Muchas mujeres en edad reproductiva realizan algún tipo de ejercicio. En la mayoría de los casos esto es altamente beneficioso: aumento de la resistencia física, control del peso corporal, aumento de la masa ósea y reducción del riesgo cardiovascular. Sin embargo, en algunos casos el ejercicio excesivo puede llegar a producir infertilidad por insuficiencia lútea o en los casos más graves amenorrea (ausencia de ciclos menstruales).

Tipo de Ejercicio

La probabilidad de perder los ciclos menstruales varía en función del tipo y cantidad de ejercicio y de la rapidez de incremento del mismo. Las actividades deportivas que suelen asociarse con bajo peso corporal (ej. ballet) y los deportes en los cuales la puntuación es subjetiva (ej. patinaje artístico o gimnasia rítmica) se asocian con una mayor incidencia de amenorrea frente a otras actividades deportivas.

El incremento gradual del ejercicio se asocia menos a amenorrea que el incremento más rápido, como el que realizan las mujeres de forma rápida e intensa al entrenar para una competición.

Deficiencia calórica relativa

En muchos casos se atribuyen los problemas de fertilidad o amenorrea al bajo peso corporal, pero sólo el bajo peso no es suficiente para explicar ausencia de reglas porque mujeres con similar Índice de Masa Corporal (IMC) tienen diferentes patrones de ciclos menstruales en respuesta al ejercicio. Parece ser que la ausencia de reglas ocurre sólo cuando hay además una relativa deficiencia de calorías por una ingesta no adaptada o insuficiente para la cantidad de energía consumida en el ejercicio.

Consecuencias del ejercicio excesivo

Amenorrea

En los casos más graves las mujeres deportistas pierden sus ciclos menstruales y no quedan embarazadas por ausencia de ovulación.

Insuficiencia lútea

Muchas mujeres deportistas conservan sus ciclos menstruales y su capacidad ovulatoria pero presentan una disminución de la secreción de progesterona durante la segunda fase del ciclo menstrual. La importancia de ello radica en que la fertilidad puede verse comprometida por esa deficiencia de progesterona que es la hormona responsable de una buena implantación del embrión. Así pues, podemos encontrar mujeres deportistas con fallos de implantación o abortos precoces.

Tratamiento

Si pensamos que la causa de la ausencia de ciclos menstruales y/o infertilidad es debida al ejercicio excesivo, se debe explicar a la mujer la importancia de un adecuado aporte nutricional en cantidad de calorías acordes al gasto calórico que supone para ella su actividad deportiva. En general se deberá aumentar el aporte calórico de la dieta y reducir el ejercicio físico y si el peso es bajo, se deberá además recomendar una mínima pero necesaria ganancia de peso. Este abordaje es más saludable que la mera introducción de un tratamiento hormonal que enmascara el verdadero problema subyacente.

Infertilidad

Siempre podremos conseguir inducir ovulación con fármacos de forma muy efectiva. Sin embargo, no sería la recomendación de primera línea, el aumento de la ingesta calórica es altamente efectivo y más “sano”. Si una mujer no come lo suficiente para tener ciclos menstruales y una fertilidad normal, su ingesta de nutrientes durante un embarazo obtenido con inducción farmacológica de la ovulación será probablemente inadecuada para el normal desarrollo y crecimiento fetal y es frecuente la posibilidad de aborto espontáneo. El tratamiento inductor de la ovulación lo plantearemos cuando se haya conseguido un peso mínimo saludable y sobre todo cuando estemos seguros de una buena ingesta calórica durante toda la gestación.

Insuficiencia lútea

Si la mujer deportista presenta sólo insuficiencia lútea la mejor manera de tratarla será igualmente, aumentando la ingesta calórica y/o disminuyendo el ejercicio y si el peso es correcto podremos tratar con progesterona.

Dra. Pino Navarro, endocrinóloga. Directora del dpto. de endocrinología y nutrición del Instituto Bernabeu

Conozca la unidad asistencial “endocrinología y nutrición del Instituto Bernabeu”

Si desea puede concertar una

Consecuencias del deporte en la fertilidad femenina
5 (100%) 1 voto