Con más frecuencia de lo que sería deseable,  la prensa se hace eco de la desarticulación de redes de distribución ilegal de esteroides anabolizantes y lamentablemente en algunos casos se ven también involucrados deportistas de élite. Uno podría pensar que el uso de estas substancias está restringido a deportistas de alta competición o bien a culturistas, pero la realidad es bien diferente. La estética, el culto al cuerpo, el afán por llegar al verano con un cuerpo 10, mueve a jóvenes y no tan jóvenes a ingerir estos medicamentos para ganar masa muscular, ignorando los graves daños que pueden provocar sobre su salud.

Los anabolizantes son análogos sintéticos de la hormona denominada testosterona. Los deportistas al ingerirlos buscan sus efectos anabólicos, esto es, el aumento del tejido muscular y la disminución de la grasa corporal. En el testículo esta hormona controla la producción de espermatozoides. La ingesta masiva de testosterona produce efectos colaterales en el órgano genital masculino pues provoca una alteración que afecta a las células productoras de espermatozoides y que conduce a una reducción del volumen del testículo, descenso del número de espermatozoides en el eyaculado y una pérdida de la libido.

En las Clínicas de Fertilidad se detecta cada vez más un aumento en el número de varones con problemas reproductivos ocasionados por la administración de anabolizantes. Normalmente, el cese de la ingesta del fármaco corrige el problema de fertilidad pero en cualquier caso es preciso ponerse en manos de un especialista que debe valorar cada caso.

 Los efectos dañinos de los anabolizantes no sólo se limitan a la función reproductora, dificultando el embarazo, sino también puede provocar problemas de erección, un aumento del riesgo cardiovascular, problemas hepáticos, aumento de los niveles de colesterol en sangre, e incluso alopecia.

Dr. José Antonio Ortiz, biologo molecular del Instituto Bernabeu.

Para más información consulte nuestra web: www.institutobernabeu.com

Si desea puede concertar una

Anabolizantes y Fertilidad
5 (100%) 1 voto