dgpEl Diagnóstico Genético Preimplantaciónal (DGP) es una herramienta que permite “conocer genéticamente” al embrión antes de ser transferido al útero materno. Gracias a ello podemos estudiar su dotación cromosómica o si es portador de alguna enfermedad hereditaria. Esta información nos ayuda a seleccionar los embriones que darán lugar a bebés sanos. Pero, ¿cómo podemos obtener dicha información?

Actualmente se están buscando métodos no invasivos de obtener la información genética del embrión, pero hasta la fecha, la única forma de obtener información genética de un embrión, es mediante la realización de una biopsia embrionaria. ¿En qué consiste una biopsia embrionaria?

Para poder explicar el procedimiento de biopsia, debemos tener en cuenta que el punto de partida es EL EMBRIÓN. El embrión se obtendrá tras la realización de un ciclo de reproducción asistida, preferiblemente mediante microinyección intracitoplásmica de espermatozoides (ICSI) y se valorará su desarrollo durante la fase de cultivo hasta día 3 o día 5. De forma histórica la biopsia embrionaria se había realizado en día 3, en la actualidad, la biopsia embrionaria en día 5 es el procedimiento de elección debido a que no compromete la viabilidad del embrión.

El embrión biopsiable en día 3 debe tener un número de células igual o superior a 6, de manera que su posterior desarrollo no se vea comprometido por el mero hecho de “capturar” una célula para realizar el análisis. Para llevar a cabo la biopsia, se realizará un orificio en la zona pelúcida (ZP) del embrión, pudiendo utilizar para ello agentes químicos (ácido Tyrodes) o mediante el empleo de púlsos de láser. A continuación, mediante aspiración se obtendrá una blastómera (célula del embrión) que será analizada en los laboratorios de biología molecular y genética.

Una vez realizada la biopsia se mantendrá el embrión en observación valorando su desarrollo hasta el momento de la transferencia.

El embrión biopsiable en día 5 debe haber alcanzado la fase blastocisto, en este caso se biopsiaran un mínimo de 4-5 células del tapizado celular externo que dará lugar a las estructuras placentarias (trofoectodermo), manteniendo intacta la masa celular interna que dará lugar al embrión. La perforación de la ZP se realizará mediante el empleo del láser, método de mayor precisión, debido a que la ZP ha reducido su espesor por los procesos propios de expansión y el empleo de otros métodos podría dañar al embrión comprometiendo su desarrollo. El embrión, por sus mecanismos naturales, extruirá un fragmento de trofoectodermo fuera de la zona pelúcida, y éste es el que podrá ser biopsiado. La forma más frecuente de biopsiar el trofoectodermo es por aspiración, ayudándonos de pulsos de láser para producir la separación de las células, aunque existen otros métodos.

La biopsia del embrión es un procedimiento delicado, requiere de mucha precisión y de un equipo de embriólogos experimentado, ya que errores en la técnica comprometerían el desarrollo del embrión o el diagnóstico genético posterior.

Dra. Dori Rodríguez, bióloga del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿En qué consiste la biopsia del embrión?
5 (100%) 1 voto