Dr-Luis-Prieto

Instituto Bernabeu ha apostado por la urología desde sus principios, de ahí que el amplio equipo de profesionales de la clínica cuente también con urólogos que atienden la Unidad de Urología, de Andrología y una unidad de tratamiento de Síndrome de Klinefelter. Para Instituto Bernabeu, un estudio integral para abordar la infertilidad incluye indefectiblemente también al varón. Desde hace dos décadas, el doctor Luis Prieto forma parte del equipo de profesionales de Instituto Bernabeu. Un profesional que elogia la apuesta de la clínica de medicina reproductiva por la evaluación completa del hombre.

El doctor Prieto se reconoce enamorado de la urología, una profesión vocacional a la que dedica la mayor parte de su tiempo y que le fascina. La especialidad ha evolucionado a lo largo de sus años de profesión y el doctor Prieto se ha mantenido atento y a la vanguardia en todos los cambios, porque se reconoce inquieto y ávido de hacer cosas nuevas. Los años le han hecho incrementar la pasión por su profesión y se reconoce a la vez con una gran vocación de servicio público, es docente, desarrolla una intensa labor investigadora y, a la vez, participa como miembro destacado en sociedades científicas. Ejerce con una gran capacidad crítica con el objetivo de que la profesión evolucione y mejore.

Trabaja desde hace dos décadas en Instituto Bernabeu donde se enorgullece de prestar un servicio esencial a la hora de plantear un tratamiento de reproducción asistida que englobe un estudio profundo del hombre. “Desconfíe de las clínicas de reproducción asistida que no tienen Departamento de Urología para la evaluación del varón”, advierte el especialista y referente nacional.

Recalca la importancia de que las clínicas de medicina reproductiva cuenten con un profesional “en técnicas de reproducción asistida. No sé cómo se sostiene que no tengan un urólogo en las plantillas de los centros”.  La diferencia de quienes apuestan por tener una unidad de urología es lograr que el hombre sea padre con sus propios gametos, con estudios personalizados y pormenorizados y no tener que recurrir directamente a semen de donante. “En Instituto Bernabeu intentamos que el hombre sea padre con sus genes”, incide.

La unidad de Klinefelter ha logrado grandes avances en la obtención de espermatozoides en pacientes límite. Un reto constante en Instituto Bernabeu donde explica “somos un centro que recibe muchos hombres que arrastran grandes fracasos. En Instituto Bernabeu está protocolizada la consulta de uroandrología y eso nos distingue”.

El doctor Prieto destaca que el paciente es la razón primordial de ser y a la vez, el profesional debe ir más allá e investigar para mejorar los tratamientos en los pacientes.

A la hora de elegir su futura profesión dudó entre la ingeniería de telecomunicaciones y la medicina, y se decantó por el cuidado de los demás. Nacido en Madrid, se enorgullece de haber estudiado en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). “tuve la oportunidad de estudiar en una de las mejores facultades, donde el grado de exigencia era muy alto”. Considera un privilegio que sus primeros años de formación fuera en La Paz y en la Clínica La Concepción “donde estaban, sin lugar a dudas, los mejores profesionales”. Dudó si especializarse en ginecología. Fue su profesor de Urología Clínica, el doctor Enrique García de la Peña, quien le animó a ser urólogo. Y confiesa que hoy, “siendo urólogo, soy un poco ginecólogo”.

Se formó en la Cátedra y Servicio de Urología del Hospital Universitario San Carlos de Madrid y formó su perfil en urodinámica, patología funcional y uroandrología. La especialidad tiene un campo muy amplio con muchas subespecialidades. Sus puntos de interés son la patología funcional, reconstructiva, cirugía protésica y de esfínteres urinarios. Además de su trabajo en Instituto Bernabeu, es el responsable de la unidad de Patología Funcional y Urodinámica del Hospital General de Alicante.

Llegó a la provincia tras aprobar las oposiciones que se convocaron en 1993 en la Comunidad Valenciana. Se incorporó a un hospital comarcal y ha trabajado en los Hospitales de Alicante, Elche y San Juan.

Ha profundizado en los conocimientos de patologías funcionales, incontinencia urinaria, urodinámica, cirugía de prótesis de pene, de suelo pélvico y reconstructiva; y considera la cirugía la parte más bonita de la profesión.

