Los genitales externos femeninos o vulva están formados por:

La patología que puede afectar a la vulva y por tanto precisar de cirugía, se puede dividir en 3 grupos:

  • Defectos anatómicos congénitos.
  • Patología adquirida.
  • Secundaria a agresiones.

Dentro de los defectos anatómicos congénitos destacan:

  1. Adherencias labiales: se produce la fusión de los labios menores en la línea media. Se recomienda el tratamiento quirúrgico en el caso de que interfiera con la micción o la menstruación.
  2. Himen imperforado: el himen está formado por una membrana sólida sin orificio. Se produce una acumulación de secreciones y en la adolescencia va a determinar la falta de la primera menstruación o amenorrea primaria junto con dolor abdominal bajo recurrente, por la acumulación de sangre menstrual.
  3. Tabique vaginal transverso o longitudinal.
  4. Hipertrofia de clítoris: secundario a una virilización por aumento de andrógenos.
  5. Labioplastia o reducción de Ninfas: probablemente sea una de las intervenciones más demandadas por la mujer en la actualidad. Los labios menores pueden aumentar de una forma importante, tanto genéticamente como facilitado por el embarazo y la menopausia. Además los nuevos hábitos de vida, como la depilación, el uso de ropa interior tipo tangas, el uso de pantalones y mallas más ajustados y con la cintura más baja así como la práctica de deportes como el ciclismo y el spinning, hacen que estos labios menores hipertróficos produzcan incomodidad, molestias con las relaciones sexuales o simplemente complejo. La intervención es sencilla, breve, con un postoperatorio poco molesto y se realiza bajo sedación. Los resultados estéticos son muy satisfactorios para las pacientes.

Dentro de la patología adquirida destacan:

  1. Quistes y abscesos de Bartholino: estas glándulas están situadas al inicio de la vagina y su función es producir moco para la lubricación vaginal. Si su conducto de salida se obstruye, el moco se acumula y forma un quiste, asintomático e indoloroso. Si este quiste se infecta, se producirá un absceso, con importante dolor, enrojecimiento y fiebre, requiriendo de un drenaje quirúrgico.
  2. Rotura del himen: puede producirse accidentalmente, tras caídas a horcajadas, o generalmente tras las relaciones sexuales. En algunas culturas esto puede suponer un problema para el normal desarrollo de la vida de la mujer, poder contraer matrimonio y llevar una vida normal, por lo que en estas ocasiones se realiza una reconstrucción himeneal.
  3. Condilomas vulvares: los condilomas son secundarios a la infección por el virus del papiloma humano (VPH), transmitido por contacto directo durante las relaciones sexuales. Los serotipos de VPH más frecuentemente implicados son el 6 y 11. El  tratamiento suele hacerse con preparados tópicos (imiquimod, podofilino) y en casos más severos o resistentes al tratamiento anterior, con láser.

La patología vulvar secundaria a agresiones, la dividimos en:

  1. Desgarros vaginales, perineales o himeneales: que se producen en las agresiones sexuales a niñas o adolescentes, y que van a precisar de un tratamiento quirúrgico corrector.
  2. Desgarros vaginales en el transcurso de las relaciones sexuales, bien fortuitamente o bien por el uso de juguetes sexuales. Suele asociarse a una hemorragia importante que va a precisar de sutura quirúrgica.
  3. Mutilación genital: se practica en muchos países africanos, algunos de Asia y Oriente Medio y en otros tantos accidentales donde han emigrado estas niñas. Se realiza por motivos culturales y religiosos, con el objetivo de que la mujer llegue más pura al matrimonio y que no pueda sentir placer sexual. Puede producir infecciones, hemorragias, intenso dolor, deformidades a nivel de la vulva, además de traumas psicológicos. Puede incluir desde la amputación del prepucio o capuchón del clítoris hasta la exéresis de los labios menores y mayores. Va a precisar en muchos casos de cirugía correctora para poder llevar una vida sexual digna, aunque sin duda lo más importante es evitar estas prácticas inmorales.

 

Si desea puede concertar una