La Biblia (Torah), nos enseña que Dios creó el mundo en 6 días; en el último creó al hombre y a la mujer y les dio un mandamiento: creced y multiplicaos (Genesis 1:28) que debe ser obedecido por encima de consideraciones personales o económicas. Cada uno de los aspectos de la vida de los judíos ortodoxos está estrictamente regulado por una recopilación de normas y mandamientos. (Halacha).

Respecto a la Medicina Reproductiva son los siguientes:

  • La masturbación se considera un pecado, por ello, la evaluación de la calidad seminal se puede llevar a cabo en un Test Postcoital, observando en el microscopio la presencia de espermatozoides horas después de la relación sexual.  Así mismo, muchos rabinos permiten el estudio del semen basado en coito con preservativo, sin espermicida y perforado, lo que permitiría el embarazo evitando el coito interruptus.
  • Tiempo de impureza. Teóricamente la relación sexual se permite a partir del 8º día del ciclo menstrual.  Sin embargo, el Talmud la retrasa hasta que se cumplan 7 días tras el cese completo del flujo menstrual. En la tarde del día séptimo, la mujer debe llevar a cabo el baño ritual de purificación (‘Mikve’), lo que puede conllevar retrasar la relación sexual por encima del momento ovulatorio y en el caso de la fecundación in vitro FIV. (Reichman et al., 2013).
  • La congelación de semen está permitida, así como la Inyección intraovocitaria de espermatozoide (ICSI)
  • El estudio genético del embrión para evitar la trasmisión de enfermedades hereditarias está permitido y es ampliamente aceptado, dada la mayor prevalencia de ciertas enfermedades genéticas entre los creyentes.
  • Respecto a la donación de ovocitos, hay que tener presente que el hijo de mujer judía es judío, lo que implica que el origen del ovocito, no es factor a tener presente y por ello se permite.
  • No se llevarán a cabo los procesos de laboratorio, ni los sábados, ni otras fiestas señaladas.

Valoración “Halacha”

La mayoría de las autoridades ‘Halacha’ bendicen y apoyan el desarrollo de las Técnicas de Reproducción Asistida, para cumplir el mandamiento del Génesis. Y aún más, animan a las parejas a recurrir a las mismas e incluso se ha creado un rabinato especializado, que también ofrece la posibilidad de supervisión personal de todos los procedimientos de laboratorio, por parte de una mujer ortodoxa especialmente formada para ello.

El Instituto Bernabeu, respeta escrupulosamente todas las normas y mandamientos anteriores, y pone a disposición de las parejas judías pruebas diagnósticas, tratamientos y Técnicas de Reproducción Asistida conformes a los mismos.

Dr. Rafael Bernabeu, Ginecólogo Director de Instituto Bernabeu

Si desea puede concertar una

Medicina reproductiva para pacientes judíos
2.4 (47.5%) 8 votos