instituto bernabeuLas mujeres con reserva ovárica reducida (bajo recuento de folículos antrales y/o niveles bajos de la hormona antimulleriana) tienen un mayor riesgo de presentar una escasa respuesta a la estimulación hormonal y bajas tasas de embarazo durante los tratamientos de Fecundación In Vitro (FIV).

La DHEA (dehidroepiandrosterona) es una hormona esteroide que, según consideran los investigadores, podría incrementar las tasas de concepción durante un tratamiento de FIV al aumentar la respuesta ovárica a la estimulación. A pesar de que la hormona DHEA se produce de forma natural en nuestro cuerpo por la glándula suprarrenal, sus niveles disminuyen paulatinamente con la edad. Es por ello que los suplementos de DHEA han sido presentados como un medicamento anti-envejecimiento para paliar el impacto del paso del tiempo en los ovarios. Aunque su uso en tratamientos no esté autorizado en muchos países, tales como Reino Unido o España, sí se comercializa como un suplemento alimenticio y se puede obtener sin receta médica en muchos otros países, incluyendo Estados Unidos.

Hoy en día, a pesar del uso generalizado de la DHEA, los estudios clínicos y el conocimiento del que disponemos sobre sus efectos en la FIV son todavía limitados. La Colaboración Cochrane ha publicado recientemente una investigación en la que analizó los resultados de doce estudios sobre el uso de la DHEA y concluyó en que el uso de dicha hormona durante un tratamiento FIV puede estar asociado a un aumento de las tasas de nacidos vivos. Dichos resultados parecían indicar que las mujeres que iban con placebo o sin ningún tipo de tratamiento, y cuya probabilidad de nacimientos vivos se encontraba en un 12%, dicha tasa en caso de utilizar la DHEA se situaba entre un 15 y un 26%. Sin embargo, cuando dicho análisis se realizó incluyendo únicamente los estudios de mayor calidad, no se demostró existir beneficio alguno en el uso de la DHEA. A pesar de que los resultados relativos a los efectos adversos detectados al emplear dicha hormona fueron mínimos y de menor alcance, actualmente no existen pruebas suficientes para establecer conclusiones acerca de la seguridad de la DHEA.

Para poder contar con unas conclusiones definitivas sobre su uso, es necesaria la elaboración de estudios exclusivamente diseñados para dicho propósito. A día de hoy y hasta que no existan estudios más completos que aporten pruebas concluyentes, nuestra única recomendación es la toma de precauciones a la hora de emplear la DHEA en mujeres en las que se prevé o ha sido diagnosticada una baja respuesta ovárica.

Dr. Kanna Jayaprakasan, ginecólogo del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Ayuda la hormona DHEA a aumentar la respuesta ovárica frente a un tratamiento de fertilidad?
Valoración