vaccination

Si la vacunación tiene una especial relevancia para la salud en general, se debe tener una especial consideración durante el periodo de concepción y embarazo, tanto para la protección de la mujer como del feto y recién nacido, al que se le confiere inmunidad a través de la placenta.

Durante el embarazo la mujer tiene una mayor susceptibilidad frente a las infecciones, debido a que el sistema inmunológico se debilita, pudiendo llegar por ello, en algunos casos, a afectar en el crecimiento del bebé. Por lo tanto, resulta muy importante la inmunización durante el embarazo para proteger tanto a la madre como al feto.

La gripe o influenza, afecta al 11% de las mujeres embarazadas y supone un mayor riesgo de complicaciones y enfermedad severa. La vacunación antigripal durante un tratamiento de reproducción asistida y el embarazo está, por tanto, recomendada. Si usted está embarazada, póngase en contacto con un obstetra si presenta uno de los siguientes síntomas:

  • Congestión nasal
  • Dolor de cabeza y/o corporal
  • Dolor de garganta o tos
  • Escalofríos
  • Fatiga o cansancio generalizado
  • Fiebre

La vacuna antigripal es segura y eficaz para la madre, permite la transferencia pasiva de anticuerpos al bebé que le protegen frente a la gripe, incluso durante varios meses después de nacer. Esto es especialmente importante si el bebé va a nacer durante el invierno, ya que los menores de seis meses no pueden recibir la vacuna.

La vacuna que deben utilizar las mujeres embarazadas es la antigripal inactivada que contiene virus inactivos y no pueden en ningún caso causar la gripe tras su administración. La vacuna nasal en aerosol está contraindicada por contener virus influenza vivos atenuados.

La temporada de vacunación frente a la gripe está comprendido entre los meses de octubre a mayo. Pudiendo ser antes si existen factores de riesgo como enfermedad crónica cardiovascular y/o respiratoria.

Los beneficios de la vacunación antigripal en los tratamientos de fertilidad y durante el embarazo incluyen:

  • Menor incidencia de gripe materna
  • Menor incidencia de complicaciones de la gripe materna
  • Disminución de muerte fetal intrauterina
  • Disminución de fetos con bajo peso al nacer
  • Menor incidencia de parto prematuro
  • Protección de lactantes en sus primeros seis meses de vida

RECOMENDACIONES DE OTRAS VACUNAS

Se recomienda también la administración de la vacuna triple vírica (difteria, tétanos y tosferina) a las mujeres embarazadas, preferentemente entre las 27 y 36 semanas de gestación, para obtener una mejor inmunización tanto de la madre como del feto.

No se recomienda la vacunación con virus activos tales como la vacuna antigripal activa, sarampión, rubeola, varicela o BCG (tuberculosis) en mujeres embarazadas. Si se hubieran recibido se recomienda esperar al menos 1 mes antes del embarazo o tratamiento de fertilidad.

Mantener unos buenos hábitos de inmunización mejorará la salud de la madre y el niño en las etapas perinatal, neonatal y postnatal.

CONCLUSIÓN

Consideramos muy recomendable la vacunación frente a la gripe durante el embarazo no solamente por ser segura para la salud, sino también por la protección frente al curso grave de los síntomas de la gripe, tanto a las mujeres embarazadas como a los lactantes en sus primeros meses de vida.

BIBLIOGRAFIA

  • Pediatric Annals. Vol.48,No.7,2019
  • BMJ 2019,366:4454doi10.1136/bmj
  • The American College of Obstetricians and Gynecologist  , Patient Education.
  • World Health Organization (WHO) – Documento de posición de la OMS sobre las vacunas antigripales – WER, 19 de agosto de 2005.

Ana Pérez y Vicente Ruizenfermeros del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Valoración