embrionDurante la realización de un tratamiento de reproducción asistida debemos seleccionar el mejor embrión para transferirlo al útero materno. Esta selección ha estado basada en el “aspecto” que presenta el embrión en el momento previo a la transferencia, de hecho, se intenta esperar hasta día 5 de cultivo embrionario para obtener el embrión con mejor potencial, así como una mayor sincronización con el endometrio.

En determinadas ocasiones, esta selección puede verse favorecida por la realización de un screening cromosómico completo (PGS/PGT-A/CCS). Mediante esta técnica somos capaces de conocer si un embrión posee todos los cromosomas en su número exacto, es decir, si es cromosómicamente normal. Por lo tanto, tendremos una selección morfológica (aspecto externo) y una selección cromosómica (aspecto interno).

Para poder analizar el embrión debemos biopsiarlo (tomar una muestra de células), sin que ello perjudique a su desarrollo y posterior implantación. Las técnicas de biopsia han evolucionado hasta optimizar el proceso.

En un primer término se biopsiaban los embriones en día 3 de cultivo, cuando alcanzaban un número de células entre 6 y 8,  para intentar minimizar el efecto adverso sobre su desarrollo posterior. Éste método requería una manipulación excesiva del embrión.

Actualmente, la técnica de biopsia se realiza en fase de blastocisto, este estadío embrionario se alcanza a partir de día 5 de cultivo. En esta fase, la biopsia del embrión es segura y con resultados más fiables que la que se realizaba en día 3. Pero, ¿se pueden biopsiar todos los embriones que alcanzan la fase de blastocisto?

Ésta sea probablemente, una de las cuestiones más difíciles de contestar. Un embrión biopsiable es aquel que ha dejado accesible células de su capa externa que dará lugar a las estructuras placentarias (trofoectodermo), además debemos poder obtener un número mínimo de células que nos garanticen un diagnóstico fiable.  Y como último requisito, debe estar suficientemente alejado de las células que darán lugar al embrión (masa celular interna) para evitar posibles daños.

En el vídeo se muestra la biopsia de un embrión apto para el procedimiento.

Dados los requisitos necesarios para llevar a cabo la biopsia, es posible que en día 5 de cultivo embrionario no tengamos embriones aptos para biopsiar, lo que no significa que sean embriones de mala calidad, sino que únicamente,  debemos esperar hasta que el embrión alcance esta fase tan especial. En estos casos, valoraremos los embriones en día 6 de cultivo, para determinar si es posible realizar el procedimiento, y si es así, biopsiaremos los embriones y los vitrificaremos para realizar la transferencia en el momento de mayor receptividad endometrial.

La biopsia del embrión en fase de blastocisto es un proceso delicado, que requiere de personal altamente cualificado y de un buen programa de vitrificación embrionaria que ofrezca las mayores garantías de supervivencia tras todos los procesos.

Dra. Dori Rodríguezbióloga del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Cuándo se realizará la biopsia de mis embriones? y ¿por qué?
5 (100%) 1 voto