Dra Ana Fabregat

Cuando era pequeña le encantaba leer los prospectos de los medicamentos. Se recuerda con 5 años mirando la composición de la aspirina o del suplemento de calcio que se solía dar a los niños. Se familiarizó desde muy pronto con los principios activos que leía pausadamente porque “son larguísimos”. Y quería hacerse mayor para conocer qué significaban aquellas palabras. Así que fue fácil que de mayor Ana Fabregat convirtiera su vocación en su profesión. Actualmente ejerce su profesión como farmacéutica analista en Instituto Bernabeu.

Ana Fabregat es natural de Castellón y para hacer lo que quería se marchó a estudiar a Valencia sorprendiendo a sus padres, que preferían algo más cómodo para ella. Siempre le ha gustado la química y todo lo relacionado con la rama sanitaria.

Comenzó a estudiar Farmacia teniendo muy claro que su vocación estaba enfocada al laboratorio. Le atraía mucho más todo lo relacionado con los análisis y desde siempre tuvo claro que iba a hacer el examen FIR, la especialidad específica para farmacéuticos.

Realizó la residencia hospitalaria en análisis clínicos y al vivir alejada de su casa empleó el tiempo libre en comenzar también el doctorado sobre marcadores cardíacos en el infarto de miocardio. En el último año de la especialidad y contra los pronósticos que le decían que iba a ser complicado fue aceptada para una formación temporal en la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital La Fe. A la vez, su interés por la reproducción le motivó para realizar el curso de Especialista Universitario en Biología de la Reproducción en la Universidad Miguel Hernández (UMH).

De la mano del doctor Rafael Bernabeu entró a trabajar en Instituto Bernabeu en 2004 donde inició su andadura como analista clínico. Actualmente su ámbito de trabajo es compartido entre el laboratorio de Andrología y análisis clínicos y el laboratorio genético de Biotech. Su papel fundamental se centra en el control y realización de análisis clínicos, incluyendo el estudio del factor masculino para el diagnóstico de los pacientes. Así como el control del buen funcionamiento de los laboratorios pertenecientes a las distintas sedes.  “Como analista de Instituto Bernabeu soy el contacto para consultar cualquier duda que pueda surgir con análisis en las distintas sedes”. La doctora Fabregat destaca que “debemos asegurarnos de que todos los resultados son correctos, llevar un control de calidad, asegurándonos de que los analizadores funcionan en las condiciones adecuadas”. Y es consciente de que “sin un resultado correcto el ginecólogo no puede tener un diagnóstico correcto”. De ahí que una de sus funciones es que dichos analizadores estén bien calibrados. “Por la mañana evalúo los controles de calidad para que estén en su rango. Hay técnicas en las que hay que ser mucho más estrictos. Analizamos las muestras de forma exhaustiva. Somos conscientes de que los analizadores analizan, pero no piensan”.

Destaca que en Instituto Bernabeu “funcionamos todos como una cadena” un trabajo en equipo fundamental “para que los tratamientos tengan el éxito final, todo el mundo tiene que cumplir su función y que ésta sea impecable”. Instituto Bernabeu cultiva “la excelencia en el trabajo. Y para ello, también cree importante que todos los centros de Instituto Bernabeu tengan los mismos criterios claros de trabajo, que todo el personal conoce, y por tanto todos los procedimientos sean siempre los mismos en todas las sedes.

La doctora Fabregat es minuciosa y sabe que los resultados que ofrece van a servir al especialista para dar el diagnóstico y por eso tienen que ser absolutamente correctos ya que “el ginecólogo toma decisiones en función a esas analíticas”.

En el laboratorio también se analiza el factor masculino. Se realiza el manejo del banco de semen. Y se llevan a cabo los protocolos de estudio de los donantes. Su labor es hacer una constante interpretación de resultados.

Actualmente Ana Fabregat dedica su tiempo libre a cuidar de sus dos hijos de 10 y 7 años y siempre que tiene tiempo trata de mantenerse en forma. Es aficionada al baloncesto, un deporte que tuvo que abandonar por una lesión. Y sobre todo le gusta el trabajo que hace. “Me vine a Alicante por la reproducción asistida, me gusta, aposté y aquí sigo 14 años después”.

En Instituto Bernabeu “funcionamos todos como una cadena” un trabajo en equipo fundamental “para que los tratamientos tengan el éxito final, todo el mundo tiene que cumplir su función y que ésta sea impecable”.

Entrevista:

¿Cuándo surgió su interés por la Farmacia?

Cuando empecé a leer me encantaba leer el prospecto de los medicamentos y los largos principios activos. Le decía a mi madre que de mayor yo quería saber lo que ponían. Cuando tuve que decidir mi futuro profesional me decanté por estudiar farmacia. Me encanta la química y todo lo relacionado con la sanidad. Tenía claro que quería ser farmacéutico especialista en análisis clínicos.

¿Cómo recaló como farmacéutico en Instituto Bernabeu?

Lo cierto es que he apostado mucho por trabajar en reproducción asistida, que es algo que me encanta. Cuando terminaba mi especialidad me interesó conocer la Unidad de Reproducción del Hospital La Fe. En mi último año de residencia realicé una formación temporal en la Unidad. Entré en Instituto Bernabeu en 2004 en el laboratorio de Andrología y Análisis Clínicos y posteriormente me incorporé de forma compartida al laboratorio de genética. Ahora estoy a caballo entre los dos laboratorios. Al ser la analista de Instituto Bernabeu resuelvo cualquier duda que pueda surgir con los resultados en cualquiera de nuestras sedes.

¿Qué trabajo desempeña como analista en la clínica de medicina reproductiva?

Realizamos una constante interpretación de los resultados de todos los laboratorios y solucionamos las dudas. Mi trabajo es el control y realización de análisis clínicos, incluyendo el estudio del factor masculino para el diagnóstico de los pacientes. Así como el control del buen funcionamiento de los laboratorios pertenecientes a las distintas sedes.  Como analista de Instituto Bernabeu soy el contacto para consultar cualquier duda que pueda surgir con análisis en las distintas sedes. Tenemos que asegurarnos de que todos los resultados son los correctos y que hay un exhaustivo control de calidad. También es importante la revisión y calibrado de los analizadores ya que el resultado es importante para el diagnóstico correcto. En Instituto Bernabeu damos lo mejor de nosotros mismos para que los resultados sean excelentes.

¿Qué papel juega el laboratorio en las donaciones de gametos?

En nuestro laboratorio realizamos todos los protocolos de estudio de los donantes. En el de andrología, donde analizamos el factor masculino, se realiza el manejo del banco de semen. Hay que ser muy estrictos para valorar la muestra. También somos muy exigentes en la selección de los candidatos tanto en la donación de semen y de ovocitos.

¿Qué protocolos se siguen?

Seguimos unos protocolos muy rigurosos para la aceptación de los donantes tanto a nivel psicológico, como de salud física y mental. Y se descartan numerosas enfermedades infecciosas y genéticas.

Si desea puede concertar una

Conoce a doctora Ana Fabregat
5 (100%) 3 votos