

En general la alteración de la espermatogenesis suele asociarse a concentraciones elevadas de la hormona FSH.

La biopsia testicular es el mejor procedimiento para definir el diagnóstico histológico de las alteraciones del testículo y la mejor posibilidad de encontrar espermatozoides con fin reproductivo para obtener descendencia. Se identifican espermatozoides en el 60%  de los pacientes con azoospermia no obstructiva.

Los varones que sean candidatos y puedan proporcionar muestra suficiente de espermatozoides, han de recibir el asesoramieto genético pertinente.

En los pacientes con azoospermia no obstructiva que presentan espermatozoides en una biopsia testicular la ICSI con espermatozoides reciente es la única opción terapéutica razonable. Se logran embarazos y partos con feto vivo en el 30%-50% de las parejas con azoospermia no obstructiva cuando se encuentran espermatozoides enla biosia testicular.

A los varones con azoospermia no obstructiva se les recomienda una extracción testicular de espermatozoides para ICSI. A fin de aumentar las posibilidades de recogidas positivas puede realizarse biopsia multiple o microquirúrgica (Grado de recomendación tipo B)

Dr. Luís Prietodirector de urología del Instituto Bernabeu 

Si desea puede concertar una

Infertilidad masculina
5 (100%) 1 voto