Alrededor de 8 millones de personas en todo el mundo presentan problemas de infertilidad. El retraso de la concepción materna afecta aproximadamente al 15% de las parejas con deseo reproductivo. Pero sin duda, los factores masculinos leves/moderados que producen subfertilidad en la pareja se estiman en aproximadamente el 50% de los casos. Una revisión de Tremellen confirma que 1 de cada 20 hombres serán subfértiles (Tremellen, 2008).

Entre el 30% y el 80% de esta subfertilidad masculina tiene un origen debido a un estrés oxidativo sobre los espermatozoides. El estrés oxidativo ocurre cuando las especies reactivas del oxígeno (ROS) se imponen sobre las defensas antioxidantes naturales presentes en la muestra seminal y causan daño en las células reproductivas. Los niveles aumentados de ROS pueden deberse a diversos factores como ambientales (temperaturas elevadas, radiación electromagnética, pesticidas o polución), de estilo de vida (consumo de alcohol, tabaco, estrés, obesidad, dietas pobres), así como otros factores que incluyen infecciones, y enfermedades autoinmunes y crónicas.

Los antioxidantes que se encuentran de manera natural en el semen incluyen vitamina C y E, superóxido dismutasa, glutatión y tioredoxina. Estos antioxidantes eliminan los ROS y ayudan a equilibrar el estado celular. No obstante, se ha encontrado que los hombres subfértiles tienen menor concentración de antioxidantes en su semen que los fértiles (Tremellen, 2007). Por tanto, está más que justificado que una suplementación de la dieta con antioxidantes podría reducir el estrés oxidativo, mejorando la calidad seminal y solventando los trastornos reproductivos.

Recientemente este tema ha sido revisado y publicado por Showell y colaboradores en la prestigiosa revista “The Cochrane Library” (2011). Se analizaron 34 estudios, con un total de 2876 parejas que habían tomado o no antioxidantes orales en la dieta previamente a la realización de técnicas de reproducción asistida (TRA). Los resultados mostraron que el empleo de antioxidantes en la dieta de los hombres, se asoció de manera significativa con un incremento de la tasa de niño nacido vivo y de la tasa de embarazo tras TRA. Todavía queda por identificar cuál es el antioxidante que produce mejores resultados,

No sólo podemos hablar de una mejora en los resultados respecto a tasas de embarazo en general. El ahorro en el coste económico que supondría el tratamiento con antioxidantes en la dieta se estima que se reduciría en un 60% por cada embarazo, debido fundamentalmente a que se cuadriplicaría la tasa de embarazo obtenida de manera espontánea (Comhaire y Decleer, 2011).

Dr. Jorge Ten, Director Unidad Biología de la Reproducción del Instituto Bernabeu

Para conocer los próximos temas de nuestro foro, síganos en facebook