Implicado al máximo en su profesión, Luis Prieto es también tesorero de la Junta Directiva de la Asociación Española de Urología, secretario de la Comisión Nacional de la Especialidad y director científico de revistas nacionales del sector. Tutor de residentes en el Hospital General de Alicante y profesor asociado de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche.

“Desconfíe de las clínicas de reproducción asistida que no tienen en plantilla un urólogo para la evaluación del varón”

¿Deberían todos los hombres infértiles someterse a una evaluación urológica exhaustiva?

En instituto Bernabeu sugerimos una evaluación completa de todos los hombres con infertilidad. Una exploración física mejora el compromiso de los hombres en el diagnóstico y el tratamiento, es costo-efectivo hacerla en todos los hombres que acuden a una clínica de infertilidad, en lugar de hacerla solo después de los hallazgos anormales en el análisis de semen y/o una historia sexual y reproductiva anormal. Una historia detallada y completa, la exploración física junto con pruebas complementarias, como un análisis de semen, hormonas, y en ocasiones biopsia testicular, ayudan a aclarar el diagnóstico y a determinar qué estudios genéticos pueden ser útiles. Un aspecto esencial de la evaluación del varón infértil es la detección de enfermedades concomitantes que supondrían problema de salud, a veces de gran trascendencia que no eran objeto de consulta.

¿En qué beneficia al varón un urólogo en la consulta de medicina reproductiva?

Hay hombres con problemas muy importantes y hemos logrado la obtención de espermatozoides en pacientes límite. En Instituto Bernabeu recibimos a muchos hombres que arrastran grandes fracasos. La protocolización de la consulta de uroandrología nos distingue. Desconfíe de las clínicas de reproducción asistida que no tienen en plantilla a un urólogo para la evaluación del varón. A estos centros solo les queda el recurso de la donación de semen. En Instituto Bernabeu intentamos que el hombre sea padre con sus genes. En la Unidad de Klinefelter, por ejemplo, a lo largo de los últimos 20 años, hemos obtenido espermatozoides en pacientes límite. Hemos detectado incluso patologías en hombres que venían a tratamiento de reproducción sin saber que tenían un problema.

A medida que pasan los años la mujer tiene más dificultad para ser madre, ¿ocurre lo mismo con el hombre?

No. Aunque asistimos a un deterioro objetivado y comprobado de la calidad del semen. En los últimos años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha ido cambiando los parámetros. A diferencia de la mujer, la biología del hombre le permite ser padre hasta el final de sus días y con la misma calidad. Y puede ser también infértil, de ahí la razón de ser de que la medicina reproductiva necesite al urólogo. Hay una gran diversidad de enfermedades que afectan a la fertilidad y que desafían a la medicina.

¿Son realmente importantes los hábitos de vida para mejorar la calidad del esperma?

Los antioxidantes tienen su utilidad. De la misma forma que seguir una dieta mediterránea.

¿El varón afronta la incapacidad de tener hijos de forma distinta a la mujer?

El grado de tensión que genera ser infértil es diferente en el varón y la mujer. La vida fértil de la mujer tiene un reloj y un ciclo de fertilidad que sentencia su posibilidad de ser madre, en el hombre esa marca es diferente, puede ser padre en cualquier momento de su vida.

¿A qué hombres ve en la consulta?

Aquellos que los ginecólogos consideran que es necesario hacer una valoración más profunda. Casi todos los varones llevan su valoración urológica y los que fracasan pueden ser evaluados. En Instituto Bernabeu se realiza un estudio completo al varón y de alto nivel. También realizamos cirugía, las que no requieren de ingreso las hacemos en la misma clínica.

¿Cómo es el doctor Luis Prieto?

Soy muy inquieto, trabajador y me gustar cambiar y no siempre hacer lo mismo. La Medicina obliga a estar actualizado y tanto es así que no se parece mi actividad a la de hace 25 años. He visto cambiar la profesión y tres han sido los cambios más importantes: la incorporación de la litotricia renal, el desarrollo de viagra y la cirugía mínimamente invasiva, (laparoscópica y la actual robótica) que tanto han beneficiado a los pacientes. Y en la subespecialidad de uroandrología, en técnicas de reproducción asistida, donde todas las clínicas deberían tener un urólogo.

Si desea puede concertar una

Conoce al urólogo Luis Prieto
5 (100%) 1 voto