Gestágenos: ¿Qué son, cuál es su función y qué ventajas pueden aportar? 0

¿Qué son los gestágenos?

Los gestágenos (también conocidos como progestágenos), son las hormonas cuya función principal es mantener el embarazo (son pro-gestacionales), y cumplen un papel importante en la regulación del ciclo menstrual. 

Los gestágenos forman parte de las hormonas esteroideas, junto con los estrógenos, los andrógenos, los mineralocorticoides y los glucocorticoides. Esta gran familia de hormonas esteroideas comparten un esqueleto básico de 21 carbonos, llamado esqueleto pregnano (C21). De manera similar, todos los estrógenos poseen un esqueleto estrano (C18) y los andrógenos un esqueleto andrano (C19). 

¿Qué tipos de gestágenos podemos encontrar?

Dentro de los gestágenos podemos encontrar los de producción natural y los análogos sintéticos. La progesterona es el gestágeno natural más importante en el cuerpo, y se sintetiza principalmente en los ovarios a partir del colesterol circulante en sangre. Los gestágenos artificiales, creados en laboratorio, se conocen como progestinas.  

¿Cuál es la función de los gestágenos?

La progesterona es producida por los ovarios y en caso de embarazo por la placenta. En menor medida, la progesterona también se produce en las glándulas adrenales y en el hígado. Durante el ciclo menstrual su función principal es hacer el endometrio receptivo para el embarazo. Una vez hay implantación la progesterona mantiene el embarazo, ejerciendo una actividad miorrelajante en el útero y manteniendo la vascularización uterina.  

Durante la lactancia materna prepara las glándulas mamarias para la secreción de la leche. 

¿Cuándo y cómo suministramos los gestágenos?

La progesterona puede administrarse por vía vaginal, subcutánea, intramuscular y oral. 

  • Vía vaginal: habitualmente en forma de óvulos de 100, 200 y 400mg. Su administración es sencilla, y el efecto secundario más frecuente es la irritación vaginal. Los nombres comerciales más habituales son: Progeffik®, Utrogestán® y Cyclogest®.
  • Administración subcutánea: tiene una buena biodisponibilidad, y el efecto secundario más frecuente es la irritación en la zona de inyección. En España se comercializa como Prolutex®.
  • Vía intramuscular: consigue concentraciones buenas, pero su administración es dolorosa y requiere personal sanitario, por lo que está en desuso.
  • Administración oral: su eficacia es menor, debido al paso hepático para la metabolización, y sus efectos secundarios mayores (somnolencia, naúseas), por lo que no es la vía recomendada en estos tratamientos.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del uso de gestágenos en un tratamiento de fertilidad?

Los niveles bajos de progesterona se han asociado al fallo de implantación, aborto de repetición y parto prematuro

El conocimiento de los valores de progesterona, y sus niveles óptimos nos permiten evaluar el ciclo en diferentes momentos, tanto en los ciclos de fecundación in vitro como en los ciclos naturales.

  1. Al inicio del ciclo nos permite confirmar la inhibición luteal del ciclo previo.
  2. En torno a la ovulación nos permite conocer si el endometrio será receptivo.
  3. En la fase lútea nos permite saber si hay una correcta producción natural de  progesterona o absorción de la medicación.

Los progestágenos también tienen efectos secundarios, la mayoría leves, que incluyen retención de líquidos, naúseas, vómitos, distensión mamaria, inestabilidad emocional, disminución de la líbido y somnolencia.

Dra. Cristina Gavilán, ginecóloga en Instituto Bernabeu

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Si desea puede concertar una

Valoración