Conoce a la farmacéutica Ruth Morales 0

Ruth Morales es científica por vocación. La rama de las ciencias le atrajo ya desde que estaba en el instituto. Finalmente se decantó por estudiar Farmacia. En 2001 se licenció por la Universidad de Valencia. Al finalizar comenzó a hacer su tesis en el Instituto de Neurociencias de Alicante (UMH-CSIC) que se centró en el uso de células madre como futura terapia para la enfermedad de Alzheimer. Aquella fue su primera incursión en la biología molecular y lo que le motivó a seguir el camino de la genética. Realizó un curso de reproducción humana que conoció casi por casualidad y ahí se inició su gran interés por la medicina reproductiva. “Me encantó, me sedujo”, afirma de su descubrimiento de una ciencia que la cautivó.

Llegó a Instituto Bernabeu y aún recuerda la emoción y los nervios de iniciar un camino que le motivaba. Sus inicios están ligados al laboratorio de Andrología y durante los primeros años estaba a caballo entre las clínicas de Alicante, de Benidorm y de Elche. Cuando Instituto Bernabeu comenzó a gestar el laboratorio de genética y biología molecular vio su oportunidad de trabajar en algo que le atraía. Junto a los biólogos moleculares Belén Lledó y José Antonio Ortiz ha visto crecer un laboratorio que hoy es puntero y está entre los más importantes de Europa.

“Empezamos apenas con un microscopio, un ordenador y una PCR (un pequeño aparato que hace reacciones de amplificaciones de ADN). Y muy pronto comenzamos a dar más servicios y hacer nuevas pruebas. El laboratorio de genética fue creciendo hasta llegar al gran laboratorio que hoy es Biotech” explica la doctora, quien al echar la vista atrás se sorprende de todo lo recorrido y la evolución tan importante del laboratorio de genética. “Cuando recuerdo los principios parece increíble. Empezamos con lo básico. Ahora estoy muy orgullosa de haber estado en Biotech en los comienzos y haber participado en los procesos de su creación y evolución y ser parte de este proyecto que se ha convertido en una parte muy importante de la clínica. Es algo que la mayoría de clínicas no tienen y es un orgullo”.

Ruth Morales pone el acento en la actividad asistencial de Instituto Bernabeu que se complementa con una potente labor investigadora. El foco puesto siempre en el paciente y la resolución de sus problemas como meta. Además de hacer las pruebas que requieren los pacientes “estamos en contacto con ellos. Siempre encima de los casos”, destaca. Hacer pruebas para que las parejas conciban un niño sano es uno de los retos emocionantes para todas las personas que trabajan en el laboratorio. 

“Comenzamos con pocas pruebas de biología molecular y actualmente se ha ampliado el abanico. Al principio hacíamos cariotipos, fibrosis quística, X Frágil o Fish en espermatozoides. Poco a poco fuimos incorporando nuevos estudios como el Túnel para medir la fragmentación del ADN del espermatozoide, el screening de talasemias o de atrofia muscular espinal. En la actualidad, una parte muy importante de nuestro trabajo es el Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP): screening de aneuploidías y la detección de enfermedades monogénicas”, indica.

“Biotech ha ido creciendo a medida que la clínica se ha hecho más grande y ha ido aumentando la demanda de los pacientes de nuevas pruebas. Y todo gracias a los avances técnicos y la incorporación de las nuevas tecnologías. Este es un campo en el que no podemos quedarnos atrás”.

La evolución del departamento es continua y va pareja a la formación de los profesionales. No hay cabida al estancamiento. “Es un campo que está en la cresta de la ola. Continuamente nos estamos formando y aplicando lo último en el trabajo del día a día para estar siempre en primera línea. Este sector cada vez lo demanda más y estamos entre los primeros”, cuenta Ruth Morales.

El trabajo incesante y de continua evolución le permite ser optimista en los avances. Está convencida de que muchos problemas que todavía son desconocidos tendrán solución. “De aquí a diez años van a cambiar muchas cosas. Vamos constantemente conociendo causas genéticas nuevas de la infertilidad. En unos años y con el avance de la tecnología el abordaje genético de las parejas será más completo”, explica.

Ruth Morales destaca que el gran laboratorio que es Biotech cuenta con un gran equipo. “A nivel profesional y humano está lo mejor. Hay un ambiente muy bueno, compañerismo y muchas ganas de trabajar”. Una virtud que se respira en todo el Grupo Instituto Bernabeu “desde que entras por la puerta y te sonríe de oreja a oreja la compañera de recepción”.

