Falsos mitos de la fertilidad - Instituto Bernabeu

¿Tomar anticonceptivos puede disminuir mi fertilidad futura?

Los anticonceptivos orales (ACOs) son utilizados actualmente por al  menos el 35 % de las mujeres en edad reproductiva (1), siendo el segundo método anticonceptivo más utilizado tras el preservativo. Hay muchos falsos mitos sobre los ACOs pero vamos a centrarnos aquí en su relación con la fertilidad una vez hemos finalizado su uso.

Se ha demostrado que la medida de la hormona Antimülleriana (HAM) en pacientes que usan algún tipo de anticoncepción hormonal es un 19% menor de lo que se esperaría según su edad(2). Normalmente usamos este parámetro, la HAM, par “medir” la reserva ovárica, por lo que podríamos pensar que este mito es cierto pero se ha demostrado que el valor de la HAM vuelve a la normalidad tras la cese de la toma de este tipo de anticonceptivos(3) sin depender del tiempo de uso de los mismos. Es más, se ha visto que la probabilidad de embarazo tras la toma de anticonceptivos en el pasado es la misma que la de las mujeres que nunca los han tomado (4).

En resumen, el uso de métodos hormonales para no quedarse embaraza no afecta a la fertilidad, si bien hay que tener cuidado en medir la HAM en un momento en el que no los estemos tomando para tener un valor más cercano a la realidad.

¿Puedo aumentar las probabilidades de tener un niño o una niña programando las relaciones sexuales?

Éste es un mito que se escucha mucho y las “formas” en las que se podría intentar elegir el sexo del futuro bebé varían mucho dependiendo de donde obtengamos información. Quizá la más extendida es la que asocia el momento de la relación sexual el día o días cercanos a la ovulación con la probabilidad de tener un varón. Esta teoría comenzó en 1980 con el llamado “método Billings”(5) según el cual si se tenían relaciones cercanas a la ovulación los espermatozoides que más probabilidades tendrían de llegar al óvulo serían los que llevan el cromosoma “Y” ya que son “menos pesados”.  

Desde entonces ha habido numerosos estudios que intentan estudiar esa hipótesis pero sólo uno de ellos ha encontrado éxito con este método(6). El resto de estudios publicados (con mayor número de pacientes) no encuentra esta relación ni por este ni por otros métodos (7)(8)(9), incluso un estudio de 875 pacientes(10) encontró la relación justo contraria.

Con toda esta información hay que concluir que no hay manera “natural” de elegir el sexo del recién nacido.

Tomar café si me estoy intentando quedar embarazada es malo

Con respecto al consumo de café y gestación la ACOG (American College of Obstetricians and Gynecologist) recomienda no superar las dos tazas de café al día (200 mg cafeína/día aprox.)(11) pero puede surgir la duda si su consumo, al ser una sustancia psicoestimulante, puede afectar a las probabilidades de concebir. Se ha visto que su consumo no modifica el patrón ovulatorio de las mujeres(12) ni tampoco la probabilidad de quedarte embarazada en tu ciclo natural(13) por lo que no hay que cesar su consumo si estás intentando quedarte embarazado si bien es recomendable no superar la dosis diaria arriba mencionada.

Dejaré de fumar cuando sepa que estoy embarazada

Ya hemos visto que pasa con el café pero, ¿el tabaco afecta a mis probabilidades de quedarme embarazada? La respuesta es sí. El consumo de tabaco afecta a varios niveles del sistema reproductivo femenino: disminuye la calidad ovocitaria, aumenta el estrés oxidativo en el ovario, afecta a la contractilidad de las trompas de Falopio y disminuye la receptividad uterina. Por ello, se ha visto que aumenta un 60% la probabilidad de tener problemas de fertilidad (14).

Comenzaré con suplementos que contengan ácido fólico cuando me de positivo el test de embarazo

Aunque la mayoría de las mujeres en España toma suplementos vitamínicos durante la gestación menos del 35% lo hacen los meses previos(15). Existe la falsa creencia de que su toma sólo debe iniciarse una vez se está embrazada pero hay que empezar mínimo un mes antes de la concepción(16) para disminuir el riesgo de defectos del tubo neural a nivel fetal(17). Por ello, en el momento en el que decidas buscar embarazo empieza con la toma diaria de cualquier preparado que tenga al menos 400 microgramos de este compuesto.

Después de un aborto espontáneo tengo menos probabilidades que otra mujer de tener un recién nacido

Lo primero a tener en cuenta es que, desgraciadamente, los abortos espontáneos (es decir, aquellos que no han sido voluntarios) son un hecho relativamente común que según las últimas estadísticas serían de un 18.6%(18). Se ha demostrado que la probabilidad de quedarse embarazada tras una aborto es la misma que en aquellas paciente que nunca han tenido uno e incluso que aquellas que tienen un hijo previo(19).

Por otro lado la probabilidad de que se repita otro aborto en esta situación es la misma que la de la población que nunca ha intentado quedarse embarazada(20), es más esta probabilidad disminuye si el embarazo ocurre antes de 4 meses desde el aborto por lo que no hay que esperar “ningún tiempo de seguridad” antes de volver a intentarlo.

¿Es necesario guardar reposo tras la realización de una transferencia embrionaria?

Ahora nos movemos a mitos más centrados en técnicas de fertilidad y que también están muy extendidos. Quizá el que más escuchamos en consulta es la necesidad de guardar reposo tras la transferencia de un embrión  (ET) al útero tras la realización de fecundación in Vitro. Se tiene la lógica duda de si el levantarnos tras el ET puede provocar la salida del embrión del útero, es más, en los años 80 era común la recomendación de durante unos días guardar reposo en casa “por si acaso”. 

