Según la Organización mundial de la salud (OMS), hoy en día entre un 10-15% de las parejas presentan problemas de fertilidad, y en el 30-35% de los casos la causa de infertilidad es masculina. Cómo mejorar la calidad del semen, es por tanto, una de las principales preocupaciones de la pareja con problemas reproductivos.

Tabaco y calidad seminal 0

La baja calidad seminal puede deberse a alteraciones hormonales o genéticas, pero la mayoría de las veces es de causa multifactorial y desconocida. Entre los múltiples factores que influyen de forma negativa en la calidad seminal se encuentran condiciones patológicas como criptorquidia, varicocele, procesos inflamatorios, infecciones del tracto genital, cáncer, episodios febriles o estrés, y factores ambientales tóxicos como contaminación o tabaquismo.

Uno de los agentes que podría afectar de forma negativa a la espermatogénesis y que más preocupa hoy en día es el tabaco. Aproximadamente un 37% de varones en edad reproductiva son fumadores, siendo Europa una de las principales regiones consumidoras de tabaco según la OMS. Las sustancias tóxicas que contiene el tabaco pueden afectar al desarrollo y la función del espermatozoide, y tener un efecto negativo en los parámetros seminales. Por ello en los últimos años se ha investigado mucho acerca del efecto de este tóxico sobre la capacidad reproductiva y en especial sobre la calidad seminal en el varón.

En un estudio publicado recientemente en una importante revista internacional (Sharma et al., 2016) se llevó a cabo una extensa revisión para determinar si el consumo de cigarrillos afecta a los parámetros seminales. Se revisaron 20 trabajos con 5865 participantes en total. La exposición al tabaco se asoció con un recuento espermático, motilidad y morfología menores, y se observó que esta asociación era mayor a mayor consumo de cigarrillos, confirmando así el efecto negativo del tabaco en los parámetros seminales convencionales.

Aunque todavía no se conocen los mecanismos exactos por los cuales el tabaco perjudica la calidad de los gametos masculinos, su consumo se ha asociado en los varones con alteraciones en los niveles de hormonas como la estrona y el estradiol. Además de disminuir la concentración y motilidad espermática, estudios recientes sugieren que los componentes del tabaco producen un aumento de la fragmentación del ADN contenido en la cabeza del espermatozoide. El incremento en las roturas del ADN espermático puede tener un impacto negativo en los resultados de las técnicas de reproducción asistida. Hay estudios que lo asocian a una disminución de las tasas de fecundación e implantación, y a un aumento de las tasas de bloqueo embrionario y aborto.

Por otra parte, se ha demostrado que en los varones fumadores aumenta la concentración de radicales libres (estrés oxidativo) en tejidos como el testículo, lo cual se podría traducir a su vez en una mayor fragmentación del ADN espermático y también en una mayor muerte celular.

Teniendo en cuenta estos factores, evitar la exposición a tóxicos como el tabaco ayudará a mejorar la calidad del semen, además de contribuir sin duda a un mejor estado de salud.

Dra. Ruth Morales, bióloga del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

Tabaco y calidad seminal
5 (100%) 1 voto