Además de disfrutar con su trabajo, en su faceta personal Ruth Morales tiene como gran afición la de viajar y siempre que puede trata de conocer otros lugares, descubrir nuevas culturas, costumbres y comidas.

“De aquí a diez años van a cambiar muchas cosas. Vamos constantemente conociendo causas genéticas nuevas de la infertilidad. En unos años y con el avance de la tecnología el abordaje genético de las parejas será más completo”

¿Cuáles son las funciones de Biotech?

Biotech está dividido en la parte de andrología y análisis clínicos y en la parte de genética y biología molecular. Los facultativos realizan el trabajo más especializado y se ocupan del análisis y los técnicos de laboratorio llevan a cabo una actividad importantísima e impecable centrados en la parte de procesos. Es importante el diagnóstico de las parejas, saber si tienen una causa de infertilidad de origen genético.

Desarrolla su actividad en el laboratorio de Andrología y Genética, ¿cómo es el día a día?

Una parte muy importante del trabajo es el diagnóstico de las parejas. Hay problemas de fertilidad cuyo origen es genético, y su diagnóstico, permite un adecuado tratamiento y asesoramiento de la pareja. Además, las nuevas tecnologías nos están permitiendo conocer nuevas causas genéticas de infertilidad y hacer un diagnóstico cada vez más preciso. Otra parte muy importante de Biotech es permitir que muchas parejas tengan niños sanos. Ayudamos a parejas con riesgos de alteraciones cromosómicas en la descendencia y también a aquellas que tienen una enfermedad genética y pueden transmitirla a la siguiente generación. Les damos la posibilidad de tener niños sanos. Además, una parte muy importante del trabajo que hacemos es la realización de pruebas genéticas en el proceso de selección de los donantes.

¿Cómo han sido esos avances en biología molecular y genética?

Empezamos con una máquina de PCR (un pequeño aparato que realiza reacciones de amplificación de ADN) con la que se podían secuenciar fragmentos de ADN muy pequeños. Ahora tenemos dos equipos de secuenciación masiva. Los secuenciadores actuales son muy potentes, equiparables a los de los mejores laboratorios de genética tanto en clínica e investigación con los que se pueden llevar a cabo muchísimas aplicaciones como el PGT-A (secuenciación de aneuploidías embrionarias) o el test de compatibilidad genética para detectar los pacientes de qué enfermedades son portadores.

En Biotech son testigos de una evolución y una revolución.

Al principio hacíamos cariotipos y algunas pruebas de biología molecular como la fibrosis quística, el X Frágil y el Fish en espermatozoides. Poco a poco fuimos incorporando nuevos estudios como el Túnel, el screening de talasemias o la atrofia muscular espinal… A medida que crecía la clínica y la demanda de los pacientes de nuevas pruebas genéticas crecía Biotech. Es un campo en el que no podemos quedarnos estancados. Tenemos otras aplicaciones, como el estudio del microbioma con el que saber los microorganismos que hay en la vagina o en el endometrio que podrían afectar a la implantación embrionaria. Contamos con unos equipos que hace unos años eran impensables.

¿Hacia dónde vamos?

Hay muchos problemas que todavía son desconocidos y de aquí a diez años van a cambiar muchas cosas. Vamos constantemente conociendo causas genéticas nuevas de la infertilidad. En unos años el abordaje genético de las parejas será más completo. Ahora sabemos que la causa genética es una parte.

¿Qué peso tiene la investigación en su trabajo?

En Biotech no hay cabida al estancamiento. La investigación genética es un campo que está en la cresta de la ola. Continuamente nos estamos formando y aplicando lo último en el trabajo del día a día para estar siempre en primera línea. Este sector cada vez lo demanda más y estamos entre los primeros. Realizamos constantes comunicaciones en congresos y estamos en todos los encuentros punteros nacionales e internacionales de medicina reproductiva y también de genética.

¿Y qué papel juega el equipo de Biotech?

Es un equipo, no solo el mejor a nivel profesional, también a nivel humano. Desde que entras por la puerta y te sonríe de oreja a oreja la compañera de recepción. El trabajo del laboratorio es inmejorable. El día a día es muy fácil.

Si desea puede concertar una

Conoce a la farmacéutica Ruth Morales
5 (100%) 1 voto