Dentro del ovario se encuentran unas estructuras denominadas folículos que contienen los ovocitos u óvulos. Cuando una paciente se somete a un tratamiento de fecundación in vitro (FIV) uno de los datos más relevantes es la reserva ovárica, la cual valoramos mediante el recuento de folículos antrales (folículos capaces de responder a hormonas durante la estimulación). Esta información es imprescindible para poder prever el número de ovocitos que obtendremos tras la estimulación ovárica. Después de una valoración ecográfica y de los niveles hormonales el ginecólogo decide el momento en que se debe desencadenar la ovulación de la paciente.

Instituto Bernabeu

El día previsto para la ovulación es el mismo en el que se realiza la punción ovárica. En este procedimiento se aspiran los folículos previamente estimulados y se obtiene el número total de ovocitos. El ovocito es recuperado en un complejo llamado cúmulo-corona-ovocito formado por las células de granulosa, células que sustentan al ovocito  y el propio ovocito.

Para que un espermatozoide pueda fecundar un ovocito éste debe haber sufrido una serie de cambios que favorecen la denominada madurez ovocitaria. Dichos cambios son imprescindibles ya que sólo los ovocitos maduros pueden ser fecundados.

El proceso que sufren los ovocitos varía en función de la técnica de fecundación  utilizada, FIV convencional o ICSI (microinyección intracitoplasmática de espermatozoides). En una FIV convencional el complejo cúmulo-corona-ovocito es directamente inseminado con el semen previamente procesado simulando el proceso que ocurre de forma natural en las trompas. En este caso se desconoce el estado de madurez del ovocito ya que las células de la granulosa lo recubren  impidiendo obtener información detallada al microscopio.

Cuando la técnica a realizar es una ICSI los ovocitos se liberan de las células de la granulosa que los recubren  permitiendo al embriólogo la valoración de la madurez ovocitaria al microscopio. En el caso de ovocitos maduros, se observa una estructura denominada corpúsculo polar. Esta estructura nos informa de que el ovocito ha alcanzado el estado de madurez nuclear,  pero no nos da información  del estado de madurez citoplásmico, factor de igual importancia.

¿Qué es un ovocito maduro? 1

Es importante destacar que el hecho de que un ovocito sea maduro (presente un corpúsculo polar) no implica que vaya a ser fecundado. Simplemente es un candidato ya que la fecundación depende de multitud de factores como la calidad ovocitaria y/o seminal.

Ivan Ochando, biólogo del Instituto Bernabeu.

Si desea puede concertar una

¿Qué es un ovocito maduro?
5 (100%) 1 voto