En 2009 un estudio demostró mediante ecografía que el movimiento del contenido uterino tras andar después de una transferencia en milímetros no era diferente al de aquellas pacientes que no se habían movido de la cama(21). Tras numerosos estudios que llegan a las mismas conclusiones, recientemente se ha publica una revisión de la literatura que encontró la misma tasa de gestación clínica y de recién nacido vivo en pacientes que no guardaban reposo comparadas con las que sí(22).

Por ello se recomienda no guardar reposo tras la ET y llevar a cabo, en general, tus actividades diarias normales en los días siguientes.

Bibliografía

  1. Johnson S, Pion C, Jennings V. Current methods and attitudes of women towards contraception in Europe and America. Reprod Health. 5 de febrero de 2013;10:7.
  2. Birch Petersen K, Hvidman HW, Forman JL, Pinborg A, Larsen EC, Macklon KT, et al. Ovarian reserve assessment in users of oral contraception seeking fertility advice on their reproductive lifespan. Hum Reprod. octubre de 2015;30(10):2364-75.
  3. Landersoe SK, Birch Petersen K, Sørensen AL, Larsen EC, Martinussen T, Lunding SA, et al. Ovarian reserve markers after discontinuing long-term use of combined oral contraceptives. Reprod Biomed Online. 15 de octubre de 2019;
  4. Mikkelsen EM, Riis AH, Wise LA, Hatch EE, Rothman KJ, Sørensen HT. Pre-gravid oral contraceptive use and time to pregnancy: a Danish prospective cohort study. Hum Reprod Oxf Engl. mayo de 2013;28(5):1398-405.
  5. Billings E, Westmore A. The Billings method: Controlling fertility without drugs or devices. Anne ODonovan Press. 1980;
  6. McSweeney L. Successful sex pre-selection using natural family planning. Afr J Reprod Health. marzo de 2011;15(1):79-84.
  7. Tiberi S, Scarpa B, Sartori N. A composite likelihood approach to predict the sex of the baby. Stat Methods Med Res. noviembre de 2018;27(11):3386-96.
  8. Gray RH, Simpson JL, Bitto AC, Queenan JT, Li C, Kambic RT, et al. Sex ratio associated with timing of insemination and length of the follicular phase in planned and unplanned pregnancies during use of natural family planning. Hum Reprod Oxf Engl. mayo de 1998;13(5):1397-400.
  9. Carson SA. Sex selection: the ultimate in family planning. Fertil Steril. julio de 1988;50(1):16-9.
  10. Guerrero R. Association of the type and time of insemination within the menstrual cycle with the human sex ratio ar brth. Int J Fertil. 1970;15:221-5.
  11. American College of Obstetricians and Gynecologists. ACOG CommitteeOpinion No. 462: Moderate caffeine consumption during pregnancy. Obstet Gynecol. agosto de 2010;116(2 Pt 1):467-8.
  12. Chavarro JE, Rich-Edwards JW, Rosner BA, Willett WC. Caffeinated and alcoholic beverage intake in relation to ovulatory disorder infertility. Epidemiol Camb Mass. mayo de 2009;20(3):374-81.
  13. Lyngsø J, Ramlau-Hansen CH, Bay B, Ingerslev HJ, Hulman A, Kesmodel US. Association between coffee or caffeine consumption and fecundity and fertility: a systematic review and dose-response meta-analysis. Clin Epidemiol. 2017;9:699-719.
  14. de Angelis C, Nardone A, Garifalos F, Pivonello C, Sansone A, Conforti A, et al. Smoke, alcohol and drug addiction and female fertility. Reprod Biol Endocrinol RBE. 12 de marzo de 2020;18(1):21.
  15. Sanfélix-Gimeno G, Ferreros I, Librero J, Peiró S. Caracterización de la suplementación de folatos en el embarazo a partir de la combinación de sistemas de información sanitaria. Gac Sanit. diciembre de 2012;26(6):512-8.
  16. SEGO. Guía de asistencia Práctica.Control prenatal del embarazo normal. Prog Obstet Ginecol. 2018;61(5):510-27.
  17. Blencowe H, Cousens S, Modell B, Lawn J. Folic acid to reduce neonatal mortality from neural tube disorders. Int J Epidemiol. abril de 2010;39 Suppl 1:i110-121.
  18. Bérard A, Abbas-Chorfa F, Kassai B, Vial T, Nguyen KA, Sheehy O, et al. The French Pregnancy Cohort: Medication use during pregnancy in the French population. PloS One. 2019;14(7):e0219095.
  19. Wildenschild C, Riis AH, Ehrenstein V, Hatch EE, Wise LA, Rothman KJ, et al. Fecundability among Danish women with a history of miscarriage: a prospective cohort study. BMJ Open. 21 de 2019;9(1):e023996.
  20. Sundermann AC, Hartmann KE, Jones SH, Torstenson ES, Velez Edwards DR. Interpregnancy Interval After Pregnancy Loss and Risk of Repeat Miscarriage. Obstet Gynecol. 2017;130(6):1312-8.
  21. Lambers MJ, Lambalk CB, Schats R, Hompes PGA. Ultrasonographic evidence that bedrest after embryo transfer is useless. Gynecol Obstet Invest. 2009;68(2):122-6.
  22. ozzolino M, Troiano G, Esencan E. Bed rest after an embryo transfer: a systematic review and meta-analysis. Arch Gynecol Obstet. noviembre de 2019;300(5):1121-30.

Dra. María Martinez, ginecóloga de Instituto Bernabeu

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR

Si desea puede concertar una

Valoración