Una vez establecida la indicación de un tratamiento con ovocitos propios de la paciente las fases sucesivas son:

1.      Estimulación ovárica

2.      Recuperación de ovocitos

3.      Fecundación

4.      Observación de la división de los embriones y selección embrionaria

5.      Transferencia de embriones

6.      Prueba de embarazo.

1.- La estimulación ovárica de la paciente se realiza mediante la administración de dosis de hormonas que estimulan la función ovárica con la finalidad de conseguir un número adecuado de ovocitos. Las dosis de dichas hormonas se ajustan de forma personalizada según las condiciones de reserva ovárica de cada mujer. El control de la repuesta de cada paciente se hace mediante la realización de ecografías vaginales y, en algunos casos, determinación en sangre del estradiol (hormona sintetizada por el ovario). Durante la estimulación serán necesarias una media de 3 ecografías hasta verificar que el ovario está preparado para la recuperación de los ovocitos.

2.- La recuperación de los ovocitos se realiza a las 36h de la última dosis de medicación. Se utiliza una sedación corta y superficial, es decir, la paciente estará dormida durante unos 10-15 minutos. En ese corto periodo de tiempo y mediante una guía ecografía, se aspira el líquido acumulado en los folículos de los ovarios. Dicho líquido contiene los ovocitos que han ido madurando durante la estimulación hormonal. Se solicita la muestra de semen de su pareja o en casos determinados (mujer sin pareja masculina o en algunos casos de varones con  severas alteraciones del seminograma) se recurrirá a semen de donante. La paciente 2 horas después de la recuperación ovocitaria es dada de alta y deberá permanecer en reposo en domicilio incorporándose a su vida normal al día siguiente.

3.- El resultado de la fecundación (día 1 de vida embrionaria) se observará aproximadamente unas 18 h después. Sabremos entonces cuantos de los ovocitos han sido fecundados con normalidad, lo que es igual al nº de embriones.

4.- Después, cada día los embriones serán observados y se registrará  tanto la división embrionaria (nº de células) como datos importantes de la morfología. La calidad de cada embrión viene dada por la combinación de la división y la morfología.  Cada embrión tendrá un destino diferente. Habrá embriones de buena calidad, otros que se bloquearán y otros que llegarán al final pero con mala calidad.

5.- Finalmente, de 2 a 5 días después del día de la recuperación de ovocitos se programará la transferencia de embriones. Ésta se realiza con la ayuda de  una ecografía abdominal y  pasando un fino catéter  a través del cuello uterino, depositaremos  los embriones en el interior de útero. No requiere sedación, no es dolorosa y, de hecho, es muy similar a un control ginecológico de rutina.

6.- La prueba de embarazo se realiza entre 9 – 12 días después, según los casos, en sangre y el resultado se comunica a los pacientes ese mismo día. Si el resultado es positivo (embarazo) la paciente será citada 2 semanas después para realizar una ecografía que confirme la evolución del embarazo inicial.

El proceso previamente descrito tiene una duración equiparable a la de un ciclo ovárico (4-5 semanas). La media en días de estimulación ovárica (nº de días de administración de hormonas) es de 10. Durante ese periodo la paciente acude a una total de 5-6 visitas: 3 ecografías, recogida de ovocitos, transferencia y  test de embarazo en sangre. El único día en el que se recomienda reposo en domicilio es el día de la recogida de ovocitos, el resto del proceso es compatible con la rutina diaria de los pacientes.

Dra. Lydia Luque, ginecóloga del Instituto Bernabeu.

Para conocer los próximos temas de nuestro foro, síganos en facebook

Para más información consulte nuestra web: www.institutobernabeu.com